Lo que hay detrás de la compra y venta de vehículos robados en Cali

Mayo 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Lo que hay detrás de la compra y venta de vehículos robados en Cali

El semáforo, según Asopartes, sigue siendo el lugar de mayor hurto de partes de vehículos.

En el mercado negro hay un kit falso que incluye placas, tarjeta de propiedad y SOAT. ¿Cuánto vale? ¿a dónde van los carros robados? Le contamos.

A 1.460 personas en los primeros cuatro meses de este año les han robado su carro o motocicleta en Cali, según la Asociación de Comerciantes de Autopartes, Asopartes.

Cali es la tercera ciudad donde más se roban vehículos, detrás de Bogota y Medellín, indica la asociación.  

De este número, añade la entidad, en 620 casos los conductores salieron heridos o perdieron la vida durante el atraco, especialmente en los semáforos de la ciudad. Las mayores víctimas son los motociclistas. 

Pero, ¿qué hay detrás del robo de un carro o una moto en la capital del Valle? 

Fuentes de la Sijín explicaron que en Cali existen parqueaderos o bodegas donde los delincuentes llevan lo hurtado para dejarlo allí por lo menos dos días. 

"En esto sitios, que por lo general son de personas de confianza de los ladrones, se liman los seriales que identifican un vehículo en el chasis o el motor", según un investigador del grupo de Patrimonio Económico de la Sijín de Cali. 

Dice que una vez los automotores pasan por este proceso, estas personas proceden a tomar la decisión de vender las partes o el vehículo como tal. 

"¿Qué hacen estas personas? Por ejemplo una camioneta Toyota, cualquiera que se roban en Cali y que no vaya a ser desguazada sino que un tercero la compra, tiene que tener unos documentos falsos para moverla y evadir las autoridades", afirma el policía. 

Cuenta que en el mercado negro hay un kit que incluye placas, tarjeta de propiedad y SOAT, cuyos precios pueden oscilar, dependiendo del modelo del carro, entre $30.000 y $300.000. Todo es falso, pero entre más costoso es, de mejor calidad son los 'papeles'.  

"Esto lo hacen cuando tienen que transitar con los carros afuera de Cali para llevarlos, según hemos establecido, hasta Nariño, donde luego son vendidos a personas en Ecuador", relata. 

Según información de la Sijín, una camioneta de gama alta, puede ser marca Toyota, una vez robada en una calle o bahía de un conjunto residencial, puede ser comprada por alguien que la haya encargado en $10 millones, a los ecuatorianos se la pueden vender en $30 millones, el triple. 

"La ruta que sabemos que existe es Cali-Popayán-Ipiales. En esta última ciudad ya se hace el último negocio, donde personas del vecino país la compran para cruzar la frontera", cuenta la fuente, quien recuerda que en el 2013 cayó en la capital del Valle 'El Grande', uno de los mayores vendedores de vehículos robados. 

Cifras reveladas por Autopartes indican que el mercado ilegal en la capital del Valle, que involucra contrabando, hurto de vehículos y comercialización de autopartes, ha movido entre enero y abril de este año cerca de 27 millones de dólares. 

El año pasado Cali movió 66 millones de dólares en este negocio. De seguir así la tendencia, al final del año la capital del Valle estaría pasando la meta de los 66 millones, informa la Asociación. 

Y es que aunque en el centro de la ciudad se comercializan autopartes, legales e ilegales, lo que sí está claro es que si alguien necesita un espejo, un rin o un retrovisor, el mercado negro puede ofertar estas piezas desde $5.000

Las horas de mayor registro de hurtos siguen siendo las 6:00 p.m. y 11:00 p.m. Las comunas donde más se denuncia el robo de carros son la 17 y 19, mientras que el hurto de motocicletas tiene más reportes en las 8,13 y 19. 

En 2015 se presentaron un total de 1.494 casos de hurto de carros y 2.432 casos de hurto de motos, de acuerdo con estadísticas de la Sijín de la Policía.

Dice la fuente que durante el año pasado fueron detenidas doce personas de 'Los indios RX', quienes en su mayoría hurtaban motocicletas para enviarlas a zonas rurales del Cauca para venderlas. Entre 2013 y 2014 fueron capturados alias El Negro Héctor y Visajes. 

A las motocicletas, sobretodo las más rápidas y fáciles de comercializar, en el mercado negro ya le tienen precios, en muchos casos cerca de la mitad del precio ofertado en los concesionarios de la ciudad. 

Una Yamaha Crypton puede costar $700.000; una Pulsar NS $1.200.000, una Honda CB 110 $800.000 y una Yamaha BWS $1.500.000.

"La mayoría de las motos son robadas en los semáforos con armas de fuego, sin que podamos decir que todos estos vehículos los hurtan de la misma manera", cuenta la fuente. 

Miembros de la Policía afirman que las organizaciones dedicadas al hurto mediante la modalidad de halado, que representa cerca del 85% de los carros robados en Cali, hacen rondas por los conjuntos residenciales para cometer los robos. 

"Ellos pasan una o dos veces para analizar cuál de los carros fue descuidado por el ciudadano para cometer el hurto. Cargan llaves maestras y en muchas ocasiones hasta saben dañar los sistemas de seguridad del vehículo para robárselo", dice el investigador de la Sijín. 

Recuerda que hace unos años en Cali existía alias Pacho, un hombre de 40 años que trabajaba con ocho personas comprando solo vehículos hurtados. Operaba en las comunas 5,17 y 19. 

Los investigadores de la Sijín en muchos casos, durante las averiguaciones de los procesos, se han topado con que las víctimas de supuestos robos se han mandado a autorrobar para cobrar el dinero de la aseguradora. 

En el 2015 cerca de 17 personas fueron judicializadas por este tipo de casos, incurriendo en los delitos de falsedad procesal y falsa denuncia.

La Sijín de la Policía tiene habilitado el correo mecal.sijin-polarizados@policia.gov.co y el número celular 3213945156 para recibir denuncias de la ciudadanía sobre el hurto de carros y motos en Cali. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad