Los socios claves de las Farc en el narcotráfico

Los socios claves de las Farc en el narcotráfico

Octubre 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:

Según la Policía, la guerrilla participa en el cultivo de droga, cuidado de laboratorios y el tráfico internacional. Los tres correos hallados en los computadores de ‘el Mono Jojoy’ en los que se refiere con frecuencia a negocios de droga hacen parte de las evidencias.

Vea el mapa donde las Farc tienen influencia con cultivos ilícitosLos tres correos hallados en los computadores de ‘El Mono Jojoy’ en los que se refiere con frecuencia a negocios de droga hacen parte de los cientos de evidencias que tienen las autoridades sobre los vínculos entre las Farc y el narcotráfico. La relación de la guerrilla no es solamente con ‘El loco Barrera’, como pensaban las autoridades. En la lista de sus socios en embarques de droga se suman los capos Luis Enrique y Javier Antonio Calle Serna, conocidos como ‘Los Comba’, así como con Pedro Olivero Guerrero Castillo, alias ‘Cuchillo’.Paradójicamente, ‘Cuchillo’, ex paramilitar, había sido enemigo de esta guerrilla. Pero, como lo asegura el general Jairo Herazo, “las Farc se convirtieron en un cartel que se alía con el mejor postor”. Según la Policía, actualmente un 70% de las actividades de las Farc está dedicado a su financiamiento a través del narcotráfico, en todos los eslabones de la cadena: desde el cultivo, los laboratorios de base para el procesamiento de la cocaína, hasta el tráfico de las sustancias químicas que utilizan.“Que se hayan dedicado casi de manera exclusiva al narcotráfico significa un debilitamiento de su ideología, pero lo que pretenden es tratar de mantener ante el país y la comunidad internacional la imagen de que siguen defendiendo una causa”, asevera el coronel Henry Gamboa Castañeda, jefe del Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos y subdirector (e) de la Dirección Antinarcóticos de la Policía.El oficial agrega que “han perdido todo el apoyo popular pero con el narcotráfico se hacen bastante fuertes y mantienen una capacidad militar y de desestabilización en algunas regiones del país”.Lo que buscan, de acuerdo con el coronel Gamboa, es crear alianzas en zonas donde hay cultivos ilícitos. En el caso de Barrera, en los departamentos del Meta y Vichada.En uno de los correos, fechado el 12 de octubre del 2009, se dice: “Traficante Barrera el ‘Loco’ nos informa y pregunta a través de correo por medio de Gentil, comandante del Frente 7. Nos ha mandado 24 fusiles M16 y 200.000 tiros de varios calibres. Fue el que llevó unas armas de Panamá al occidental hace unos años”.‘El Loco Barrera’ también tiene una alianza con el denominado Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia, Erpac, que lidera alias ‘Cuchillo’ en los Llanos Orientales y, según fuentes de la Policía, existe un acuerdo con las Farc para obtener recursos “sin que se comprometa el dominio territorial”.En el área donde opera ‘Cuchillo’ están los frentes 7, al mando de ‘Gentil Duarte’; el 39 y el 44, de ‘Albeiro’; el 43, de ‘John 40’, y el 16, al mando de ‘Guillermo Cochornea’.En el 2006, de acuerdo con un informe de la Corporación Nuevo Arco Iris, existía “un pacto de no agresión” entre ‘Cuchillo’ y los frentes 43, 27 y 39 de las Farc. Dos años más tarde, la organización del otrora paramilitar era autosuficiente, hubo algunos combates y el pacto se deterioró.“Toda alianza delictiva tiene un fin netamente económico, así que no perduran en el tiempo. En la medida que obtienen innumerables recursos empiezan las peleas internas y ahí es donde se generan inconvenientes y cada cual empieza nuevamente por su lado”, explicó el coronel Gamboa.El oficial indicó que las Farc se han venido especializando. “Hay algunos frentes dedicados específicamente a la siembra y el cultivo de coca, como el Frente 15 (Caquetá). Otros frentes se han dedicado exclusivamente al tráfico, transporte y distribución de drogas y otros en la ubicación de laboratorios para el procesamiento de las mismas”.“Un ejemplo es el Frente 16 que por allá en el Vichada se ha especializado en la producción del alcaloide, la transformación de la base en el clorhidrato de cocaína”, agregó el alto oficial.Los nexos con ‘Los Comba’En otro correo aparecido en el computador de ‘Jojoy’ y fechado el 12 de agosto del 2009, Pablo (Catatumbo) y Alfonso (Cano) cuentan al secretariado que “el señor ‘Comba’, narcotraficante jefe de ‘Los Rastrojos’, a través de un frente en Occidente, ha hecho llegar esta propuesta: Parar la guerra y establecer un acuerdo para pagar el impuesto que le corresponde. Nos entregaría un guerrillero que tiene detenido en el Cauca. Parece oportuno poder precisar los términos del pago de impuestos y analizar cómo sería concretamente el tema de no echarnos tiros”.“Ahí lo que están hablando es de uniones para tener acciones contra un actor y para que ellos no se disputen la guerra, pero no más”, asevera el investigador de la Corporación Nuevo Arco Iris, Ariel Ávila.‘Los Rastrojos’ coinciden a nivel territorial con la columna móvil Daniel Aldana en Nariño (Tumaco, Barbacoas y Ricaurte), con el Frente 29, en el mismo sector y el sur del Cauca, y con el Frente 30, en la zona rural de Buenaventura y Cauca.En algunas zonas del Pacífico las Farc se disputan el control de las rutas de salida de la droga con ‘Los Rastrojos’, banda criminal al servicio de ‘Los Comba’, aunque en otras se han asociado.Según fuentes de inteligencia, en el suroccidente del país, el Frente 30 es el que controla la mayor parte del narcotráfico, con el que, incluso, sostiene a los otros frentes del Comando Conjunto Occidente.Alias ‘Mincho’, jefe de este frente, controla parte de los esteros de la zona rural de Buenaventura, así como los ríos Yurumanguí y Raposo. La información que tiene la Policía es que desde México y otros países llegan narcos a negociar la coca directamente con este cabecilla.En una operación realizada por la Policía en abril pasado contra ‘Mincho’ se encontró la información de que en uno de los campamentos del Frente 30 se escondía Jefferson Astaiza, un reconocido narco ecuatoriano.Los mexicanos, asegura la fuente, también negociaban directamente con Édgar Tovar (jefe del Frente 48 en Putumayo). Las reuniones se realizaban en la ciudad de Lago Agrio, en el lado ecuatoriano de la frontera, o en los propios campamentos del grupo guerrillero.Fuentes de la Dijín aseguran que las Farc cambian droga por armas. Tal fue el caso de 74 fusiles decomisados por las autoridades en septiembre, en Cali.Según el comandante de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, el arsenal tenía como destino el Comando Conjunto de Occidente de las Farc (frentes 6 y 30).Los fusiles hacían parte de un cargamento de 10.000 armas que bandas de traficantes trajeron a Colombia para intercambiarlo por droga con las Farc y el extinto capo Cartel del Norte del Valle, Wílber Varela, para ‘Los Rastrojos’.En la ‘Lista Clinton’En junio pasado uno de los frentes de las Farc fue incluido por Estados Unidos en la ‘Lista Clinton’, que penaliza a narcotraficantes en el mundo.Se trata del Frente 48, que delinque en el sur del país, especialmente en Putumayo, en la frontera con Ecuador.En el comunicado del Departamento de Estado se incluyó al supuesto jefe de la red del Frente 48, encargado del narcotráfico: Oliver Solarte. Solarte sería el jefe de logística y finanzas.Este frente se encarga de cuidar cultivos de hoja de coca, pero al mismo tiempo tiene relación con narcos ecuatorianos para sacar la droga por el vecino país. En octubre del año pasado las autoridades ecuatorianas dijeron que ocho toneladas de coca halladas eran del Frente 48.Ataques a los erradicadoresEl coronel Henry Gamboa, jefe del Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos, señaló que en el país hay 68.000 hectáreas de cultivos ilícitos cuya erradicación ha sido exitosa manualmente. No obstante, aseguró que hay zonas donde las Farc han atacado la tarea de erradicación manual a punta de hostigamientos.En Caquetá, el Frente 15 “tiene una estrategia muy bien diseñada para contrarrestar la erradicación colocando campos minados, artefactos explosivos y permanentes hostigamientos (ataques y francotiradores). Por eso ha sido supremamente difícil avanzar en el tema de la erradicación, especialmente en los municipios de La Unión y en Montañita”.En Antioquia y Córdoba con permanentes ataques se ha “imposibilitado que la erradicación avance de manera significativa”, aseguró el oficial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad