La mitad de los detenidos en centros de menores en Cali ya son adultos

Agosto 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La mitad de los detenidos en centros de menores en Cali ya son adultos

Los 155 jóvenes infractores, con edades entre 18 y 25 años, están recluidos en ocho casas (patios) del Buen Pastor. De esta zona es la que se han intentado fugar.

Según el Bienestar Familiar, este año, hasta julio, 30 adolescentes habían resultado lesionados por riñas entre ellos.

El intento de fuga de cuatro jóvenes del centro de rehabilitación Buen Pastor de Cali es el cuarto motín o enfrentamiento que se presenta en el lugar en menos de un mes. Es que la situación del sistema de responsabilidad penal para adolescentes es crítica en Cali, según un informe de la Personería. Y el mayor problema que enfrentan los centros de reclusión de los menores es que el 50 %  cumplieron su mayoría de edad, pero deben seguir internos en los centros. Lea también: Preocupa aumento de menores vinculados a actividades delictivas en Cali. El personero Héctor Hugo Montoya asegura que se hace un llamado a la Alcaldía y la Gobernación porque es necesario construir un centro solamente para los mayores de edad detenidos.  En el Buen Pastor los que han protagonizado los últimos motines son mayores de edad. En este centro se encuentran 155 mayores, quienes están recluidos en las ocho casas (patios) que anteriormente eran la cárcel de mujeres. Para el resto de los infractores (206) adecuaron otros espacios nuevos, debido a que no pueden estar juntos. John Arley Murillo, director regional del Bienestar Familiar, explica que se encuentran desbordados con el tema de los adultos. “Muchos de los menores llegan de 16 y 17 años y deben cumplir penas de hasta ocho años. Acá tenemos un joven de 25 años. Estos jóvenes que pertenecen a bandas organizadas o a pandillas llegan al centro con los problemas de afuera y acá se encuentran con antiguos enemigos y se generan las disputas”. La Defensoría del Pueblo había llamado la atención porque dentro del Buen Pastor se estaban creando pandillas y bandas delincuenciales. Murillo aclara que no es que se estén creando pandillas, es que los jóvenes hacen parte de estos grupos y cuando llegan al centro trasladan sus rencillas y eso genera roces. Lea también: En Cali hay 55 'oficinas de cobro' que reclutan menores para sus negocios ilegales. Según el Bienestar Familiar, este año, hasta julio, 30 adolescentes habían resultado lesionados por riñas entre ellos. Las heridas son ocasionadas con ‘puntas’ (armas construidas por ellos mismos con pedazos de rejas). “El esquema restaurativo y educativo del sistema de responsabilidad penal debe analizarse. En los centros tenemos jóvenes como alias Carne, detenido por poner la bomba lapa al carro de Fernando Londoño. Él hace parte de una estructura criminal e incita a sus compañeros a desórdenes. Así como él hay muchos otros y algunos tienen comunicación con sus patrones y con presos de Villahermosa. En los controles hemos decomisado celulares, en los que detectamos que se comunican por whatsapp con su jefes”, dice. La madre de uno de los jóvenes infractores, recluido en  el Buen Pastor, relata que justo hace tres semanas un joven hirió a otro cuando ella se encontraba de visita. Es que un grupo de padres realiza recorridos por el centro para dialogar con los adolescentes, en busca de que mejore la convivencia. 

La Personería  espera reunirse con el Alcalde de Cali, Maurice Armitage, para mostrarle la situación de los centros de rehabilitación de la ciudad.  El Buen Pastor y Valle del Lili  reciben a los infractores de toda la región. Aunque en el 2013 el Gobierno Nacional aportó un dinero para la construcción de un centro regional, este se perdió porque en el Concejo de Buga se opusieron a la construcción del centro en esta ciudad.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad