Laurentino Peña, el soldado vallecaucano asesinado por el ELN en Norte de Santander

Laurentino Peña, el soldado vallecaucano asesinado por el ELN en Norte de Santander

Febrero 27, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País / Colprensa 
Laurentino Peña, soldado muerto en atentado del ELN en Cúcuta

Laurentino Peña es un vallecaucano que llevaba cuatro meses en el Ejército. Esta foto fue publicada por él hace unas semanas en su Facebook.

Foto tomada de Facebook

Laurentino Peña Peña, de 20 años, siempre quiso ser militar. Su propósito, desde que nació en El Naranjal, zona rural de Bolívar, Valle, fue defender los colores de su país vestido de camuflado, como su hermano mayor Jhon Fredy, un cabo del Ejército Nacional.

Este vallecaucano, cuyos padres toda la vida se han dedicado al cultivo de caña de azúcar y las moliendas, fue uno de los cinco soldados que murieron en la madrugada del martes en una emboscada con explosivos al paso de una caravana en la vía Tibú-Salazar de Las Palmas, vereda Palmarito, Norte de Santander, acción atribuida por el Ejército al Frente Juan Fernando Porras Martínez del ELN.

A través de una llamada telefónica, su compañera sentimental, Marcela Ramírez, de 25 años, habló con El País y recordó la última vez que habló con Laurentino en la mañana del lunes, menos de 24 horas antes de morir.

“No me dijo gran cosa porque estábamos como discutiendo, pero recuerdo que se puso muy contento porque le había comprado a su mamá una lavadora y me dijo que lo tenían de centinela. Laurentino era feliz porque le gustaba mucho el Ejército, su intención era quedarse ahí. Él tenía muchas metas por cumplir”, dijo la mujer, visiblemente afectada.

Laurentino Peña, soldado muerto en atentado del ELN en Cúcuta 02

Marcela y Laurentino durante uno de sus encuentros en el Valle del Cauca.

Foto tomada de Facebook

Laurentino llevaba cuatro meses como soldado profesional, luego de terminar de cumplir con el servicio militar. En un comienzo era ranchero, ahora cumplía labores de centinela y hacía parte de la Fuerza de Tarea Vulcano de la Segunda División del Ejército.

“La última vez que estuvo con nosotros fue este año que le dieron permiso de un mes. Trabajó en una molienda con la familia, estuvo en una finca con mi hijo, quien lo aceptaba como si fuera su papá, y luego en Trujillo (Valle) estuvo conmigo solo como tres días. Siempre estuvo bien, contento, trató de disfrutar lo que más pudo. Regresó a Norte de Santander el 18 de febrero”, dice Marcela , con quien el joven soldado sostenía una relación que duró cuatro años.

Laurentino dejó seis hermanos, uno de ellos cabo del Ejército activo. Sus padres y núcleo familiar principal todavía residen en El Naranjal, un caserío en la cordillera occidental.

Marcela, mientras intenta tomar aliento, contó que se dio cuenta de la noticia por uno de los hermanos del joven militar que la llamó la mañana de ayer a contarle lo sucedido.

“Llamaron al papá a decirle que estuviéramos tranquilos que ellos (Ejército) hacían todos los trámites para entregarnos el cuerpo. Habíamos pensado en viajar, pero la verdad no tenemos los recursos para hacerlo. Estamos esperando a que llegue el cuerpo”, complementó la mujer.

“Él era una gran persona, muy trabajador, no hay nada malo que decir de él. El hermano, que lo motivó para entrar al Ejército, para él representaba un orgullo porque Laurentino decía que era el único profesional de la familia y que por eso quería ser como él”.

Recompensa por 'cerebro' de ataque a militares

Desde Cúcuta, el general Ricardo Gómez Nieto, comandante del Ejército Nacional, atribuyó al guerrillero del ELN ‘Gonzalo Cadete’ y sus hombres, el ataque terrorista en Norte de Santander que dejó 5 soldados muertos y 9 más heridos.

“Fue el ELN, la estructura Juan Fernando Porras al mando del terrorista ‘Gonzalo Cadete’. Ofrecemos una recompensa de $140 millones a quien entregue información que permita su neutralización”, anunció el oficial.

Junto a Laurentino Peña Peña (ver fotos anexas), también perdieron la vida los otros soldados profesionales Jeisson David Peña Rico, oriundo de Bogotá; Egdy Fernando Pérez Ante, de Santa Rosa, Cauca; Jhonatan Pérez Burbano, nacido en El Tambo, Nariño; y Gabriel Alonso Pérez Caro, nativo de San Jerónimo, Antioquia.

Frente a los hechos, el presidente Juan Manuel Santos manifestó ayer, a través de Twitter, su “repudio absoluto” al atentado en Norte de Santander, en límites con Venezuela.

Así mismo, el Jefe del Estado envió un mensaje de solidaridad a las familias de las víctimas mortales y deseó pronta recuperación a los uniformados heridos en la emboscada atribuida al ELN.

“Repudio absoluto al cobarde atentado contra nuestros héroes en Norte de Santander. Toda mi solidaridad con las familias y pronta recuperación para los heridos. Vamos tras los responsables. Perseverar es la consigna”, afirmó el Presidente.

Lea también: Al menos cinco militares muertos tras emboscada del ELN en Norte de Santander

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad