La lucha por el microtráfico aumenta los homicidios: Director de Fiscalía de Cali

Noviembre 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra | Editora de Orden.

Gilberto Guerrero habla sobre la reestructuración de las investigaciones del crimen organizado y de la violencia en la ciudad.

Gilberto Guerrero es el director de la Fiscalía seccional de Cali, que también cubre otros diez municipios aledaños. Tiene a su cargo 300 fiscales que se encargan de investigar los delitos en esta zona. El abogado nariñense y exmagistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia habló con El País sobre la estrategia de priorización que adelanta la Fiscalía para intentar resolver la oleada de procesos en una ciudad como Cali, en la que diariamente asesinan un promedio de cinco a seis personas.Cali es una de las ciudades más afectadas por los homicidios y se presenta un alto grado de impunidad frente a los autores de estos crímenes, ¿qué ha hecho la Fiscalía para contrarrestar esta impunidad?Hemos tratado de optimizar el recurso humano y logístico. Con el CTI nos hemos tecnificado en las áreas de criminalística. Es importante la información que se extrae de la escena del delito. Desde la judicialización cuentan varios factores: la Unidad de Vida fue dividida en diferentes grupos, hay fiscales dedicados a homicidios culposos en accidentes de tránsito, otra área que conocen los homicidios dolosos y otro grupo llamado Bloque Vida, en el que se conocen casos de vocación de éxito pronto o de connotación. Se ha denunciado que la mayor parte, más del 80%, de los homicidios no se resuelven.Se está poniendo en marcha la investigación en análisis y contexto y temas de priorización. Fortalecer la investigación del análisis criminal, con unas herramientas forenses. Lo que queremos es encontrar estructuras criminales completas porque así esclarecemos muchísimos homicidios.Lo que más está incrementando los homicidios son las estructuras criminales que luchan por el control del microtráfico.¿Cuántos son en total los fiscales de la Unidad de Vida?Son 15 fiscales.Pero, ¿son suficientes 15 fiscales?Si a uno le dicen, que si necesita gente, pues siempre se contesta que sí es necesario más gente. Yo diría que más que fortalecer la Fiscalía hay que fortalecer también otras entidades que hacen parte del sistema penal acusatorio. La Policía Judicial, que son los investigadores, necesita ser fortalecida. Se necesita fortalecer la defensoría pública porque de eso depende que las audiencias se realicen. No solo es necesario un crecimiento de la Fiscalía, sino de todos.No puede negar que los fiscales aquí no son suficientes. Hay despachos que llevan 400 procesos. El Personero de Cali denunciaba que esa era una de las razones de la impunidad en la ciudad.Que haya más fiscales siempre va a ser una buena noticia porque aquí hay mucho trabajo, pero lo que quiero decir es que el crecimiento de la Fiscalía sola, sin que crezca al mismo tiempo la defensoría pública, los jueces, sin que aumenten el personal del ICBF para el tema de menores o sin que el Inpec se fortalezca no combatirá la impunidad. Más número de fiscales no significa menos impunidad.Con esa descripción que usted hace lo que se demuestra es la gran crisis de la justicia que vive Cali.Es una crisis nacional.Pero Bogotá y Medellín están en mejores condiciones que nosotros y no tienen el alto número de asesinatos que se presenta en Cali.Ellos padecen carencias de defensoría pública. Pero el referente de carencias no es en las grandes ciudades, que tienen algo, sino los municipios. Esto digamos es una crisis nacional porque el sistema penal acusatorio demanda un fortalecimiento de las instituciones.Pero llevamos siete años con el sistema penal y cuando se instaló se prometió que la justicia se iba a agilizar y modernizar. Y ahora lo que vemos es un colapso y un atraso.Al sistema lo desdibujaron muchas reformas. Esto es una percepción personal mía, la ley original consagraba una serie de mecanismos para darle agilidad a la investigación pero vinieron muchas prohibiciones relacionadas con preacuerdos, con rebajas de penas. El sistema penal se congestionó. Este no es el sistema original. Le doy un ejemplo, en el delito sexual antes la persona que se allanaba a cargos tenía unos beneficios punitivos, ya no, entonces todos se van a un juicio. Tenemos dos fiscales con 50 o 60 juicios. Las reformas posteriores entorpecieron el sistema penal.Ese tema de las rebajas a los violadores y homicidas de menores de edad puede herir mucha susceptibilidad, al decir que le den beneficios al violador de un niño. Presentado de manera descontextualizada, a todo el mundo le va a sonar una herejía decir que a un violador le rebajen pena, pero a lo que vamos es al hecho, las penas ya se habían incrementado para esos delitos con la ley paralela al nuevo sistema para que la rebaja no fuera significativa. Prohibirles cualquier beneficio en términos morales puede sonar proporcional, pero en términos de política criminal, en términos prácticos, eso significa que todos los casos van a juicio, que generan congestión en el sistema, que a su vez acarrea vencimiento de términos y por último libertad. Yo que hago con rasgarme las vestiduras y decir al violador no le doy ni un día de rebaja si me va a salir libre por la congestión.Hablando del nivel central, el Fiscal General prometió un aumento de 16 fiscales a Cali y la directora de la unidad nacional de priorización anunció recursos para descentralizar la fiscalía y tecnificarla en Cali, ¿eso se ha dado?Sí. El señor fiscal ha puesto los ojos en la estrategia de investigación y de ahí vienen los temas de priorización. Si no cambiamos la estrategia así crezcamos a la ene, no vamos a suplir nunca toda la demanda de casos.¿Y los 16 fiscales llegaron?Sí y hablo de la seccional Cali, que son Cali y diez municipios a su alrededor. Y lo que pasa en esos municipios impacta en Cali. Yo creo que la Fiscalía está fortalecida pero hace falta que las otras instituciones se fortalezcan. Se necesita más policía judicial. Si llegan 1.500 policías de vigilancia, se necesitan que traigan investigadores para judicializar los casos. En este momento se vive una crisis en el sistema de responsabilidad de menores de Cali por la falta de cupos.El tema de responsabilidad penal es muy complejo y es un tema que convoca la corresponsabilidad de varias instituciones, todos tenemos algo que ver con esto. Yo he sido testigo de que cada uno ha dado su apoyo, pero el sistema ha ido creciendo tanto que los cupos existentes se han desbordado. Se está buscando una solución. El Alcalde ha pedido el plan desarme para restringir los permisos de porte de armas, ¿qué opina usted de esa medida?A mí me parece que cuando los ejemplos han dado su resultado en otras partes son buenos de copiar y se analiza su conveniencia. La posición del Alcalde es respetable y busca ampliar la estrategia que se realiza contra el homicidio. Entonces, si el Alcalde, el Comandante de la Policía y el Fiscal seccional piden el desarme, ¿por qué no se ha aplicado? ¿Por qué el Ejército se niega?No sé por qué no se ha aplicado, no sé si se han negado, sé que se ha aplicado en algunas comunas pero no podría decir que alguien se ha negado.Y hablando de armas, ¿cómo va la investigación por la pérdida de más de 200 armas del almacén de evidencias de la Tercera Brigada?Lo que puedo comentar es que la Fiscalía tiene a cargo esa investigación y la está haciendo en base de algunas denuncias, una de ellas de la propia Brigada que denunció la pérdida de algunos elementos. Nosotros estamos haciendo una inspección en el lugar de los hechos para hacer un inventario. Estamos interesados en descubrir qué paso. Nosotros tenemos varias hipótesis sobre eso y tenemos que trabajar sobre estas. ¿Cuáles son las hipótesis?Puede ser un tema en el que estén comprometidos dos custodios o que sea algo mayor.¿No es muy grave que en uno de los sitios más custodiados de Cali se pierdan las armas?Desde luego que sí. Es una situación muy grave.Hace dos semanas se destapó un escándalo en Bogotá por el llamado carrusel de las audiencias. ¿En Cali se está presentado algo similar?Hay varias investigaciones por casos de corrupción, pero todavía es una actividad en un proceso. Es un tema que preocupa, pero no puedo decir si es igual a lo de Bogotá porque apenas son investigaciones que están iniciando y están en reserva sumarial.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad