Los parques naturales de Colombia están a merced de los grupos violentos

Noviembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Los parques naturales de Colombia están a merced de  los grupos violentos

Los 58 parques nacionales naturales que hay en el país abarcan más de 14 millones de hectáreas. En ellos habitan 37.700 indígenas, 47.400 campesinos y 4800 afrodescendientes.

Autoridades aseguran que grupos ilegales se esconden en los santuarios protegidos.

El atentado contra la estación de Policía de la isla Gorgona, en el Pacífico caucano, y uno de los parques naturales más visitados en el país, puso sobre la mesa el tema de la presencia de grupos ilegales en estos santuarios protegidos. Por sus condiciones geográficas, apenas tiene una extensión de 26 kilómetros cuadrados, es imposible que en Gorgona haya presencia permanente de las Farc, y lo que ocurrió en el ataque del sábado fue que miembros del Frente 29 llegaron en lancha a la isla, cometieron el atentado y luego huyeron. Pero en otros parques naturales de mayor extensión y difícil acceso, los grupos ilegales -Farc, ELN y bandas criminales, sí se han asentado.Incluso, la ruta de los guerrilleros para llegar a Gorgona fue através del Parque Natural Sanquianga, de acuerdo con el almirante Pablo Romero, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico. El alto oficial explicó que una comisión del Frente 29 de las Farc, liderada por alias Cristian, salió de tierra por una de las bocas del río Sanquianga. “Es una distancia de 30,3 millas náuticas, que se recorren en 30 o 35 minutos. Desembarcaron en unas playas, usadas por pescadores, en el sur o suroriente de la isla, que no están en la visual del poblado. Hicieron el atentado -en el que murió un teniente de la Policía y otros doce uniformados quedaron heridos- fueron recogidos en una playa frente del poblado”, agregó el militar. Romero explicó que, aunque en Gorgona, por ser una isla, las Farc no se quedan allí, los parques naturales del Pacífico, por sus condiciones geográficas son usados por los grupos ilegales para esconderse. También por los narcotraficantes, que utilizan sus esteros para transportar la droga hacia la salida al mar. “Hemos encontrado caletas con droga y armas en Santianga y la Ensenada de Utría (Chocó)”, agregó el oficial.Una fuente de inteligencia militar aseguró que en el parque natural Sanquianga hacen presencia los frentes 60, 29 y 8 de las Farc. Y agregó que las Farc han aumentado su actividad en los parques naturales del país, debido a los cultivos de cocaína y a la minería ilegal.Los parques más afectados por la presencia guerrillera son La Macarena (en el Meta) el Catatumbo, con presencia tanto de las Farc como del ELN (Norte de Santander) La Paya (Putumayo), Munchique (Cauca), Sanquianga (Nariño) y Katíos (en Chocó).Y las bandas criminales, como ‘Urabeños’ y ‘Rastrojos’ hacen presencia en parques del Norte de Santander, Santa Marta y La Guajira. Por su parte, la directora de la Unidad Administrativa Especial de Parques Nacionales Naturales, Julia Miranda, asegura que “tenemos varios parques con problemas graves de orden público: Paramillo tiene presencia guerrillera y minas antipersona; los Farallones de Cali tiene un problema gravísimo de minería ilegal y grupos armados ilegales; Las Hermosas, Nukak, La Macarena, Tinigua y Picachos, La Paya y Catatumbo. Son parques donde trabajar es realmente muy difícil”. Un informe de la Universidad de los Andes se refiere al tema de la vulnerabilidad de los parques naturales frente a los grupos ilegales. “Las áreas de conservación y, de manera especial, los parques naturales, a pesar de no ser añadidos como una variable importante dentro del conflicto siempre han estado presentes a través de hechos importantes, es así que muchos de los secuestrados, entre ellos Ingrid Betancourt, vivieron su secuestro en el parque nacional Caño Cristales (La Macarena). En la Sierra Nevada de Santa Marta estuvieron secuestrados por el ELN, más de cien días, ocho extranjeros que hacían turismo. Lo mismo sucede con territorios indígenas que fueron disputados por paramilitares y guerrilla, y fueron declarados por la Unesco como reservas de la biosfera”, indica.Un oficial del Ejército recuerda la importancia de sitios como el parque de Las Hermosas, en límites entre Valle y Tolima, en la cordillera Central, donde por décadas se escondió el jefe de las Farc, Alfonso Cano. O zonas como La Macarena, en Meta, zona de influencia del ‘Mono Jojoy’ en las que se levantaron las llamadas cárceles de las Farc, en las que recluyeron a los militares y policías secuestrados.La fuente militar indicó que La Macarena y El Paramillo son dos de los parques naturales que han sido sembrados de minas antipersona por las Farc.Narcotráfico y parquesEl informe anual de la ONU sobre cultivos ilícitos reveló que en 17 de los 58 parques naturales existentes en Colombia “se encontraron cultivos de coca, en el 2013. El área cultivada con coca es de 3.791 hectáreas, lo que representa el 8% del área total de los cultivos de coca en este año”.El monitoreo de la ONU del 2013 indicó que los parques con más hectáreas de coca sembradas están ubicados en los departamentos del Meta y Guaviare la Sierra de la Macarena (1649 Hts) y Nukak (882 Hts). Le siguen La Paya (420 Hts), en Putumayo; Catatumbo (298 Hts), en Norte de Santander; Paramillo (284 Hts), en Córdoba, y Munchique (117 Hts), en Cauca.También se indicó que el cultivo de coca en los parques aumentó en 12 % y ese incremento está concentrado en cuatro parques: Nukak (Guaviare), Sierra de la Macarena (Meta), Catatumbo Bari (Norte de Santander) y La Paya (Putumayo); en los cuales se encuentra el 86 % de los cultivos de coca de los parques.La minería ilegal también afecta a los parques naturales. En los Farallones de la zona rural de Cali y Jamundí se han detectado más de 300 minas. Aviatur se retira de GorgonaLa directora de Parques Nacionales en Colombia, Julia Miranda, dijo que el ataque de las Farc a la estación de Policía en Gorgona trajo consigo la pérdida de la actividad turística en la isla a tal punto que Aviatur suspendió sus servicios hacia el santurio.La funcionaria lamentó el ataque por su crueldad y su crudeza y también porque, según dijo, todo el trabajo de muchos años para ubicar el Santuario de Gorgona como un sitio de investigación científica y como un lugar turístico para extranjeros y colombiano, se fue al suelo.“Quién va a querer ir, a pasar unos días de recreo en esa isla, si sabe que va a perder la vida. Por ahora quedó suspendida indefinidamente la actividad turística en el lugar porque necesitamos la presencia de la Fuerza Pública para evitar estas situaciones”.Por su parte, Cristhian Osorio, gerente de la concesión Parque Nacional Natural Gorgona, señaló que el ataque, hecho por el grupo guerrillero con armas no convencionales, afectó el área ecoturística del parque.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad