“Lo que genera miedo no son los atracos”: Comandante de Policía de Cali

Enero 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Jorge Enrique Rojas | Editor Unidad de Crónicas

El comandante de la Policía de Cali, general Nelson Ramírez, hizo un llamado a los caleños a confiar en la institución "que estamos haciendo todos los esfuerzos" para controlar los delitos.

[[nid:487386;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/12/general-nelson-ramirez-2.jpg;full;{El Brigadier General Nelson Ramírez, nuevo comandante de la policía Metropolitana de Cali. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

¿Cuál es su perspectiva de lo que está pasando con los hurtos en la ciudad? Los índices bajan pero la percepción de inseguridad crece…

Sobre la percepción influyen tres cosas: a veces algo le sucede a alguien que lo replica en la familia, y la familia a los amigos, y eso se convierte en una caja de resonancia. Y cada quien lo toma como si fuera propio. Lo segundo son las redes sociales, que van multiplicando la percepción de inseguridad y así se generaliza. Y lo otro es que hay algunos sitios que por su situación, o por una situación particular, no ofrecen garantías para que las personas se sientan seguras, lugares que en algún momento han sido propicios para las fechorías y se generaliza una zona.

Las redes sociales sin duda que ayudan a la generalización, pero, sin duda también, son un reflejo de la realidad...

Sí, pero el reflejo social se da a partir de un solo caso; en las redes sociales no salen todos los delitos, sale uno y se multiplica y de ahí parte la percepción. Se replica un solo hecho que hace que todo el mundo perciba lo mismo y no es exactamente así.

¿Usted siente a la gente de Cali con miedo?

No lo percibo así. Aquí hay unos sitios que generan percepción de inseguridad pero no por los hurtos. El Distrito de Aguablanca, por ejemplo, donde hay enfrentamiento de organizaciones delictivas por el control del tráfico de estupefacientes, por el control del territorio. Hay algunas comunas que tienen toda la dimensión del crimen organizado y  las personas que viven cerca de esas zonas pueden sentir un temor. Pero eso no pasa en toda la ciudad con relación al homicidio o el hurto. Hay sitios determinados que se van a intervenir conforme a las capacidades de la Policía y procesos coordinados con la Fiscalía.

Algunos investigadores  y fiscales hoy tienen un diagnóstico coincidente: además de la tecnificación de  dinámicas criminales, quizás la única diferencia con respecto a diez años atrás, es que ahora hay más menores con participación activa. ¿Usted qué vé?

Que la delincuencia juvenil sí viene en crecimiento, lo que pasa es que es un tema cultural. Hay comunas donde está muy marcado el tema criminal, donde no existe la cultura de la legalidad, sino todo lo contrario, y generación tras generación ven lo mismo  como referente y proyecto de vida. Eso hace que los vacíos que en esas estructuras del crimen dejan las capturas de las autoridades, sean llenados rápidamente por otros. Es una cadena, un círculo vicioso que hay que cambiar para ir erradicando la problemática.

Pero con esa cultura de la ilegalidad  la ciudad viene conviviendo desde hace mucho. Es un diagnóstico conocido. ¿Qué se puede hacer en términos reales?

Los cambios culturales no se dan en uno o dos años sino en décadas, porque es cambiar el pensamiento de las personas y para eso hay que empezar desde los niños; para que cuando lleguen a adultos vayan con un nuevo proyecto de vida dirigido hacia la legalidad. Eso hace parte del desarrollo de la política de cultura ciudadana, que es uno de los objetivos del señor Alcalde: generar una cultura de la legalidad, una nueva cultura ciudadana, una nueva manera de proyectar la vida hacia la transparencia y la productividad.

¿Qué medidas específicas contempla para contrarrestar la inseguridad ahora?

Estamos haciendo una focalización de los diferentes delitos que se presentan con mayor frecuencia, iniciando por el homicidio, el tráfico local de estupefacientes, y el hurto en sus diferentes modalidades. Focalizamos en los lugares donde más se presenta, para así determinar  áreas críticas e identificar puntos que nos permita intervenir sectores en coordinación con la Fiscalía, para adelantar procesos de  judicialización y desarticulación de organizaciones delictivas. Y en términos preventivos,  a través de las capacidades instituciones, mediante vehículos, motos y policías que se dispondrán en algunos sitios determinados también.

¿Qué le diría usted hoy, como Comandante de la Policía, a una persona de esta ciudad que sale todos los días a trabajar en medio de la paranoia de ser robado?

Que confíe en su Policía, que estamos haciendo todos los esfuerzos y vamos a hacer todos los esfuerzos este año para que mejore su percepción y para controlar los delitos y para que se sienta más tranquilo y no sea más objeto de estos delitos. Sobre esos fenómenos delictivos que se presentan es que vamos a desarrollar una estrategia para recuperarnos.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad