"Los presos están amañados en Villahermosa": directora regional del Inpec

Agosto 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié S. | Reportera de El País

Alexandra García, directora regional del Inpec.

La directora regional del Inpec, Alexandra García, reconoció que será muy difícil aliviar la crisis de hacinamiento en la cárcel de Cali.

Seis meses cumple Alexandra García Pérez como directora regional del Inpec. La funcionaria reconoce que todo el sistema carcelario del Valle “está colapsado” y que la situación más grave la enfrenta la cárcel Villahermosa de Cali, que tiene un hacinamiento del 250 %. El panorama es tan oscuro que ni la misma Directora Regional ve una solución cercana a esta crisis. Desde hoy (ayer) todos los guardias del Inpec entraron en paro, ¿en Cali y el resto del Valle cómo se está enfrentando esta situación?Si bien es cierto que el paro inició en todo el país, le podemos dar un parte de satisfacción a la región del Occidente, que comprende Nariño, Valle, Cauca y Putumayo. En la cárcel Villahermosa, que es la que más nos preocupa, hoy se hicieron 111 diligencias judiciales y ocho remisiones médicas; además de que se recibieron dos internos, como se hace normalmente. Esperamos que mañana (hoy) se siga trabajando de esa forma.Pero la Asociación Sindical de Empleados del Inpec (Aseinpec) dice otra cosa, según ellos ya no se permitirá el ingreso de más internos a la cárcel Villahermosa de Cali, ni se realizarán remisiones judiciales... Pues, como le digo, hasta hoy (ayer) eso no ha ocurrido. No sé qué pueda pasar después, pero la idea es que se sigan recibiendo dos presos diarios. Lo que pasa es que uno nunca sabe cuál será la reacción del sindicato. Las quejas de los guardias han sido constantes, pues hace falta personal. En la cárcel Villahermosa, por ejemplo, hay unos 230 para 6.550 internos, ¿qué piensa hacer el Inpec para resolver esta situación? Sí, es cierto, nos hace falta personal, porque el número de internos se ha ido incrementando en los establecimientos, a pesar de que, con la Ley 1709, han salido en libertad unos 13.000 internos en todo el país; los niveles de delincuencia van en aumento y ya no solo se captura a un delincuente, sino a bandas de diez, sobre todo en esta región del país. Si el Inpec desde hace tiempo sabe que existen estos problemas tan graves, ¿por qué no ha tomado medidas para solucionarlos?Ya se hicieron los estudios a nivel nacional y estamos mirando de dónde vamos a sacar los recursos. El Inpec está muy interesado en este tema, pero en los entes gubernamentales todo tiene un proceso y no es como en la empresa privada, que uno dice que necesita un funcionario y de una lo contratan. Aquí hay unos procedimientos y eso es demorado.Pero qué más procedimientos se requieren si estamos hablando de una crisis de varios años...Sí, es verdad, la crisis de hacinamiento no es de un año atrás, sino de hace varios años. Nunca son suficientes las medidas porque, así construyamos más cárceles, los niveles de hacinamiento seguirán altos. Al escuchar sus respuestas, uno pensaría que ni siquiera usted sabe qué hacer para aliviar la crisis...Es que la situación es muy crítica... Entonces, ¿no hay solución?Pues nosotros creemos que se debería evaluar una declaratoria de emergencia social, que sería una forma de buscarle una salida a este sistema carcelario que está colapsado. Esto nos permitiría construir más establecimientos y agilizar las libertades condicionales de algunos internos.¿Y qué están esperando para declarar esa emergencia social? ¿Acaso la situación ya no es urgente?Sí, ya es urgente, pero esa decisión depende del Gobierno Nacional, que está estudiando la posibilidad.Usted ya lleva seis meses como Directora Regional del Inpec, ¿cuál es su diagnóstico del Valle?El sistema carcelario del Valle está colapsado, todos los establecimientos carcelarios están en crisis por el hacinamiento. Intentamos trasladar internos, pero si yo tengo una cárcel con un hacinamiento del 47 % y otra con un 150 %, no voy a disminuir el sobrecupo, sino que traslado el problema de un penal a otro. Esto no es un asunto solo del Inpec, sino también un trabajo de los entes territoriales.¿Y hay negligencia de parte de las autoridades locales y regionales para aliviar la crisis carcelaria?Nosotros hemos sostenido varias reuniones con alcaldes, gobernadores y secretarios, y ellos tienen la voluntad de aportar recursos. Pero la voluntad no es suficiente, se requieren acciones concretas...Ellos están esperando que les asignen recursos para ayudarnos a reducir el hacinamiento. En el occidente, el sobrecupo en las cárceles es del 65 %.La que más preocupa es la cárcel Villahermosa, que solo tiene capacidad para unos 1.700 internos y hoy alberga 6.500, ¿este penal es hoy el más crítico del país?La cárcel de Cali es la segunda más hacinada del país, pues registra un sobrecupo del 250 % . La situación es crítica y nos preocupa mucho. La crisis de Villahermosa ya hizo colapsar las estaciones de Policía de Cali. Aunque los presos solo pueden estar en estos sitios 36 horas, hoy permanecen hasta meses debido a la falta de cupos en la cárcel...Sí, hoy (ayer) tuvimos una reunión con la Policía, que nos informó que tienen 325 presos en las estaciones. En Villahermosa solo están recibiendo dos presos diarios, pero cada día en Cali deben ser enviadas a la cárcel unas diez personas, ¿qué van a hacer, entonces, con el resto?Vamos a ver si le planteamos al Alcalde una opción para que las bodegas de la licorera se puedan adecuar con vigilancia, para trasladar allí presos sindicados que estén en las estaciones de Policía.La Personería de Cali le hizo un llamado de atención al Inpec porque, después de un año de que una sentencia de tutela ordenara descongestionar la cárcel, la situación sigue igual de grave...Sigue siendo crítica, pero nosotros hemos trasladado a unos 300 internos, solo que eso no se nota.Pero la meta es trasladar a unos cuatro mil presos y ustedes en un año solo han trasladado a 300, ¿eso no le parece un avance mínimo? Pero vamos a hacer unas ampliaciones en esta región. Se van a adecuar 700 cupos más en Tuluá y otros 600 en Buga, con la esperanza de que esto nos permita hacer traslados masivos de presos de Villahermosa.La decisión judicial dice que solo hasta el 2015 el Inpec tiene plazo para acabar por completo el sobrecupo en la cárcel de Cali. A este paso tan lento, ¿usted, de verdad, cree que lo van a lograr?No es fácil, es un reto muy grande sacar a tantos internos. Porque, además del hacinamiento, tenemos una cantidad de tutelas que los internos interponen y que los jueces fallan a su favor, por desarraigo familiar, por humanidad, porque la familia no tiene plata para visitarlos en otra ciudad. Entonces, así los traslademos, luego un juez nos ordena devolverlos a Cali. Los presos en Villahermosa viven amañados porque, a pesar de la crisis de hacinamiento, ellos no quieren irse. Y eso pasa, también, porque Villahermosa es una cárcel de mediana seguridad, donde se reciben visitas cada ocho días, mientras que en las de máxima seguridad solo aceptan visitantes cada dos semanas. ¿Eso quiere decir que no van a cumplir con deshacinar Villahermosa?Estamos haciendo todo lo posible, tenemos plazo hasta el 31 de diciembre del 2015 para lograrlo o no.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad