Madre de colombiana asesinada en España viaja por sus restos

Junio 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Madre de colombiana asesinada en España viaja por sus restos

Benicia Tuirán viajó a Bogotá a pedir la visa para seguir a Bilbao y traer los restos de su hija Jenny.

Benicia Tuirán, madre de Jenny, la colombiana asesinada en Bilbao por un falso monje shaolín, pidió a las autoridades que se investigue a la expareja de Jenny.

Benicia Tuirán, la madre de la colombiana asesinada en Bilbao (España) por un falso monje shaolín, empezó su periplo para rescatar sus restos. Viajó el miércoles anterior a la capital del país, en compañía de su hija Yira, para adelantar los trámites de la visa y así poder llegar a España para traer los restos de Jenny Rebollo Tuirán, asesinada en el interior de un gimnasio yoga. Del crimen de la estilista está sindicado Juan Carlos Aguilar, administrador del gimnasio. Sin embargo, los familiares de Jenny han pedido a las autoridades en Bilbao que también investiguen al excompañero sentimental de ella. “Estoy haciendo los trámites para la visa a España y así poder llegar a Bilbao. Me tienen que poner unos sellos a unos documentos que me pidieron”, dijo la atribulada madre, quien no ha parado de llorar pues advierte que jamás pensó llegar a España a buscar los restos de su hija, quien hace 13 años partió de Montería, con el fin de superar el dolor que le había producido la temprana muerte de su hijo de seis años, quien fue arrollado por un vehículo frente al centro comercial Alamedas de Montería. La madre de Jenny viajó con su hija Yira, quien la acompañará en los trámites para traer el cadáver cremado y hacerle las correspondientes honras fúnebres. “Queremos investigar cómo va el caso de la muerte de mi hermana, ver a nuestro sobrino, tocarlo, acariciarlo, conocerlo muy bien y durar un tiempo, aunque sea corto, con él”, indicó Yira, aduciendo que lo que esperaban de su hermana era que volviera a Montería a compartir cosas lindas con la familia y los amigos. Como se recordará Jenny era la dueña del Corte Inglés, peluquería que quedaba en el centro comercial de la capital monteriana y desde que viajó a España se dedicaba a las labores de belleza, oficio que practican todas sus hermanas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad