Liberan a cuatro personas secuestradas en Nariño

Junio 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Las autoridades lograron rescatar a una adolescente de 13 años, a un abogado y a dos infantes de marina, que permanecían retenidos por delicuencia común.

En diferentes acciones llevadas a cabo el pasado lunes, las autoridades de Nariño lograron rescatar con vida a cuatro personas que permanecían secuestradas por diferentes grupos de delincuencia común, en hechos diferentes.

La primera fue una adolescente de 13 años de edad, quien fue rescatada en zona rural de Tumaco, a quien presuntamente la habrían contactado a través de las redes sociales para su plagio y quien permaneció en poder de sus captoras durante 82 días. 

El operativo fue adelantado por tropas de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico, ‘Poseidón’, en coordinación con el Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía, y se llevó a cabo en la vereda Candelilla de la Mar, a 30 minutos en lancha, sector norte de Tumaco. 

Fuentes de la Armada Nacional manifestaron que la adolescente, oriunda del Caquetá pero residente en Tumaco, había sido contactada a través de las redes sociales por un hombre de aproximadamente 20 años de edad, quien presuntamente la retuvo a la fuerza tras un encuentro personal. 

El implicado en el secuestro de la adolescente, al percatarse de la presencia de las autoridades emprendió la huida con rumbo desconocido; mientras la menor fue puesta a disposición del Icbf, para la restitución de sus derechos fundamentales y ser entregada a sus padres. 

Las autoridades intensificaron la búsqueda de las personas que tenían en poder a la joven y tratan de establecer si los delincuentes hacen parte de una rede de tráfico de personas.

De igual forma, se investiga si los captores hicieron algún tipo de exigencia económica a los padres de la adolescente. 

En el municipio de La Unión, al norte de Nariño, el Grupo Gaula Antisecuestros de la Policía Nacional se encargó de la liberación del abogado Carlos Mosquera, expersonero de esa población, al tiempo que dieron captura a Oscar Marín y Diego Rúales, sindicados de secuestro. 

El Grupo Élite Antisecuestro y Antiextorsión del departamento de Policía Nariño, en un operativo que se organizó y desarrolló en tan solo 48 horas, logró el rescate del abogado, quien había sido privado de la libertad desde el primero de junio pasado, cuando se encontraban en su natal municipio de La Unión. 

La acción operativa se desplegó en la vereda La Patagonia, del municipio de Mercaderes, en el vecino departamento del Cauca, donde los policías irrumpieron en una rustica vivienda, donde ubicaron al secuestrado y lo liberaron, al tiempo que privaron de la libertad a Oscar Marín y Diego Andrés Rúales. 

Según el reporte oficial, en la residencia donde mantenían cauto a Mosquera, quien hace algunos años desempeñó el cargo de personero en el municipio de La Unión, se encontraron dos armas de fuego, 17 barras de pentolita, una granada IM26, cuatro uniformes de uso privativo del Inpec y tres pares de botas media caña. 

Según las autoridades, por la liberación del jurista los bandidos estaban exigiendo el pago de dos mil millones de pesos. Carlos Mosquera relató apartes de la situación vivida: “Dese el primer día estuve debajo de un matorral, luego en horas de la noche me trasladaron a un lugar desconocido en la zona rural, donde me encerraron en una pieza y ahí permanecí a oscuras todo el tiempo”. 

Además, señaló que “no sabía que día era porque solo entraba un poco de luz por una rendija de la puerta, pero no sabía si era sol o luz artificial.

Escuchaba una emisora, creo que es un resguardo indígena del Cauca, donde promocionaban el Día del Padre, pero perdí la noción del tiempo”.

 Sobre lo que pensaba en medio de la difícil situación, el jurista indicó: “tanto tiempo sin hacer nada, uno piensa en muchas cosas, uno dice: están pasando los días y nadie me dice nada, nadie responde.

Esa gente entraba en la habitación, yo hacía preguntas pero nunca me contestaban; entonces ahí uno recapacita sobre que errores se pudieron haber cometido en el pasado, con respecto al cuidado de los hijos o el hogar. Pienso que deben pasar situaciones difíciles para uno recapacitar y cambiar la forma de actuar en la vida”. 

“Muchas veces uno habla de secuestro, ve noticias de secuestro, pero no se imagina que le puede llegar a pasar y cuando le toca a uno, es una situación que lo marca de por vida, porque nunca se va a olvidar”, puntualizó el abogado. 

En un tercer caso, las autoridades revelaron que en poder de delincuentes comunes estaban los infantes de marina Daniel Esteban Álvarez López y Yeison Andrés Ramírez, quienes desaparecieron misteriosamente el pasado 17 de junio. 

La angustia que durante cinco días se apoderó de las familias de los infantes, quienes desaparecieron en Pasto cuando se dirigían a la Base Naval de Tumaco, tras pasar varios días de descanso en la ciudad de Medellín. 

De acuerdo al reporte entregado por las tropas del Batallón de Infantería de Marina No.40, una vez se conoció que los uniformados no llegaron a su lugar de destino el Gaula Militar Tumaco y el Gaula Élite de la Armada Nacional iniciaron la operación de búsqueda para determinar con certeza en qué trayecto del viaje entre la capital de Antioquia y el puerto nariñense desaparecieron los marinos. Igualmente, los investigadores se contactaron con los familiares de López y Ramírez para conocer cuál fue la hora y el día en que se comunicaron con ellos por última vez. 

“Los padres de los jóvenes nos manifestaron que el miércoles 17 de junio fue el último contacto que tuvieron con los marinos y además sostuvieron que ese día ya habían llegado a Pasto. Horas más tarde, perdieron todo tipo de comunicación”, añadió el informe revelado por la Armada Nacional. 

Por su parte, Álvaro Álvarez, padre de Daniel Esteban Álvarez, dijo en declaraciones para medios nacionales que, “su hijo junto a su compañero fueron raptados por un taxista en Pasto, quien los mantuvo amarrados y amordazados”. 

Entre tanto, el reporte oficial añadió que “gracias a las labores de inteligencia de las unidades de la Fuerza Naval del Pacífico y de la Policía Nacional seccional Pasto, fue posible dar con la ubicación de los jóvenes, quienes se presume estaban en poder de delincuentes comunes que pretendían venderlos a la organización de las Farc”. 

Además, explicaron que “una vez fueron rescatados, personal médico de la Armada Nacional valoró a los infantes de Marina, quienes se encuentran en buen estado de salud, pese a que uno de ellos presenta una herida por arma blanca en una de sus piernas”. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad