Líder de sicarios colombianos capturados en España era de 'los Rastrojos' en Palmira

Líder de sicarios colombianos capturados en España era de 'los Rastrojos' en Palmira

Febrero 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Líder de sicarios colombianos capturados en España era de 'los Rastrojos' en Palmira

Este es el armamento decomisado a siete colombianos en España, que según las autoridades integraban una oficina de sicarios en ese país.

Siete hombres fueron capturados en Madrid tras recibir una furgoneta que transportaba lanzagranadas, fusiles, pistolas, escopetas y detonadores.

Siete presuntos sicarios colombianos que trabajaban para carteles sudamericanos de la droga, fueron detenidos en España en una de las operaciones más importantes contra este tipo de crimen organizado en suelo ibérico, informó el lunes el gobierno de ese país. Entre los detenidos está alias El Conejo, un hombre de Palmira que, según la investigación, hacía parte de una estructura de 'los Rastrojos' en el Valle del Cauca y quien desde España ordenaba que se cometieran asesinatos en Colombia, como parte de la guerra que libra contra 'los Urabeños' en este departamento.Andrés Diéguez, jefe de la Brigada Central de Crimen Organizado de España, indicó que esa confrontación entre las bandas criminales dejó como resultado el asesinato de su sobrino de 19 años y de su hermano, en hechos ocurridos en Palmira. Según pudo establecer El País, el cadáver del sobrino de este hombre fue encontrado la semana pasada a las afueras de Palmira, con señales de que fue golpeado, apuñalado y estrangulado. Entre tanto, su hermano, de 23 años, fue asesinado en diciembre del 2011, en el barrio Santa Bárbara de ese municipio. En España, 'el Conejo' está señalado de ordenar que se realizaran trabajos de inteligencia y vigilancia sobre personas vinculadas con el grupo rival y había llegado incluso a ordenar el asesinato de una mujer en Cali y el ametrallamiento de la vivienda de un narcotraficante por una deuda de drogas. La investigación contra la 'oficina de cobro' en Madrid contó con la colaboración de la Policía colombiana.Las autoridades informaron que el grupo de sicarios fue desarticulado poco después de recibir una furgoneta que transportaba armamento pesado, en el que se destaca un lanzagranadas antitanque, detonadores, cinco fusiles y pistolas con silenciador, un rifle con mira telescópica, un revólver y dos escopetas. Se investiga si las armas iban a ser usadas para cometer los homicidios o para venderlas en Valencia a la mafia mexicana. Entre los elementos decomisados también hay una sustancia que es analizada por las autoridades españolas, para determinar si se trata de algún tipo de material explosivo. Igualmente, fueron encontrados uniformes policiales y material de intendencia.'El Conejo' fue condenado en 2011 por pertenecer a un grupo de sicarios llamados 'Señores del Ácido', y se imputó en España el asesinato violento de un hombre en Madrid, que fue descuartizado y rociado con ácido por las deudas contraídas con el narco.En el juicio, 'el Conejo' fue sentenciado a dos años de prisión por un delito de integración en organización criminal. Pero el Tribunal Supremo anuló la pena poco después al considerar que sus contactos con esa banda fueron circunstanciales. La 'oficina' en MadridSu objetivo era operar como 'oficina de cobros', es decir, pretendían reclamar deudas del narcotráfico mediante la secuestros, palizas o asesinatos, así como alimentar alianzas con sucursales de los carteles sudamericanos en Europa. Diéguez dijo que la organización intentó secuestrar y amenazó al menos a dos víctimas en ese país. Sin embargo, en los 16 meses que duró la investigación de las autoridades ibéricas, el grupo no cometió ningún homicidio. Agregó que las armas decomisadas provenían de Europa del este. Mientras se investiga esa pista y las conexiones de los proveedores, señaló que parte del cargamento tenía como destinatario un ciudadano mexicano vinculado al Cartel de Sinaloa. Los siete sospechosos usaban como fachada un comercio del municipio madrileño de Leganés regentado por colombianos. Según las autoridades españolas, los presuntos sicarios se referían a cometer un asesinato como "enviarle flores a alguien", actividad por la cual recibían hasta la mitad de la cantidad que debía la víctima al cartel. Paralelamente a la guerra en Colombia, la "sucursal" aceptó el encargo de cobrar una deuda derivada del narcotráfico a un ciudadano español, que se encuentra en régimen abierto en un centro penitenciario de Madrid. El resto de detenidos, con edades comprendidas entre los 30 y los 35 años, no fueron identificados. Aunque se informó que uno de ellos, supuesto lugarteniente de 'el Conejo' y conocido como 'el Monstruo', es reclamado en Colombia por el asesinato de un joyero en Medellín.España es la principal puerta de entrada a Europa de la cocaína procedente de Sudamérica. Ignacio Cosidó, director general de la Policía, subrayó la importancia de la operación y aseguró que España trabaja para evitar que sicarios y otras estructuras vinculadas al narcotráfico se establezcan en el país ibérico. "España es un país cada vez más hostil para estas organizaciones de crimen organizado", afirmó Cosidó. "Hay una ruta tradicional de la droga que sigue viniendo a España, pero también encontramos otras rutas en el norte de África". Agregó que "parte de la explicación sobre esas nuevas rutas es la propia eficacia con la que España está luchando contra el narcotráfico".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad