Más de 2 mil mujeres maltratadas y abusadas sexualmente en el Valle este año

Más de 2 mil mujeres maltratadas y abusadas sexualmente en el Valle este año

Noviembre 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Más de 2 mil mujeres maltratadas y abusadas sexualmente en el Valle este año

En marzo pasado en los cuatro años del feminicidio contra Rosa Elvira Cely, hicieron un jardín en el Parque Nacional, centro de Bogotá, donde murió para pedir Ni una más.

El Valle es una de las regiones más afectadas por violencia contra la mujer. Ayer murió una empleada, agredida en octubre en Cali.

En 2012 su nombre fue Rosa Elvira Cely. Una mujer de 35 años, que fue violada, torturada, empalada y asesinada en los Cerros Orientales de Bogotá. Su caso conmocionó a Colombia y llevó a que se creara una ley de feminicidios. Cuatro años después, su nombre es Dora Lilia Gálvez, de 44 años, quien se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Buga.  Fue violada, torturada y empalada en una casa de esta población.

Pero en estos años también se ha llamado Diana Ximena Castañeda, de 21 años, quien sobrevivió en el 2013 un ataque de 95 puñaladas en Ansermanuevo y meses después su cadáver fue encontrado desmembrado. Estaba embarazada de cuatro meses.

En 2014 se llamó Estefany. Fue violada y empalada en Bello, Antioquia. Sobrevivió y hace poco tiempo relató su historia en un programa de televisión. En 2015  su nombre fue  Jennifer García, asesinada a golpes por su expareja en Cali.

Rosa Elvira. Diana Ximena. Jennifer. Y ahora Dora Lilia son los nombres de un flagelo que no solo golpea a Colombia sino a otros países de Latinoamérica, que se han unido en repetidas ocasiones para marchar y  pedir no más  violencia contra la mujer.

Precisamente ayer, mientras en las redes sociales se volvía tendencia el hashtag #TodasSomosDoraLilia, en Cali se conocía un nuevo caso de violencia contra la mujer. Esta vez su nombre fue Marcelina Ibargüen, quien  falleció en la madrugada en una clínica de la ciudad. Ella, una empleada doméstica, procedente de Chocó, había sido estrangulada y golpeada el 21 de octubre pasado. 

“Cada año se registran más de 19.000 casos de violencia sexual contra mujeres.En promedio cada día cuatro mujeres son víctimas de feminicidio.El 90% de los casos de feminicidios están en la impunidad. Cada día 22 niñas son víctimas de abuso sexual”.

Estas cifras fueron dadas en un comunicado por la Mesa por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencias, en el que  rechazaron “todas las diversas violencias a las que fue sometida Dora Lilia Gálvez el pasado 6 de noviembre y que hoy la tienen al borde de la muerte. Exigimos a las entidades correspondientes pronta investigación, acceso a la justicia y garantías para ella y su familia”.

A los mensajes que exigen justicia y que piden frenar la  senadora Teresita García, que solicitó “a las autoridades competentes que den con el paradero del agresor y se aplique todo el peso de la ley, es inadmisible que este tipo de situaciones sigan sucediendo, la violencia contra la mujer no puede seguir siendo una noticia”.

Y recordó que, según  el Instituto  de Medicina Legal, en lo que va del 2016 se han presentado 27.681 casos de abuso contra las mujeres en Colombia, siendo Bogotá y el Departamento del Valle donde más casos se presentan.

Ayer, la recompensa por información del autor o autores del crimen de Dora Lilia ascendió a $30 millones.

“A los $20 millones que ofreció la Gobernación le sumamos otros $10 millones para quien nos entregue información de las personas que cometieron este hecho que indigna a Guadalajara de Buga”, anunció Julian Andrés Latorre Herrada, alcalde de este municipio.

Añadió que le pidió a las autoridades que reforzaran la seguridad de la unidad de cuidados intensivos del Hospital San José de Buga, donde la mujer permanece recluida en grave estado de salud. “También le pedí al comandante que aumentara patrullajes por el hospital”, agregó.

Franci Elena Gálvez,  hermana de Dora Lilia, ha denunciado la agresión contra su hermana. Esta mujer también pidió protección a las autoridades para que vigilen el hospital donde está internada. “Nos han dicho que dos hombres han venido a preguntar por ella, pero no los han dejado entrar”, agregó. 

Según el Hospital San José, Dora Lilia llegó al centro médico con traumatismos en varias partes de su cuerpo; trauma craneoencefálico severo; sangrado cerebral; trauma de tórax y abdomen; lesiones en su vagina; trauma de tejidos blandos; quemaduras múltiples de grado I-II; falla respiratoria e intoxicación por algún tipo de droga o sustancia.

En el Valle del Cauca, de acuerdo con cifras de la Fiscalía, este año se han presentado 2047 casos de violencia y abuso sexual contra las mujeres, una cifra que preocupa a las autoridades.

Debido al alto número de casos, 1302 ocurridos en Cali, la Gobernación del Valle   delegó un equipo de seis funcionarios para que trabajen conjuntamente con las autoridades para frenar e investigar la violencia contra la mujer.

Hasta el momento, según la Gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, en la región han sido asesinadas 124 mujeres. Ayer la cifra aumentó a 125 con la muerte de María Marcelina. 

La Fiscalía indicó que solo en Cali este año, se han presentado 14 feminicidios y 14 tentativas. En el resto del Valle la cifra es de dos.

Entre los casos se encuentra el de Valeria Domínguez, una joven estudiante de 18 años, cuyo cuerpo fue hallado el pasado 8 de octubre en el callejón conocido como La Báscula, en el corregimiento de El Bolo, en Palmira.

El cadáver de Valeria estaba semidesnudo, cubierto con hojas, escondido en un guadual, y presentaba una lesión en el pómulo derecho, al parecer ocasionada con un objeto contundente. Los informes forenses de necropsia realizados por peritos de Medicina Legal confirmaron que había sido abusada sexualmente y registraba hematomas en la cabeza y el rostro.

Un misterio, el caso Marcelina

La Sijín de la Policía Metropolitana de Cali investiga la agresión contra María Marcelina Ibargüen, de 40 años, quien  falleció en la  madrugada de ayer en la clínica, donde se encontraba internada desde el 21 de octubre pasado.

La mujer fue golpeada y asfixiada en un apartamento del barrio Santa Teresita, donde trabajaba como empleada doméstica. El propietario de la casa la encontró en un cuarto donde están los cables de la electricidad.

La mujer presentaba  señales de asfixia mecánica y golpes. Aunque en un primer momento se presumió que había sido víctima de abuso sexual, los médicos lo descartaron.

Uno de los porteros del lugar le manifestó a las autoridades que la señora estaba cuidando la casa y  el propietario del apartamento  la encontró.

“Ese día ingresaron unos hombres haciéndose pasar como operarios de una empresa de servicio público, luego se supo que no eran. Lo extraño es que no se robaron nada del apartamento ni de ningún lugar de la edificación”, explicó uno de los investigadores.

Las autoridades tratan de establecer qué pasó pero aún no tienen evidencias, ya que el edificio, no tenía cámaras de seguridad.

María Marcelina trabajaba como interna en el apartamento, era madre de dos hijos, que vivían en Chocó, de donde era oriunda. Y en Cali solamente tenía como familiar  a una hermana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad