Luego de Sodoma, ¿qué caminos les quedan a las Farc?

Luego de Sodoma, ¿qué caminos les quedan a las Farc?

Septiembre 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencias y Redacción de El País

Mientras algunos analistas creen que la guerrilla de las Farc continuará sus acciones militares, otros piensan que está próximo el momento en que se sienten a negociar con el Gobierno Nacional.

Un panorama que fluctúa entre las desmovilizaciones masivas, diálogos y la rendición total de las Farc o una profundización de la guerra en la que se buscaría doblegar militarmente a esta guerrilla es el que anticipan analistas del conflicto armado, tras la muerte del ‘Mono Jojoy’. En lo que parece existir consenso es en que el Gobierno no debe bajar la guardia en su propósito de continuar golpeando militarmente a las Farc, sea cual sea el desenlace de esa ofensiva. El ex ministro del Interior Carlos Holguín Sardi fue enfático en afirmar que “yo no me hago ilusiones con que las Farc cambien esa manera sanguinaria de llevar la guerra. No espero nada distinto a que el Gobierno siga golpeándolos hasta acabarlos militarmente”. Los analistas consideran previsible que con la muerte de ‘Jojoy’ se produzcan cambios en las estrategias de las Farc. Una de estas sería el tema de los secuestrados y la otra la negociación, pero sin rendición.De hecho, con el inminente debilitamiento militar de las Farc, muchos esperan que toda la organización se dirija hacia una salida negociada al conflicto, pero temen que se generen divisiones al interior de esa guerrilla. Frangey Rendón, gestor de paz del Valle, reconoce que ‘Cano’ y su segundo en el Valle, ‘Pablo Catatumbo’, son de la línea que busca una salida política al conflicto. “Sin embargo, la dificultad que enfrenta el máximo jefe de las Farc (Cano) para hacer prevalecer esta idea en el movimiento, es que hace apenas dos años le fue legada por ‘Manuel Marulanda’ una estructura monolítica y una parte de ella considera que la guerra de guerrillas es su única opción para llegar al poder”. Rendón agregó que ‘Cano’ tendrá que ser muy cuidadoso para lograr el consenso necesario dentro del grupo frente a esta idea y evitar una división que pondría en riesgo los 50 años de lucha revolucionaria. Juan Carlos Esguerra, ex ministro de Defensa, piensa por el contrario que las Farc intentarán por un tiempo más su lucha armada, pero que tendrán que admitir finalmente que están derrotadas y que llegará el momento en el que no les quedará otro camino que sentarse a la mesa a negociar.“Eso es lo que más les conviene. Porque la otra alternativa es que terminen extinguidas y no creo que eso es lo que quieran. Lo que no veo próximo es que se sienten a negociar, al menos en los próximos dos años, ojalá me equivoque, pues ni el Gobierno acepta sus condiciones ni ellos las del Ejecutivo. Otro que coincide en que este grupo armado insistirá en dar la lucha, con una ofensiva en los próximos días que demuestren que están vivas, es el ex diputado del Valle y ex secuestrado Sigifredo López. “Es probable que en las próximas semanas las Farc ataquen con bombas en zonas urbanas o con emboscadas a la Fuerza Pública, pero en menos de un año van a entender, golpe tras golpe, que deben cumplir con las condiciones que la sociedad colombiana les exige y que deben entregar a todos los secuestrados que tengan en su poder”. López agregó que si la guerrilla cumple con esto, se generaría una mesa de negociación en la que “podremos tener una solución política a este conflicto de tantos años”. PropuestasEl director del Partido Liberal y ex ministro de Defensa Rafael Pardo, propuso ayer un programa de desmovilización y reintegración masivo para los miembros de las Farc. “Se trata de un gigantesco programa de desmovilización, reintegración y vinculación a la vida civil de grupos armados que quieran dejar la lucha armada”, recalcó el dirigente.Pardo sostuvo que la propuesta será lanzada el próximo martes en el Congreso para que sea incluida en el proyecto que amplía la ley de vigencia del orden público. Subrayó que debe haber garantías y seguridad para que aquellos que dejen la vida subversiva tengan espacios en la sociedad. Al respecto la senadora Piedad Córdoba recalcó en que “hay que sentarse para que se definan mutuamente las acciones a seguir, la entrega de los cautivos y el diálogo sobre temas políticos. El aplastamiento de estos puntos no fortalecerá la democracia”, declaró la Senadora en su página de internet. En ese punto estuvo de acuerdo el ex presidente Ernesto Samper, para quien sería un error que el Gobierno Nacional busque el total exterminio de la organización subversiva. Sin embargo, ante la continuidad de las operaciones militares por parte de las Fuerzas Armadas también cabría esperar que la guerrilla, desesperada y acosada, decidida rendirse, cosa que para muchos es poco probable. Pero de darse tal situación ya existen alternativas. El alto consejero presidencial para la Reintegración, Alejandro Eder, indicó que la Ley de Justicia y Paz contempla penas entre cinco y ocho años dependiendo de la sentencia que reciba la persona, pero siempre y cuando colaboren con la justicia. Por eso hizo un llamado a alias Alfonso Cano para que se acoja, junto con otros mandos, a los beneficios de esta ley. Entre los 352 guerrilleros postulados actualmente a Justicia y Paz se encuentra alias Karina, la jefe del frente 47 que se entregó al Gobierno. El Alto Consejero aseguró que el Gobierno tiene todo dispuesto para acoger a los guerrilleros que decidan abandonar las filas tras el golpe contra alias el Mono Jojoy.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad