Las Farc: ¿en vías de extinción?

Septiembre 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
John Marulanda

Los mandos superiores buscarán refugio en las provincias fronterizas.

La estrategia militar del Estado contra su enemigo interno es exitosa y se basa principalmente en el control del espacio aéreo. Mientras el Gobierno mantenga ese dominio, las Farc jamás podrán escalar más allá de donde se encuentran hoy. Pero al éxito militar del Gobierno se agrega la pobreza de la estrategia militar de la organización terrorista.Las actividades del ‘Plan Renacer’ son un refrito y algunas como la de las minas los aislan en el terreno, además de demostrar su pérdida de Iniciativa operacional y desprestigiarlos mucho más. Eso explica su afán por conseguir misiles tierra-aire. Un solo ejemplo: con las minas que siembran, ellos mismos se aislan y bloquean cualquier posible contra ataque, además de ser una demostración palmaria de su repliegue militar y un error político mayúsculo.¿Están en vías de extinción las Farc? Cuando caiga ‘Cano’, podría pensarse así. Mientras tanto, continuarán enraizadas en el sur del país, en las selvas del Putumayo, su retaguardia estratégica. Y mientras los mandos intermedios que permanecen en Colombia solamente tienen tiempo para buscar su seguridad -léase huir- internándose cada vez más en selvas y montañas (hoy familiares para los aviones tácticos de la Fuerza Aérea y los helicópteros de asalto de la Aviación del Ejército, dueños de la noche), los mandos superiores buscarán refugio en las provincias fronterizas de Ecuador, de Venezuela, en Panamá, Nicaragua y Brasil. Tal diáspora planteará nuevos retos diplomáticos al Estado colombiano. Remanentes de las Farc se esconderán en los recovecos de la región trifronteriza de Ecuador, Colombia y Peru, desde donde podrán continuar su negocio de narcotráfico sin perturbar mayormente la paz de la nación, permaneciendo acordonados y de alguna manera tolerados por un gobierno central dedicado a otros esfuerzos prioritarios de desarrollo. Las Farc, especialistas en supervivencia, fortalecerán sus lazos con el narcotráfico internacional que les suplirá un buen flujo de dinero, lo cual a su vez les permitirá mantener el poder en regiones específicas y remotas del país.Pero seguramente la tasa de deserción aumentará entre las filas de esta organización y las posibilidades de un acuerdo humanitario o un diálogo serán presionadas por el Partido Comunista Clandestino, que querrá generar un acuerdo humanitario, mientras que otros, como ONG, simpatizantes y no simpatizantes de las Farc, insistirán en un dialogo, Sin embargo, estas son elecciones por el momento poco válidas para un gobierno triunfante que considera a las Farc como una organización diezmada. Solamente la rendición se ha puesto sobre la mesa y es una opción de mucho riesgo para ‘Cano’, quien podría ser ejecutado por sus subalternos más radicales, mientras busca con quien reemplazar al bárbaro ‘Jojoy’ y replantea la estrategia político-militar del Secretariado.Por supuesto, las Farc continuarán golpeando blancos de oportunidad entre pequeñas unidades policiales o militares carentes de Inteligencia, logística o lo peor, mal comandadas. También pueden acometer actos terroristas en algunas ciudades, aumentando el repudio ciudadano.Lo cierto es que la mayoría de los colombianos desde hace varios años no queremos saber nada de las Farc. La baja de ‘Jojoy’ -buen táctico, pero deficiente estratega- es un alivio y… allá ellos si no se quieren rendir.* Analista y consultor en temas de Defensa nacional.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad