Menores de edad continúan siendo carne de cañón para los grupos armados en Colombia

Menores de edad continúan siendo carne de cañón para los grupos armados en Colombia

Abril 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Menores de edad continúan siendo carne de cañón para los grupos armados en Colombia

El Icbf hizo un llamado a que las familias de las víctimas de reclutamiento infantil se acerquen a las autoridades ya que solamente 2% de estos casos son denunciados ante las autoridades.

Las autoridades dicen que hay 18.000 niños en las filas de bacrim y guerrilla. Farc, mayor reclutador.

El testimonio dado la semana pasada por un indígena menor de edad reclutado por las Farc en el que cuenta que fue obligado a cargar partes de cadáveres para “acostumbrarse a la muerte”, encendió de nuevo las alarmas acerca del uso de niños por parte de grupos armados ilegales para combatir en el conflicto armado colombiano.Las autoridades coinciden: las dificultades de acceso a muchas zonas apartadas del país y el temor a denunciar impiden enfrentar con mayor contundencia ese delito. Según datos del Gobierno y las autoridades en las regiones, las Farc sigue siendo la mayor reclutadora de menores en el país, seguidas de las bandas criminales.Diego Molano Aponte, director nacional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, asegura que 18.000 menores están en poder de grupos armados ilegales como guerrilla y bacrim.Según el directivo, “esta práctica, violatoria de los derechos humanos, se perpetra en al menos 122 municipios del país”. Los departamentos de Guaviare y Meta son los más afectados por este flagelo.El defensor del Pueblo, Jorge Otálora, advirtió sobre el reclutamiento que los frentes 16 y 44 de las Farc estarían realizando en 23 municipios de Vichada y Guainía, por medio de arengas y ofrecimientos económicos.De acuerdo con un informe de la Defensoría del Pueblo, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en zonas de conflicto armado viven en permanente riesgo de ser reclutados de manera ilegal por los grupos armados, por la agobiante realidad, “por razones asociadas a la marginalidad y la pobreza, la violencia intrafamiliar, los malos tratos, la presencia de grupos armados ilegales y en general por la falta de condiciones para el ejercicio pleno de sus derechos”. Las Farc son el grupo ilegal de mayor incidencia en la comisión de ese delito (72%), seguido por las AUC y las bacrim, que son responsables del 28 % de los casos reportados.El año pasado las autoridades de infancia y adolescencia lograron rescatar de las filas de estos grupos armados a 125 niños, niñas y adolescentes (90 de las Farc, 16 del Eln, 16 de las Bacrim y 2 del EPL).En los últimos 14 años, el Bienestar Familiar ha logrado desvincular de la guerra a 5.000 menores. Sin embargo, el riesgo de reclutamiento forzado está latente en departamentos como el Cauca, Chocó, Antioquia, Arauca, Meta y otras regiones.La grave situación en el suroccidenteDe los 42 municipios que tiene el Valle del Cauca, 15 están afectados por el reclutamiento de menores por parte de la guerrilla de las Farc. Cali, Pradera, Florida, Buenaventura, Tuluá y Palmira son las zonas mas afectadas por este flagelo. En el Cauca son 22 los municipios.La Unicef indicó que en este departamento hay 81.649 menores de 18 años en alto riesgo de ser reclutados o víctimas de desplazamiento por esa causa. De acuerdo con datos de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, el municipio de Morales, en el Cauca, es uno de los más golpeados por el reclutamiento ilegal de niños.El 69% de los menores llevados a la guerrilla en Cauca provienen de zonas rurales, sin embargo, un informe de la politóloga Natalia Springer, realizado en conjunto con el Icbf, revela que en los últimos cuatro años el reclutamiento en cabeceras urbanas ha aumentado en 17% en todo el país. Según ese informe, en este momento el 84% del total de menores reclutados hacen parte activa de combates.Por esta razón 3000 menores han sido víctimas de minas, 400 de masacres y más de un millón y medio afectados por el desplazamiento. Además, los niños son utilizados para realizar actividades bélicas o funciones de apoyo como guías, informantes, estafetas, para preparar y colocar explosivos y para servicios sexuales.Reportes del Icbf indican que las víctimas son enlistadas alrededor de los 12 años y, aunque la mayoría son varones, el reclutamiento de niñas también aumenta de manera precipitada, con el 43% de los casos. Estos menores provienen de los sectores más deprimidos del campo y las ciudades, por lo que en ocasiones se enlistan de manera voluntaria como única salida a las necesidades que padecen.El Icbf emitió un comunicado en el que pide que se desarrolle en el país una política de Estado para evitar el reclutamiento de menores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad