Liberan a doce policías que habían sido retenidos en zona rural de Tumaco

Liberan a doce policías que habían sido retenidos en zona rural de Tumaco

Abril 14, 2017 - 06:22 p.m. Por:
Agencia Colprensa 
Tomaco, Nariño, protestas cocaleros

Fotografía tomada el pasado 31 de marzo en el corregimiento de Llorente, Tumaco, zona en donde se está llevando a cabo un agresivo proceso de erradicación de cultivos de coca.

Foto: Colprensa / El País

Tras más de 24 horas, este viernes fueron dejados en libertad doce policías que habían sido retenidos por la comunidad en zona rural de Tumaco, Nariño. 

Unos 500 hombres de las Fuerzas Militares y la Policía se desplegaron en varias aeronaves por toda la zona para lograr la liberación. También los grupos especiales y los Comandos Jungla se desplegaron. 

La grave situación se presentó el pasado miércoles cuando fueron retenidos por cultivadores de hoja de coca cuando cumplían labores de erradicación de cultivos ilícitos en el sector conocido como La Espriella.

Según informó la Policía, en la mañana del miércoles cerca de mil personas arremetieron contra la Fuerza Pública lanzando piedras, botellas, palos y otros objetos contundentes. Al mismo tiempo, 54 erradicadores eran retenidos cuando enfrentaban la protesta.

Al parecer, luego de ser rodeados por los cocaleros que los intimaban con armas blancas, los uniformados fueron retenidos y llevados hasta un recinto a orillas de la carretera. Luego de la intervención de un helicóptero y varios miembros el Esmad, se impidió que se llevaran 43 uniformados más.

Según las autoridades, los policías recibieron agresiones de parte de los cultivadores de coca.

"Nos golpeaban con palos y nos propinaban patadas para que entregáramos el armamento. Nos despojaban de nuestras prendas como si se tratase de una jauría de fieras, a unos compañeros los tomaron del cuello y les pusieron unos filudos machetes amenazándolos de cortarlos si hacíamos uso de las armas", dijo uno de los afectados.

Este hecho obligó a una reunión de emergencia entre los mandos del Ejército y la Policía. Después de lograrse la entrega de los policías, un vuelo los llevó de regreso hasta la base Antinarcóticos de Tumaco, donde fueron valorados para evaluar el estado de salud en el que se encuentran.

"Contusiones, equimosis y laceraciones son las lesiones que presentan nuestros hombres tras las agresiones y el secuestro que fueron víctimas", dijo el comandante de la Policía Antinarcóticos, general José Ángel Mendoza Guzmán.-

El oficial agregó los responsables del rapto son "colonos movilizados de otras regiones donde hacían presencia en los cultivos ilegales y vienen de realizar acciones contra la Fuerza Pública”.

De igual forma, la mediación de organizaciones de derechos humanos y Naciones Unidas también permitió llevar a buen término la liberación de los uniformados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad