Los poderosos de la web, a la caza de los pedófilos

Noviembre 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Patricia Lee, corresponsal de El País.
Los poderosos de la web, a la caza de los pedófilos

Un informe de junio pasado del Centro de Protección Online resaltó cómo la “internet oculta” ayuda a que los distribuidores de imágenes de abuso infantil sean detectados mediante el uso de redes encriptados y métodos seguros.

Refuerzan estrategias en la red contra este delito. Hasta hoy solo ha habido seis condenas por ciberturismo sexual con menores.

Mientras Google y Microsoft, que procesan el 95 % de las búsquedas por Internet, unen esfuerzos para combatir la pedofilia, una ONG holandesa, Tierra de Hombres, creó a Sweetie, una niña virtual de diez años, para detectar pedófilos por Internet. Al menos mil hombres ya fueron identificados y sus nombres entregados a interpol. Los pedófilos pertenecen a 71 países, la mayor parte de ellos desarrollados, y utilizan dinero para atraer a sus víctimas. “Según el FBI y la ONU, cada vez que se enciende el ordenador están navegando por internet unos 750.000 posibles depredadores sexuales de menores. Se encuentran en cibercafés o en Facebook, y piden a niños hasta de seis años que hagan cosas terribles por dinero. Filipinas es uno de los países más afectados, por eso, Sweetie aparenta ser originaria de ese lugar”, dijo Hans Guyt, director de campañas de Tierra de Hombres. Para facilitar la búsqueda, mientras que uno de los organizadores del sitio se hace pasar por Sweetie, otro rastrea por internet la localización del potencial pedófilo. “Hemos querido demostrar que encontrar al criminal es más fácil de lo que parece. Solo hay que cambiar la forma de investigar y que las autoridades estén dispuestas a ello. Los adultos pagan por estos servicios y también almacenan información, o bien fotos, que comparten con otros”, señaló Guyt. Hasta el día de hoy, solo ha habido seis condenas por ciberturismo sexual con menores, registradas en Estados Unidos, Austria, Canadá, Suecia, el Reino Unido y Holanda.Uno de esos casos es el de James McTurk, de 78 años, quien se declaró culpable en un tribunal canadiense de abusos sexuales contra niños en Cuba, así como del delito de producción y distribución de pornografía infantil.Las autoridades canadienses empezaron a investigar a McTurk cuando este procesó unas imágenes que había tomado en Cuba en una tienda de fotografía de Toronto en las que aparecían niñas semidesnudas. Otro canadiense, Christopher Neil, también fue condenado en Tailandia por abuso sexual.Interpol lo identificó como el protagonista de centenares de imágenes que circulaban desde hace años en internet y en las que aparecía con menores realizando actos sexuales. Neil vivía en Corea del Sur y se desempeñaba como profesor de inglés.Guerra a los pedófilos Al tiempo que Sweetie cazaba criminales por internet, Google y Microsoft llegaron a un acuerdo para combatir la pedofilia, haciendo que más de 100.000 términos no puedan ser encontrados en la red. Estas restricciones se aplicarán en más de 150 idiomas. Google también mostrará advertencias en primer lugar de sus resultados para 13.000 búsquedas. El anuncio se realizó en Londres durante una cumbre con el primer ministro inglés David Cameron, quien advirtió que las agencias de seguridad de Estados Unidos y Gran Bretaña van a monitorear a los criminales y pedófilos que utilizan redes encriptadas para distribuir imágenes de abuso. Google creó una fuerza de 200 personas para trabajar en el problema, anunciando que controlará estrictamente la búsqueda de 100.000 términos relativos al abuso sexual de menores, y que editó su función de autocompletar, para dirigir las búsquedas de los términos más explícitos hacia vínculos con advertencias y asistencia profesional. Google también desarrolló Video ID, una herramienta que utiliza huellas digitales para identificar y bloquear los videos de abuso infantil, aún si han sido editados. Por su parte, Microsoft informó que implementará identificación de videos y una herramienta similar para fotos llamada Photo DNA. YouTube creó una nueva tecnología para identificar videos de pedófilos, y los voceros de Yahoo dijeron que la compañía tiene una política de “tolerancia cero en cuanto a contenidos de abuso sexual”, removiendo todos los contenidos ilegales. Cada búsqueda es chequeada con la lista negra del Ceop (Centro de Protección de la Explotación Infantil Online) para impedir que se muestren resultados o imágenes. Es difícil saber el número exacto de imágenes infantiles indecentes que circulan por internet, pero según el Ceop son varios millones, y la cantidad de niños que son abusados para producir estos materiales es de decenas de miles.Según las investigaciones de Ceop, las fotos de niños abusados son cada vez más violentas y sádicas, con niños cada vez más jóvenes, al punto de que muchos no podrían ni siquiera identificar a sus abusadores. La mayoría son niños blancos y los abusadores son gente educada, con acceso a niños a través de sus familias. Sin embargo, hay voces escépticas. Martyn Thomas, que preside la Institución de Ingeniería y Tecnología, consideró que si bien “estas medidas harán más difícil encontrar online imágenes de abuso infantil, y son un paso en la medida correcta, no van lo suficientemente lejos. Hay mejores maneras de proteger a los niños. Estas medidas ayudarán a proteger a los jóvenes que acceden a estos materiales, pero harán muy poco para frenar a la gente que comparte estas imágenes en redes privadas”. El exjefe del Ceop, Jim Gamble, dijo en un programa de la BBC, que “esto no va a hacer ninguna diferencia para proteger a los niños de los pedófilos” porque ellos no buscan las imágenes en Google. “Van a las esquinas oscuras de internet”. La red negra Por ello, la caza de pedófilos tendrá que hacerse en las profundidades de la web, ya que los abusadores no son los consumidores habituales de los servicios de búsqueda de Google o Yahoo, sino que se adentran en las oscuridades del ciberespacio para no ser detectados. Es lo que se llama la “red negra”, a la cual no se puede acceder desde un buscador común, sino solo a través de programas previamente instalados.Por eso, el organismo de monitoreo de Internet del Reino Unido, la Internet Watch Foundation (IWF), anunció que iniciará una prueba piloto de seis meses, en colaboración con Google, Microsoft, Ceop y la Agencia Nacional del Crimen, para investigar las redes de abuso sexual en servicios P2P, que permiten a los usuarios compartir material entre ellos sin ingresar a la web abierta, a través de los cuales se comparte la mayor parte de videos y de fotos de abuso infantil. El primer ministro David Cameron anunció que la “red negra” será sometida a investigación y que para ello la Agencia Nacional del Crimen colaborará con el FBI de Estados Unidos en esta tarea.Según las cifras de Ceop, solo en el Reino Unido, más de 50.000 personas bajaron o compartieron fotos de abuso infantil en el 2012, y la cifra de quienes usaron redes P2P aumentó dos tercios este año. Operativo en BrasilAl menos 19 personas fueron detenidas la semana pasada en una operación de la Policía Federal brasileña contra una red de pederastas que producía material pornográfico con niños, lo compartía entre sus miembros por internet y lo distribuía a otros países.La operación movilizó a unos 400 agentes federales en los estados de Bahía, Goiás, Paraná, RÍo Grande do Sul, Santa Catarina, Sao Paulo, Río de Jneiro, Alagoas, Ceará, Maranhao y Minas Gerais, según un comunicado de la Policía Federal.El operativo, conocido como como Glasnost (transparencia en ruso), también prevé, mediante un acuerdo de cooperación con el FBI, la detención de brasileños que forman parte de la red y viven en Estados Unidos.Según la Policía Federal, la red era integrada por personas de diversas edades y ocupaciones, entre ellos un policía, un oficial de la Fuerza Aérea Brasileña y profesores.Datos clavesUn informe de junio del Centro de Protección Online resaltó cómo la “internet oculta” ayuda a que los distribuidores de imágenes de abuso infantil sean detectados mediante el uso de redes encriptados y métodos seguros. Google explicó que, tras ser probado en el Reino Unido, el sistema de bloqueo se extenderá a otros países de habla inglesa y, en los próximos seis meses, se traducirá a otros 158 idiomas.El jueves se firmó en Bogotá el “Pacto Nacional de Cero Tolerancia con la Pornografía Infantil en Internet”, como una medida de prevención.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad