Las sorprendentes revelaciones del ex paramilitar Salvatore Mancuso

Las sorprendentes revelaciones del ex paramilitar Salvatore Mancuso

Mayo 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co
Las sorprendentes revelaciones del ex paramilitar Salvatore Mancuso

Salvatore Mancuso, ex jefe paramilitar que fue extraditado a los Estados Unidos y se encuentra recluido en la cárcel Norhern Neck Jail de Warsaw en el estado de Virginia.

Desde Estados Unidos, en entrevista con Caracol Radio, el extraditado jefe de las AUC dijo que apoyó con propaganda la reelección del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Desde una cárcel de Estados Unidos, el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso confesó que ayudó con la reelección del ex presidente de la República Álvaro Uribe Vélez con dinero y propaganda y señaló que el ex comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo sabía de las falsas desmovilizaciones como la de la Cacica Gaitana de las Farc . Además aseguró que el Gobierno del ex presidente Álvaro Uribe tenía un plan de desprestigio de la Corte Suprema de Justicia para eliminarla. "Si me reuní con el ex presidente Álvaro Uribe, pero prefiero no profundizar el tema", expresó desde una prisión de Warsaw, en el estado de Virginia.Tras cuatro años Mancuso rompió su silencio y dijo en entrevista con Caracol Radio que los narcotraficantes "colados" en las desmovilizaciones fueron Carlos Mario Jiménez alias Macaco y los hermanos mellizos Mejía Múnera. No precisó si compraron los bloques de las autodefensas para evadir la justicia y lograr una rebaja de temas por su calidad de desmovilizados. Afirmó que durante su proceso de colaboración con la justicia, los jefes paramilitares han entregado información importante para el país. Sin embargo, siente que esto no ha sido suficiente para que les cumplan las promesas hechas por el anterior gobierno y relacionó este hecho con una falta de interés por descubrir la verdad.“Las verdades las empezamos a contar mucho antes de nuestra extradición, pero solo quedaron radicadas en el proceso judicial y por eso no se han dado a conocer. La venganza criminal de la que habla (Álvaro) Uribe, más bien parece venir hacia nuestro lado”, insistió.Asimismo, reprochó el hecho de que el anterior gobierno colombiano le exija a su par norteamericano las condenas más altas para los jefes de su organización, excluyéndolos de una eventual rebaja de penas, esto lo calificó como un mal mensaje para miembros del paramilitarismo que se hayan desmovilizado ya que el Gobierno Nacional no cumple con lo que pacta.Mancuso señaló que algunos abogados de Mario Uribe fueron a buscarlo con el fin de solicitarle colaboración para reunir pruebas en contra de la Corte Suprema de Justicia.“Ellos querían pruebas y que consiguiéramos fotos a través de Juan Carlos Sierra y me pidieron el favor de conseguir las pruebas que relacionaran a la Corte con el narcotráfico con el fin de tumbar a la Corte Suprema y montar una corte ad-hoc que fuera afín a sus intereses”, afirmó en diálogo con Caracol Radio.Entre las evidencias que pretendían, querían demostrar los nexos entre algunos magistrados del alto tribunal con cuestionado empresario italiano Giorgio Sale y Ascencio Reyes.Vinculación de empresas nacionales y extranjerasEl exjefe paramilitar señaló que durante el tiempo que existieron los grupos paramilitares, una importante cantidad de empresas nacionales y extranjeras estuvieron vinculadas con estas organizaciones y destacó entre ellas a Postobón y la Chiquita Brand.Respecto a la primera, afirmó que esta compañía les solicitó protección en las áreas en donde operaba y en las cuales había gran influencia de la guerrilla.“Nosotros brindábamos seguridad en las áreas en donde funcionaban estas empresas a cambio de un pago para el mantenimiento de las tropas que se encargaban de ello. No se trataba de extorsiones sino de aportes voluntarios. Ellos acudieron a nosotros luego de que las Fuerzas Militares no les brindaban las garantías para librarse del flagelo de la guerrilla”, afirmó.A la vez explicó que él reveló los nombres de las diferentes compañías a la justicia debido a que en diferentes diligencias le preguntaron al respecto, pero no porque éstas lo hubieran “traicionado”.Mancuso enfatizó que de parte de los paramilitares no hubo extorsiones hacia estas firmas, sino que fue la guerrilla la que los presionaba.Relación con Carlos Alonso Lucio y Piedad CórdobaMancuso se refirió a la relación de Carlos Alonso Lucio, esposo de la exfiscal General de la Nación Vivianne Morales, con su organización ilegal y explicó que él (Lucio) fue un facilitador en el proceso de desmovilización.“Fue un facilitador, fue un hombre que aportó al proceso para que lográramos avanzar en este difícil camino a la paz”, enfatizó y agregó que el papel de Lucio nunca fue retribuido de ninguna manera por su organización.De otra parte, el exparamilitar que nunca conoció a Vivianne Morales y que ella nunca tuvo participación en ninguna de las reuniones en las que sostuvo su esposo además de jefes paramilitares.Asimismo, el excomandante de las AUC confirmó que ha sostenido varios encuentros con la ex senadora Piedad Córdoba durante su estadía en la cárcel en Estados Unidos, pero aclaró que estos encuentros se han dado para analizar el futuro de la paz en Colombia.“Nos ha visitado y manifestó su preocupación por el futuro de la paz en el país. Hemos hecho algunos análisis para terminar con el espiral de violencia que nos absorbe”, dijo Mancuso.Nexos con ex directivos del DAS y el general (r) MontoyaAunque no quiso entrar en detalles, el exjefe paramilitar, Salvatore Mancuso, dejo entrever los posibles nexos entre el ex subdirector del Das, José Miguel Narváez y la exdirectora de la misma entidad María del Pilar Hurtado.“La relación del señor Narváez con el paramilitarismo la he referenciado en diferentes diligencias de versión libre, y en el caso de María Pilar Hurtado también he hablado al respecto”, aseveró.Mancuso reiteró que hay temas de los que prefería no hablar debido a su preocupación por la suerte que pueden correr sus allegados.Aunque no fue explícito en su respuesta a Caracol Radio, dejó entrever que el general (r) Mario Montoya tuvo nexos con los paramilitares.“Aun en el día de hoy, cuatro años después, ese tema no se ha resuelto, ustedes me excusaran pero no quiero hablar al respecto por el tema de seguridad del que les he venido hablando”, enfatizó Mancuso.Durante el transcurso de la entrevista Mancuso señaló que el Gobierno Nacional no le ha brindado las garantías procesales y de seguridad para ellos (paramilitares) y sus familias, por lo que ante el temor a posibles retaliaciones ha decidido abstenerse frente a este tema en concreto. Lo mismo dijo frente a los presuntos nexos entre el paramilitarismo y Santiago Uribe (hermano del expresidente Álvaro Uribe) y otras personalidades.Elección de Iguarán como Fiscal GeneralReconoció que el Gobierno Nacional, a través del actual director de Fedegán, José Félix Lafaurie, solicitó ayuda para que Mario Iguarán fuera elegido como Fiscal General de la Nación.“Las autodefensas fuimos contactados para apoyar la elección de Mario Iguarán. José Feliz Lafaurie llegó con ese mensaje del Gobierno” , dijo el extraditado a Caracol Radio.Asimismo, el ‘expara’ se refirió a un supuesto pago de cinco mil millones de pesos para lograr este objetivo, y dijo que fue alias “Macaco” quien estuvo pendiente de ese tema.De otra parte, indicó que el exvicepresidente de la República, Francisco Santos, insistió en la creación de un bloque de autodefensas en Bogotá. "El fue uno de los que hizo la propuesta y básicamente nos pareció muy extraño. Yo lo he dicho en mis diferentes declaraciones", dijo.Venezuela buscó apoyo de las autodefensasAlgunos militares y políticos de Venezuela buscaron apoyo y cooperación de los paramilitares colombianos para conformar en el país vecino grupos de esta naturaleza con propósitos como el de darle un golpe de Estado al presidente Hugo Chávez."En algún momento, algunos generales y algunos políticos de esa hermana nación contactaron a las Autodefensas, al comandante Carlos Castaño", señaló Mancuso. Aclaró que los venezolanos que viajaron a Colombia y se reunieron con Castaño "no veían con la intención de matarlo (a Chávez)"."Básicamente estaban mirando la posibilidad de también participar en un golpe de Estado hacia él (Chávez)", enfatizó el ex paramilitar, quien observó que "habían unas fuerzas militares venezolanas que estaban aliadas y eran leales al comandante Chávez, y otras no".Estas últimas "requerían apoyo, no tenían mucha experiencia en combate, querían instrucción en relación con el tema de cómo hacerlo", puntualizó Mancuso.Además, dijo, esas personas se proponían "armar unas autodefensas en la región (de frontera común), porque estaban siendo golpeados por la guerrilla y estaban permitiendo, en el Gobierno hermano de Venezuela, su territorio como casa, como refugio para la guerrilla".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad