La mayoría de carros hurtados en Cali se da por la modalidad de 'halado'

Julio 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La mayoría de carros hurtados en Cali se da por la modalidad de 'halado'

Por un carro robado que va a ser ‘deshuesado’ para vender sus partes se le puede pagar a un delincuente entre $2 millones y $5 millones. Las partes se venden en tiendas de autopartes del centro de Cali.

El 85 % de los robos de carros, dice la Sijín, se puede evitar si se paga un parqueadero.

Más del 85 % del total de robos de carros en Cali se da en la modalidad de halado, según los datos de la unidad de robo de automotores de la Sijín, Cali. 

El dato no es menor, afirma uno de los investigadores de la Sijín, si se tiene en cuenta que para que un carro sea robado mediante el halado, es necesario que éste haya sido dejado en un lugar de poca vigilancia. 

“Que la mayoría de carros sean robados en esa modalidad solo significa que esos hurtos ocurren por descuido de la gente, por negligencia de los dueños”, dice el investigador. 

Los datos de la Sijín corroboran  su afirmación: en la mayor parte de las denuncias, las víctimas declaran que los hurtos ocurrieron luego de que dejaran el vehículo estacionado en alguna bahía, en una acera o en una calle poco transitada. 

 “Las personas, cuando denuncian, son entrevistadas para que entreguen detalles del hurto. La verdad es que luego de escucharlos uno como investigador siempre concluye: el robo se pudo evitar con el  pago de un parqueadero, si no hubieran  dejado el carro en cualquier parte”.

 Los hurtos a carros, dicen las estadísticas de la Policía, han aumentado  un 6 %  durante los primeros seis meses de este año, es decir, pasaron de 866 casos en el mismo periodo del 2014 a 918 en 2015. 

 De acuerdo con uno de los  investigador de la Sijín, encargado del robo a automotores, en el delito están sucediendo básicamente tres fenómenos. 

Por un lado, el robo de camionetas de alta gama que están siendo llevadas para la venta en Ecuador.

Se trata de vehículos costosos y bien equipados que son llevados hasta ese país  donde  se rematriculan y legalizan.  En mayo de este año un operativo de la Dijín permitió la captura de doce personas en varias ciudades, entre ellas Cali, que se dedicaban a hurtar las camionetas de alta gama para luego venderlas a redes en el país vecino que se encargaban de legalizarlas y de revenderlas en el mercado negro.

Otro de los fenómenos que se presenta es el hurto de autos de alta gama para cobrar por la entrega. 

Los delincuentes consiguen los datos personales del dueño del vehículo, lo contactan y le exigen sumas que van desde los $10 millones a los $15 millones, dependiendo del tipo de carro hurtado para devolverlo.   Entre los capturados de la banda dedicada al hurto y venta de vehículos en Ecuador se encontraba alias Jaiber quien, de acuerdo con las investigaciones, también realizaba llamadas extorsivas a los dueños de los automóviles para devolverlos.

 El otro fenómeno, tal vez el más conocido, es el hurto de carros que son desarmados en talleres clandestinos con el objetivo de vender las partes en el mercado clandestino caleño. 

Según las cuentas de la Sijín, este es el fenómeno que más se presenta en la ciudad por la sencilla razón de que la demanda de partes es muy alta. 

“El mercado ilegal de partes robadas es muy rentable, la demanda es muy alta. Entonces, robar carros para ‘deshuesarlos’ y vender los repuestos y las partes resulta muy atractivo para los delincuentes”, dice el investigador. 

Estadísticas de Asopartes indican, según Tulio Zuloaga, director de esa entidad, que el mercado negro de autopartes en el país mueve más de 8 mil millones de dólares al año. Cali es la tercera ciudad en la que el fenómeno se da con más fuerza, luego de Medellín y Bogotá.

En general, los carros que más hurtan son los modelos como el Kia Picanto, el Chevrolet Optra, el Hyundai Atos y el Mazda 323, que son precisamente los modelos más utilizados como taxis. 

“Esto significa que el hurto de carros en Cali no está sectorizado. Carros como los anteriores se pueden encontrar en muchas partes de Cali. Los ladrones están al acecho en cualquier zona, en cualquier barrio”. 

Ahora bien, ¿cómo se llevan a cabo los hurtos en la ciudad? 

De acuerdo con la Policía, hay algunas bandas que utilizan un control remoto especial que permite apagar las alarmas de determinados modelos de carros. 

Asimismo, usan una llave maestra para abrir las puertas. En abril de este año fue detenido alias Fredy, un hombre al que se le encontró un control remoto y una llave maestra y que en promedio llegó a robar hasta cuatro carros  diarios en Cali. 

Otras bandas que no utilizan estos sofisticados medios para los delitos se aprovisionan de tijeras para abrir las puertas de los carros. 

“Lo que sucede es que quienes se dedican al hurto de autos en la ciudad son personas especializadas en ese delito, son personas que tienen mucho conocimiento de los carros, de los sistemas de seguridad y que, además tienen mucha experiencia como ‘haladores’. Ellos no suelen cargar armas, no son atracadores, son especialistas en robar sin asaltar a las personas”, afirma el investigador de la Policía. 

En total, en lo que va de este año, la Policía ha logrado capturar a 139 personas por el delito de hurto de automotores. 

Para evitar el robo de su vehículo, tanto las autoridades como Asopartes recomiendan la cultura del parqueo en zonas seguras.  “Una de las  formas más efectivas de evitar que su vehículo sea robado es dejándolo en un lugar seguro. Usted corre más peligro de ser víctima de un ‘halador’ de carro que de un atracador que busca quitarle su carro. Por eso, cuando estacione, hágalo en zonas confiables, pague el parqueadero. Muchas veces, por ahorrar un poco de dinero la gente pierde sus vehículos”, dicen los investigadores de la Sijín.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad