La seguridad nunca llegó al edificio de la Asamblea del Valle

La seguridad nunca llegó al edificio de la Asamblea del Valle

Enero 26, 2018 - 12:14 a.m. Por:
Redacción de El País
Desalojada Asamblea Deptal por falsa alarma de bomba

Desalojada Asamblea Deptal por falsa alarma de bomba.

Foto: José Luis Guzmán / El País

Luego de la falsa alarma generada el miércoles pasado por un hombre vestido de camuflado y con un maletín en la Asamblea del Valle, en el centro de Cali, las peticiones de revisar cómo está la seguridad en el edificio no se hicieron esperar.

El presidente de la Duma, José Snehider Rivas Ayala, le solicitó a los organismos competentes revisar las condiciones de seguridad y los esquemas de vigilancia tanto de la Asamblea Departamental del Valle como de todos los diputados.

“Dados los antecedentes ocurridos en 2002, el secuestro de los 12 diputados, sumados a la época electoral en que nos encontramos y la realización de sesiones extraordinarias y ordinarias próximas, requerimos que se avance en el fortalecimiento de los aspectos vulnerables de este inmueble que a todas luces siguen siendo notorios”, dijo Rivas Ayala.

Y es que al Presidente de la Corporación le preocupa que el hecho esté pasando como algo normal, diciendo que el hombre que generó el susto es un habitante de calle y nada más.

“Un hombre que entra a este edificio, con un camuflado, con buen aspecto, con un pasamontaña y gritando que tiene explosivos, no puede pasar de agache porque lo que traduce esto es que estamos ausentes en materia de seguridad”, asegura.

Además, personas que trabajan en la misma Asamblea, en el Edificio San Luis, denunciaron que hay unas cámaras (cuatro o cinco) que se instalaron hace muchos años, pero en la actualidad están obsoletas y no cumplen ninguna funcionalidad, lo que no permite ver quién ingresa al lugar.

“No tenemos un detector de metales, no tenemos un grabador de cámaras, ni un aparato que registre la huella de las personas. Gracias a Dios lo que había en el maletín no era un explosivo, sino ropa, pero si hubiera sido diferente no sabríamos de responsables ni nada”, añadió el Presidente de la Duma, quién hizo un llamado también para que se revise el esquema de seguridad de los 21 diputados del Valle, pues varios han denunciado amenazas contra su vida.

La Asamblea del Valle funciona de 8:00 a.m. a 12:00 p.m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m. Es vigilada por un grupo de seguridad privada de la empresa Nápoles y tiene asignado entre uno y dos policías para el control. También hay oficinas de la Gobernación.

Entre tanto, Libia Galeano Roche, secretaria (e) de Convivencia y Seguridad del Valle, explicó que ya se está programando una reunión con las autoridades de Policía para hablar de la seguridad de la Asamblea.

“En la reunión vamos a tener en cuenta la solicitud que nos hace el Presidente de la Asamblea con respecto de reforzar la seguridad en el edificio y de los diputados”, informó Galeano Roche, quien resaltó, sin embargo, el buen manejo que se tuvo en la situación presentada el miércoles.

Cabe recordar que ese día, a la 1:50 p.m., un hombre ingresó a la Asamblea con un maletín, se hizo en la plazoleta central y amenazó con hacer explotar una bomba.

“El hombre dejó abandonado el morral en la plazoleta y fue ahí cuando un patrullero llegó corriendo y lo redujo tirándolo al piso. Ya luego llegó el grupo de antiexplosivos del CTI con perros. El helicóptero de la Policía apoyó las labores de cierre que se hicieron a la redonda”, explicó el coronel Henry Jiménez, comandante (e) de la Policía de Cali, quien dijo luego que no había en el maletín un explosivo, sino ropa.

El hombre fue detenido y sacado del sector en una camioneta de la Policía para ser interrogado. Según se pudo conocer, estaba siendo judicializado por el delito de utilización de uniformes e insignias de uso militar.

Lea también: Medicina Legal entregó estadísticas sobre violencia en el país en 2017

Acevedo y su acto valiente

Jhon Fredy Acevedo Zapata fue el patrullero que redujo el miércoles pasado al hombre que generó la falsa alarma de bomba en la Asamblea del Valle. Ese día y en ese momento, claro, este patrullero de la Policía, de 34 años, oriundo de Cartago y criado en Cali, no sabía si lo que el hombre llevada en un maletín era un explosivo como decía u otra cosa.

Pero no hubo tiempo para pensar en eso. Simplemente cuando recibió el llamado por radio de ayuda por parte de los guardas de seguridad entró al edificio, miró al sospechoso, le apuntó con el arma de dotación, le gritó las voces de mando y mientras hacia esto se fue acercando hasta reducirlo.

“Fue cuestión de segundos, le puse las esposas y dijo que lo habían enviado del ELN a poner una bomba. Fue un momento de mucha adrenalina, gracias a Dios no era una bomba, solo ropa. Igual es mi trabajo y mi deber es proteger”, decía ayer Acevedo en uno de los pasillos de la Asamblea.

En su casa no contó lo que le había pasado en el día y sus superiores lo felicitaron por su acto valiente. En la noche casi no pudo dormir y estuvo pensando en qué hubiera pasado si no hubiera reaccionado como lo hizo. En que si efectivamente el maletín tuviera un explosivo cuánta gente hubiera salido afectada. Acevedo, que solo lleva 15 días asignado en el lugar, ayer todavía seguía pensando en todo eso, en la vida.

En Concejo también piden seguridad

La alerta despertada en el tema de seguridad en la Asamblea del Valle, también fue motivo de debate en el Concejo de Cali, ubicado en el centro de la ciudad.

El concejal Juan Carlos Olaya aseguró que es necesario que se mejore el control en el ingreso de las personas al Concejo.

“Cuando no hay plenaria, que están los escoltas y policías, solo hay un guarda de seguridad privada que pide un documento y listo. No hay un detector de metales ni mucho más y esto hace que el lugar sea vulnerable”, dijo Olaya.

El concejal Olaya afirmó que el tema será planteado en las sesiones ordinarias y en la junta directiva.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad