Lo que hay detrás de la decisión de suspender los bombardeos

Marzo 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Lo que hay detrás de la decisión de suspender los bombardeos

De este túnel fue sacado el cadáver de Víctor Julio Suárez Rojas, quien fuera conocido con los alias de Jorge Briceño Suárez y el Mono Jojoy, tras ser alcanzado por un cohete lanzado por la Fuerza aérea en La Macarena, Meta.

Analistas no están de acuerdo en si era o no el momento para tomar la medida. Elecciones, entre las razones. Pone en riesgo la paz, afirman algunos.

He decidido dar la orden al Ministro de Defensa y a los comandantes de las Fuerzas de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las Farc durante un mes”. ¿Cese de bombardeos fortalecerá a la guerrilla?Las palabras que el presidente Juan Manuel Santos pronunció el pasado martes trajeron a la memoria de los colombianos la imagen del rostro ensangrentado del ‘Mono Jojoy’ que le dio la vuelta al mundo, luego de que la Fuerza Aérea lo diera de baja en las selvas de La Macarena, Meta, el 23 de septiembre de 2010.Aunque estaba lejos de ser el primer ataque aéreo propinado por las Fuerzas Armadas, el hecho de que la Operación Sodoma terminara con la vida del temido jefe militar de las Farc le dejó claro al país que los bombardeos podían ser la perdición de la guerrilla.Por eso, para muchos no resulta lógico que el Jefe de Estado haya optado por “renunciar” a la única estrategia de guerra que los jefes guerrilleros han calificado de “monstruosa” y reconocido que les “ha hecho tanto daño”, en aras de darle un nuevo impulso a los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana. De ahí que una de las preguntas que flota en el ambiente es si este era el momento más indicado para dar ese paso que, según expertos, puede catapultar la paz o, por el contrario, casi que enterrarla.Entonces, algunos analistas llaman la atención sobre las implicaciones políticas del proceso de Cuba y otros ponen el acento en si se trata de una concesión obligada por las circunstancias que rodean la mesa de conversaciones.“Considero que el momento fue oportuno en el sentido de que está en medio de las dos elecciones, las presidenciales y las regionales, ya que estas últimas serán en octubre y claramente la paz se va a convertir en un tema de campaña”, afirma Ancizar Marroquín, del Instituto de Altos Estudios para la Gestión Pública.A su vez, la representante e integrante del Frente Amplio por la Paz Ángela Robledo dice que establecer un momento adecuado para estas decisiones es complicado, pero coincide en que las elecciones de octubre terminarán siendo asumidas como “una tercera reelección de Santos”. “Lo que sí es cierto es que el anuncio es resultado de la Comisión Técnica que se conformó para discutir el desarme y el cese al fuego y, sobre todo de la presencia de los militares en la mesa de conversaciones, de manera que son decisiones que no se están tomando de espaldas al país”, agregó.En su opinión, la clave para que la medida sea prorrogada por el Presidente está en que las Farc mantengan el cese el fuego, pero que además cesen otras hostilidades como la extorsión y que los territorios en los que hay cultivos ilícitos sean dejados en manos del Estado.De otro lado, el sociólogo de la Universidad del Valle Alberto Valencia argumenta que decretar el cese de los bombardeos fue una jugada muy arriesgada de parte del Presidente, que pone en riesgo el futuro de los diálogos.“Si las Farc cumplen, no hacen atentados, no atacan poblaciones ni a los grupos militares, el proceso de paz seguramente se fortalece y los opositores se quedan sin argumentos, pero si no cumplen, y el Presidente tiene que echar para atrás su medida, el gran damnificado es el proceso, (pues) la gente promedio va a perder credibilidad en él”.Pero el analista Fernando Giraldo plantea que si el Gobierno tomó esa decisión -que para él viene siendo un ‘precese’ al fuego bilateral- es porque antes hizo una valoración de la situación y concluyó que debía reconocer que la guerrilla ha hecho demostraciones de buena voluntad. “Lo que pienso es que el Presidente tiene información que no le ha dado al país sobre el avance del proceso. Esa es la sensación que está transmitiendo y si no es así, está poniendo a la Nación es una situación peligrosa”, dijo.Así las cosas, opositores y amigos del proceso seguirán en expectativa hasta el próximo 10 de abril, cuando el Gobierno anunciará si la suspensión de los bombardeos toma forma de cese al fuego definitivo o si el sueño de una Colombia en paz da un paso atrás.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad