Los indígenas no se van a dejar de las Farc, advierte el Alcalde de Toribío

Noviembre 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié Serna | Reportera de El País
Los indígenas no se van a dejar de las Farc, advierte el Alcalde de Toribío

Ezequiel Vitonás, alcalde de Toribío, Cauca.

El alcalde de Toribío, Ezequiel Vitonás, teme que tras el reciente asesinato de dos guardias indígenas en el municipio y las amenazas a 26 líderes, se desate una guerra entre la comunidad y la guerrilla.

Los mataron sin piedad. Los mataron estando desarmados. Los mataron en una guerra injusta. Esas son las frases dolorosas que pronuncia Ezequiel Vitonás, alcalde de Toribío (Cauca), cuando recuerda la muerte de Manuel Antonio Tumiñá y Daniel Coicué, los miembros de la Guardia Indígena asesinados por las Farc el pasado miércoles en una vereda del municipio, el mismo que los guerrilleros han atacado al menos 600 veces en los últimos diez años. Este jueves 6 de noviembre, un día después de un hecho que ha causado repudio en el país y en el mundo , el Alcalde insiste en que el único ‘pecado’ de los líderes indígenas fue defender su territorio y negarse a que las Farc instalaran pendones en alusión a sus líderes muertos. En su pequeña oficina, ubicada en la plaza del pueblo, Vitonás reconoce que la comunidad está llena de dolor. Esta mañana el Alcalde está decaído. Tiene los ojos hinchados. Hasta la madrugada estuvo atendiendo pedidos de la comunidad y decenas de llamadas de medios nacionales e internacionales. Como Alcalde, le preocupa que se desate una guerra entre la Guardia Indígena y las Farc. Pero como miembro de la comunidad Nasa, él también quiere que la guerrilla pague por la muerte de dos “hombres inocentes”. Las Farc asesinaron esta semana en Toribío a dos miembros de la Guardia Indígena, ¿cómo lo ha golpeado este nuevo acto de violencia?Es algo muy difícil y triste, porque la guerrilla asesinó a dos personas que solo ayudaban a la comunidad y que, además, estaban desarmadas. Y eso pasa porque no se está valorando el proceso organizativo que tenemos aquí. Las Farc se agarraron a pegar afiches de sus comandantes muertos, así que la Guardia les pidió que los quitaran, que les daban tanto tiempo para que los bajaran, pero la guerrilla no les hizo caso. Luego los milicianos dispararon y mataron a dos miembros. La comunidad salió a buscarlos y logró capturar a varios milicianos que serían los responsables de este hecho. Lo más preocupante es que se dice que varios de los detenidos son miembros de la misma comunidad indígena, es decir, se están matando entre ustedes mismos...Sí, Nasa matando a Nasa. Aún no sé cuántos de los capturados son de la comunidad, pero uno entiende que eso no hace parte de la estrategia de vida de nuestra organización. Eso es lo mismo que ocurre cuando algunos indígenas se van al Ejército y luego les toca pelear con milicianos que son de la comunidad. Yo diría que eso es un problema político y no étnico. Luego del asesinato de los guardias, las Farc lanzaron nuevas amenazas: se repartieron panfletos en los que se declara objetivo militar a 26 líderes indígenas y se les da 48 horas para salir, parece que les han lanzado una persecución...Sí, estos son actos extremos de la guerrilla porque finalmente matando indígenas no logran nada, no fortalecen ningún proyecto político. De aquí nadie se va a ir ni va a salir a correr.¿Y qué medidas piensan tomar?Pues los indígenas no se van a dejar, así que esperamos que el Gobierno Nacional llegue a algún acuerdo con la guerrilla o permita que una delegación viaje a La Habana y hable directamente con ellos, porque o sino aquí habrá una masacre.¿Se avecina una guerra entre los cabildos indígenas de Toribío y las Farc?Pues yo sí creo que el principal riesgo que hoy existe es que se agudice una confrontación entre la comunidad y la guerrilla. Si la gente se deja llevar y no se controla, me imagino que buscarán machetes y escopetas y se enfrentarán a las Farc. Yo creo que esto se puede complicar mucho más.Entonces, ¿la Guardia Indígena, que hoy solo lucha con bastones de madera, también podría armarse?Pues a mí me preocupa mucho esta situación, porque en algún momento la comunidad indígena tuvo grupos de autodefensas, así que hay gente que sabe mucho de manejo de armas y allí es donde se pone peligrosa la situación. El otro riesgo es que en medio del proyecto político que estamos liderando, las Farc siempre ven a quién echarle la culpa, así que hay campañas contra ciertos líderes, para ver cómo se les quita el apoyo. Y usted, como Alcalde, ¿qué piensa hacer para evitar esa confrontación?Pues eso está difícil, porque si ellos toman la decisión, la toman y ya. Yo solo espero que los jóvenes no se involucren en esta matanza que no tiene sentido, hay que pensar en la vida como siempre lo ha hecho la comunidad indígena.Eso lo dice usted como Alcalde, pero como integrante de la comunidad Nasa, que también le dolió el asesinato de dos de sus miembros, ¿qué castigo quiere para las Farc?Pues hay que seguir rechazando este acto y judicializarlo, ellos deben pagar por esto. Como Nasa, uno solo espera que se termine esta guerra injusta pronto, porque mucha gente inocente ha caído. Y es cierto, entre nosotros mismos nos estamos matando.Estos nuevos hechos confirman el alto riesgo que enfrenta la comunidad indígena en el municipio, ¿está Toribío a merced de las Farc?Pues en la gran parte que no cubre la Fuerza Pública yo diría que sí, porque ellos no están en todo el municipio. Entonces, los militares controlan el ámbito donde hacen presencia, pero el resto queda a merced de la guerrilla que ya sabe por dónde se puede mover. Uno tiene claro que sale de aquí de Toribío y hasta El Palo (corregimiento) la guerrilla tiene el control y puede hacer lo que quiera. Como quien dice, usted es el alcalde de un pueblo que realmente es manejado por las Farc...Sí, eso todo el mundo lo sabe, si tenemos más de 600 tomas en los últimos diez años. Esta zona es estratégica para las Farc porque colinda con parte del Valle, Tolima y Huila. ¿Eso quiere decir que la autoridad de Toribío la tienen las Farc y no usted?Yo diría que la autoridad está en disputa. El Gobierno no puede decir que tiene todo el control ni las comunidades indígenas ni la guerrilla. Lo que yo veo es que con los asesinatos de miembros de la guardia, las Farc se han echado a la gente encima. Antes de que ellos mataran tanta gente, yo diría que sí tenían respaldo, pero ahora eso ha cambiado mucho.Entonces, ¿hoy Toribío ya no les cree a las Farc?Yo creo que no, porque no tienen un verdadero proyecto político, y más aún con estos desastres que comenten, al asesinar gente que trabaja por la comunidad. Por eso se les ha pedido que abandonen el territorio. Pero lo cierto es que hay muchos miembros de la comunidad indígena que aún hacen parte de la guerrilla...Pero no hay líderes del proceso indígena, lo que uno ve es que las Farc se aprovechan de la situación de pobreza en la que vive la gente y por eso captan a muchos jóvenes, los meten, por ejemplo, en el negocio de la coca y la marihuana, los ponen a cargar, a hacer mandados; entonces mucha gente ve eso como una fuente de empleo.Usted alguna vez dijo que las Farc conquistaban a los menores en Toribío solo con un celular, ¿ese reclutamiento ha aumentado?Sí, mucho. Mire que en Semana Santa se llevaron como a 90 niños que estaban en la escuela, y solo con un celular y una moto. Los llevan a paseos, los invitan a charlas y de esa manera los van captando. Ni siquiera es a la fuerza, sino que aprovechan los descuidos de los papás. Pero luego vienen los problemas porque esos muchachos se aburren y se van, y allí es cuando la guerrilla los mata. Usted dice que la comunidad indígena de Toribío no quiere a la guerrilla en su territorio, pero tampoco quiere a la Fuerza Pública, de hecho a los militares los han sacado a la fuerza en varias ocasiones...Lo que pasa en es que en el territorio indígena hay sitios sagrados y lo que ellos reclaman es que la Fuerza Pública los desocupe para que puedan hacer sus rituales.Pero los cabildos indígenas no solo han pedido que la Fuerza Pública abandone esos sitios sagrados, sino todo el territorio...Sí, es cierto, ellos quieren tener toda la autonomía del territorio, pero si el Gobierno saca a la Fuerza Pública de aquí, la guerrilla no se irá. Y también es cierto que si la guerrilla se va, se tienen que ir muchas familias indígenas. Lo que yo veo es que los militares han cambiado su estrategia, ya no entran a las casas a las patadas, hoy son más humanitarios y eso ha mejorado la relación. ¿La comunidad de Toribío sí cree hoy en el proceso de paz?Pues hay mucha esperanza en que el Gobierno Nacional llegue a un acuerdo con la guerrilla. La gente dice que es más fácil enfrentarse políticamente que en una guerra entre unos armados y otros desarmados. Así que aquí no tendrían problemas en que las Farc salgan a una contienda política, porque tampoco les darían el voto, habría un porcentaje muy bajo.Desde que se inició la negociación, ¿sí ha bajado la intensidad de la guerra en Toribío? Yo creo que sí, en el 2012 y 2013 tuvimos una situación muy dura, yo tuve muchos problemas a nivel administrativo porque no tenía personal, nadie quería venirse aquí a trabajar. Ahora hay hostigamientos, pero ya no duran más de diez minutos, mientras que antes uno ni podía hacer el almuerzo por los combates.Usted es el Alcalde de, quizá, el pueblo más atacado por la guerrilla, ¿no está cansado de cargar ese peso?Sí es un peso muy grande y un trabajo desgastante, pero yo estoy aquí porque así lo decidió la comunidad. Yo solo hago mi trabajo. Y ahora, con la tensión que hay entre la comunidad indígena y las Farc, ¿no teme por su vida? A uno sí le preocupa esta situación y siempre hay temor. A mí me ofrecieron escoltas, pero yo prefiero andar así, solo, es menos riesgoso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad