Las sentencias judiciales más importantes del 2011

Diciembre 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Las sentencias judiciales más importantes del 2011

Alberto Santofimio, condenado a 24 años de prisión por lel magnicidio de Luis Carlos Galán, recibe una pensión del Estado por $21 millones.

Varios de los escándalos más importantes que se han escuchado en la historia reciente del país alcanzaron una conclusión con condenas ejemplarizantes contra sus autores.

El 2011 fue el año de la justicia. Varios de los escándalos más importantes que se han escuchado en la historia reciente del país alcanzaron una conclusión con condenas ejemplarizantes contra sus autores. Entre los hechos más sonados está el magnicidio de Luis Carlos Galán, la toma y la retoma del Palacio de Justicia, las alianzas de políticos con grupos paramilitares y los ‘falsos positivos’.Santofimio: Coautor del asesinato de GalánEste año la Corte Suprema de Justicia ratificó la condena de 24 años contra Alberto Santofimio por la coautoría en el crimen del líder liberal Luis Carlos Galán el 18 de agosto de 1989. Según la Corte, el ex congresista tolimense era cómplice del abatido capo Pablo Escobar Gaviria y le aconsejó asesinar al entonces candidato presidencial. Tras esta condena, se ordenó la captura de Santofimio, dado que el Tribunal Superior de Cundinamarca habría permitido su libertad. Hoy Santofimio se encuentra recluido en la cárcel de La Picota de Bogotá.El general Uscátegui y la masacre de MapiripánLa Corte confirmó la sentencia del Tribunal Superior de Bogotá que había condenado al general (r) del Ejército Jaime Alberto Uscátegui a 40 años de prisión por su responsabilidad en la masacre de Mapiripán, Meta.A pesar de que la Corte redujo la pena a 37 años por el vencimiento de uno de los delitos imputados, el general siguió siendo señalado como responsable del hecho.Investigaciones de la Fiscalía revelaron que los asesinados en dicha masacre fueron menos de 49 personas como se dijo en un principio. Se supo que algunos de los reseñados como víctimas mortales de la masacre murieron luego en otros hechos y otros aún están con vida.Desmovilizados sin beneficiosEn el 2011 también fueron condenados varios jefes paramilitares que perdieron los beneficios de la ley de Justicia y Paz por distintas razones.El primero de ellos fue Iván Roberto Duque o ‘Ernesto Báez de la Serna’, comandante del bloque Central Bolívar de las AUC. A pesar de haberse acogido a dicha ley, perdió los beneficios por intervenir en las elecciones de Caldas a través de sus hombres del frente ‘Cacique Pipintá’.Luego, recibió una condena de 40 años de cárcel por el asesinato del sindicalista Jairo Antonio Chimá, cometido el 21 de diciembre del 2001.Otro paramilitar que perdió sus beneficios fue Teresa Gómez Álvarez, cuñada de los hermanos Castaño, quien habría ordenado el asesinato de la líder comunal de Córdoba Yolanda Izquierdo, quien intentó recuperar las tierras arrebatadas a los campesinos de ese departamento.El DAS y los ‘paras’El ex director del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Jorge Noguera, fue hallado culpable por mediar en el crimen del sociólogo Alfredo Correa de Andreis, quien luego de ser encarcelado injustamente por rebelión fue asesinado por paramilitares.Según la Corte, Noguera utilizó información confidencial del DAS de forma ilegal para entregársela a las autodefensas y facilitar varios de los asesinatos cometidos por este grupo. Noguera fue condenado a 25 años de cárcel y los cumple en La Picota.Los ‘falsos positivos’En el 2011 el escándalo de los ‘falsos positivos’ también dio de qué hablar. Por los jóvenes desaparecidos de Soacha, Cundinamarca, fue condenado a 54 años de cárcel el coronel Wilson Castro Muñoz. En otro caso fue sentenciado el comandante del Gaula del Ejército, mayor Mauricio Ordóñez, condenado a 46 años por asesinar a cuatro personas, bajo el pretexto de que eran secuestradores. El otro condenado fue el coronel Luis Borja, quien pagará 21 años tras confesar el asesinato de varios civiles en Sucre. Los desaparecidos del Palacio de JusticiaEl general retirado Jesús Armando Arias Cabrales, quien fungía como comandante de la Brigada 13 durante la retoma del Palacio de Justicia, fue condenado a 35 años de cárcel por su responsabilidad en la desaparición de once personas que salieron vivas del edificio el 7 de noviembre de 1985.Según la investigación, el oficial estuvo al mando de la operación de retoma del Palacio y fue uno de los responsables de la muerte de algunos de los desaparecidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad