Las diferentes versiones que rodearon el secuestro del general Alzate

Las diferentes versiones que rodearon el secuestro del general Alzate

Diciembre 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co y Colprensa
Las diferentes versiones que rodearon el secuestro del general Alzate

El general Rubén Darío Alzate, en su declaración, confirmó lo dicho por las autoridades sobre una labor social que iba a hacer en Las Mercedes.

Aunque el oficial aclaró cómo fueron las circunstancias de su plagio el 16 de noviembre, sus explicaciones contrastan con lo que llegaron a decir autoridades y habitantes de la zona.

Luego de la declaración del general Rubén Darío Alzate, en la que explicó cómo fue su secuestro y a la vez presentó su renuncia al Ejército, el presidente Juan Manuel Santos dio por terminada la polémica que había surgido en torno a la razones de su plagio. De esta forma, el Mandatario quiso disipar las dudas que se han generado alrededor de las declaraciones del oficial y las cuales no dejaron conformes a muchos colombianos que durante varios días escucharon distintas versiones sobre lo ocurrido en ese pequeño corregimiento de Las Mercedes, sobre el río Atrato. A pesar de que el Presidente afirmó que lo dicho por el oficial coincide con lo que conocía inteligencia militar, vale la pena recordar qué han dicho diferentes autoridades e incluso los habitantes del Chocó sobre lo que ocurrió en la tarde del 16 de noviembre en ese caserío donde desapareció el general Alzate junto al cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego. Poco después de confirmarse su secuestro, el mismo ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dio a conocer la primera versión de lo ocurrido: Alzate había pedido a un coronel del Ejército un bote para viajar por el río Atrato junto al cabo Rodríguez, la abogada y un soldado que pilotearía la embarcación, todos vestidos de civil. Hacia las 4:00 p.m. llegaron a Las Mercedes, donde el general Alzate le ordenó al soldado que se acercara a la orilla del caserío. Fue en ese momento, según contó el soldado a sus superiores, cuando fueron sorprendidos por guerrilleros del Frente 34 de las Farc que salieron de las viviendas. Los subversivos requisaron a los ocupantes y, cuando trataron de retener al soldado que manejaba la lancha, este logró escapar hacia Quibdó. Esa fue la versión inicial. En la misma, no se aclara por qué el oficial pidió una lancha para ir a Las Mercedes, de civil, ni el motivo de su viaje o su decisión de irse sin escoltas, como corresponde al comandante de una unidad militar. Incluso, parecía que en Quibdó no sabían las respuestas a estas dudas, que llevaron a que el presidente Juan Manuel Santos exigiera una explicación a través de Twitter. El Mandatario le pidió en la red social al Ministro de Defensa una explicación de por qué "Alzate rompió todos los protocolos de seguridad y estaba de civil en zona roja".A medida que pasaban los días las versiones se fueron contrastando entre lo que decía inteligencia militar y lo que contaban los habitantes de Las Mercedes, hasta terminar con lo que el país estaba esperando: el relato del general Alzate. Según explicó el uniformado en la noche del lunes, la visita al caserío fue para adelantar labores humanitarias con la comunidad, en su papel de Comandante de la Fuerza de Tarea Titán, ya que su trabajo no solo se reducía a enfrentar a la insurgencia, sino a combatir la pobreza que enfrenta el departamento. Esta fue una de las explicaciones que habían dado en estas dos semanas las autoridades de Quibdó sobre el viaje del oficial. Alzate narró que viajó hasta esta zona del país adoptando unas medidas que incluían desinformación de su ruta y destino final, el no acompañamiento de su anillo de seguridad y el manejo de un bajo perfil, por lo cual se había desplazado hasta allí vestido de civil y sin armamento. Asimismo, relató que después de un recorrido de aproximadamente 15 minutos en bote desde Quibdó desembarcaron en Las Mercedes, pero que un perro que se encontraba con ellos asustó a unos niños que se encontraban delante del muelle, por lo cual ordenó su regreso a la embarcación. "Caminamos nuevamente hacia la comunidad y cuando habíamos avanzado unos pocos metros, sorpresivamente fuimos abordados por cuatro hombres armados de fusil, entre quienes se encontraba alias Chaverra del Frente 34, quienes nos secuestraron en total estado de indefensión", contó Alzate. Sin embargo, lo que cuentan los habitantes de Las Mercedes es un poco diferente. El presidente del Consejo Comunitario del corregimiento, Presentación Palomeque, explicó que el oficial, el cabo Rodríguez y la abogada Urrego "se bajaron de la panga y fueron hasta el atrio de la iglesia. Río abajo llegó otra panga con otros tres hombres, vestidos de civil, que fueron hasta la iglesia para hablar con esas personas".De hecho, durante estas dos semanas se llegó a conjeturar sobre un posible engaño del que habría sido víctima el oficial, ya que otra versión de las autoridades indicaba que él había ido hasta ese lugar para reunirse con miembros de la comunidad. Palomeque afirmó que en el atrio de la iglesia se reunieron el general Alzate y sus acompañantes con los tres hombres, sin presencia de armas, y minutos después los tres presuntos milicianos de las Farc se los llevaron selva adentro.Otro de los pobladores de la zona, quien pidió la reserva de su identidad, aseguró que en ningún momento se presentó un forcejeo, que los guerrilleros llegaron por el río y que la versión de que se escondían en alguna vivienda no era cierta.La Fiscalía Nacional Especializada contra el Terrorismo citó a entrevista al general Alzate y sus acompañantes para que explique las circunstancias de su secuestro. Las entrevistas ordenadas por el propio fiscal Eduardo Montealegre las tomarán agentes del CTI de la Fiscalía en fechas que están por decidirse.El ente de control ha sostenido contacto de alto nivel con el Gobierno Nacional para acelerar el desarrollo de la investigación que se encuentra en etapa de indagación.¿Qué sucedió entonces? En el aire quedan varios interrogantes sobre el hecho y, aunque el general Alzate pidió la baja en el Ejército, que minutos después fue aceptada por el presidente Santos, este capítulo no parece estar cerrado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad