La justicia tuvo avances, pero tensas relaciones

Julio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En sus dos periodos, Uribe sacó adelante el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, la Ley de Justicia y Paz y la Reforma Política. También redujo el hacinamiento carcelario. Sin embargo, tuvo roces con la Rama Judicial, particularmente con la Corte Suprema de Justicia.

Son varios los hechos que marcaron el tema de justicia en los ocho años de mandato del presidente Álvaro Uribe. Se destacan la transformación del sistema penal con la entrada en marcha del nuevo Sistema Penal Acusatorio, la aprobación del Código de Infancia y Adolescencia, la Ley de Justicia y Paz, la reforma constitucional y la disminución del hacinamiento carcelario con la construcción de once nuevos centros de reclusión. Pero también fueron varios los roces entre la Rama Ejecutiva y la Judicial durante el gobierno del presidente Uribe, y particularmente con la Corte Suprema de Justicia, especialmente en su segundo mandato. Las dos ramas se han acusado mutuamente de conspiración, en especial a raíz de los escándalos de la ‘parapolítica’ y la ‘yidispolítica’. Asimismo, las interceptaciones telefónicas del DAS contra políticos, jueces y magistrados, conocidas como ‘chuzadas’, dividieron aún más a los dos poderes al punto que el Gobierno terminó criticando las decisiones de los jueces y magistrados. Por estas críticas, en junio último unos 25.000 funcionarios de la Rama Judicial salieron en defensa de la autonomía con una jornada de protesta contra el presidente Uribe. Los anteriores, así como la fusión de los ministerios de Justicia y del Interior, se constituyeron en acontecimientos sin precedentes en la historia del país. Sin embargo, para el ex ministro del Interior y de Justicia, el vallecaucano Carlos Holguín Sardi, en los últimos ocho años el presidente Uribe hizo más por la justicia que cualquiera de sus predecesores. Y señaló que: “La justicia no respondió, no tuvo la eficacia y la rapidez”.Los mayores logros El Sistema Penal Acusatorio es, a juicio de varios analistas, el más importante logro en materia de justicia penal en los 200 años de historia del país. “Fue una transformación profunda a la que se le invirtieron grandes recursos”, dice el ex ministro Carlos Holguín. “El nuevo sistema penal modernizó y agilizó el apararo judicial. Dio celeridad a los procesos y propició juicios orales e inmediatos. Infortunadamente no se obtuvo eficiencia porque sabemos que la justicia penal sigue estando congestionada”, explicó Holguín. En tal sentido durante el más reciente balance de gobierno, la Presidencia de la República informó que entre 2002 y 2010, el presupuesto asignado a la justicia ordinaria se incrementó en un 37% y el de la Fiscalía General de la Nación en un 51% en pesos reales. Otro de los puntos destacados en los últimos ocho años ha sido la disminución en el hacinamiento de las cárceles, aunque sus resultados apenas se comienzan a ver. En el año 2002 el hacinamiento de la población reclusa era del 16%, llegando a niveles del 38% en 2009. El Gobierno se propuso disminuir el hacinamiento al 10% mediante la entrega de 22.500 nuevos cupos con la construcción de once nuevas cárceles; por lo que hoy día se llega al 4,6% de hacinamiento. A Uribe también se le abonan la reforma de varios códigos, la reforma estatutaria de la justicia, la Ley de Delitos Menores, el fortalecimiento de la Fiscalía y el Código de Infancia y Adolescencia, aunque este último es cuestionado por la debilidad en los castigos a las infracciones que cometen los menores, generadores de un alto número de delitos de alto impacto en todo el país.Uribe creó y puso en marcha la Ley de Justicia y Paz, herramienta de su Gobierno para juzgar a los paramilitares que se acogieron al proceso de desmovilización. No obstante, esta norma se ha constituido en foco de críticas sobre todo por el tema de la reparación a las víctimas. En el 2009 se aprobó la Reforma Política para castigar severamente a directivos y partidos o movimientos que permitieran el ingreso de dineros mal habidos y personas con vínculos con grupos ilegales en las actividades políticas o electorales. “Habrá silla vacía para congresistas con nexos con el narcotráfico y otros delitos”, dijo en su momento el presidente Uribe. Según el ministro Fabio Valencia Cossio, estas leyes y códigos “siempre buscaron tener la justicia al día y a hacerla eficaz”. En cuanto a la prevención del delito y la promoción de la justicia comunitaria, indicó que en agosto de 2002 estaban en funcionamiento 44 casas de justicia, mientras que en julio de 2010 el país contaba con 69 casas en operación, 25 de las cuales son nuevas. Otros logros importantesUribe fusionó los ministerios del Interior y de Justicia, otorgando así al responsable de esta cartera la función de mediar entre el Gobierno y el Legislatiavo, así como lidiar con las cortes, manejar las cárceles, extraditar narcotraficantes, manejar los bienes incautados a la mafia y hasta coordinar las actividades del gobierno durante los desastres naturales. Otro de los logros alcanzados durante los ocho años de Gobierno, es la protección de 16 poblaciones vulnerables. Para cumplir con este propósito destinó 388 mil millones de pesos. En el 2002 este programa dio protección a 4.900 personas y en el 2009 a 11 mil. El Ministerio del Interior dijo, sobre el Sistema de Atención y Prevención de Desastres, que entre 2002 y 2010 se atendieron cinco millones 781 mil personas afectadas por desastres naturales.El escándaloLas ‘chuzadas’ del DASDesde 2008 se conocieron los primeros escándalos por el tema de las interceptaciones telefónicas hechas desde el DAS a funcionarios públicos, jueces, magistrados y políticos opositores al Gobierno. Por este escándalo han salido del DAS cerca de 200 funcionarios, cuatro de sus ex directores han sido llamados a declarar y un ex jefe de inteligencia fue condenado recientemente por la justicia. Después de los graves señalamientos de la Fiscalía en la audiencia de imputación de cargos en la que se develó la posible participación de altos funcionarios de la Casa de Nariño en las ‘chuzadas’ a magistrados de la Corte Suprema de Justicia, la polémica creció. El magistrado Jaime Arrubla Paucar, presidente (e) de la Corte Suprema de Justicia, consideró que el Ejecutivo no puede espiar al poder judicial. Este caso se constituyó en el más opaco de los puntos del presidente Uribe en su gestión de justicia, pues cuestionó varias decisiones de los altos tribunales. ProtagonistasFernando Londoño fue el primero en ocupar el Ministerio del Interior y de Justicia. Polémico y de posiciones fuertes. Impulsó dos reformas tributarias, una reforma pensional, fusión de ministerios, reestructuración del Estado y el referendo del 2003. Salió del Ministerio por discrepancias con el Congreso y otros colegas.Sabas Pretelt, reemplazó a Londoño y fue Ministro entre 2003 y 2005 del primer mandato. Contra muchos pronósticos hizo una excelente gestión, al punto que logró sacar adelante la reelección presidencial. Carismático y conciliador. Le cuestionaron no haber sacado adelante la reforma a la justicia ni fortalecer el tema territorial.Carlos Holguín Sardi, ex gobernador del Valle. Fue Ministro del Interior entre 2006 y 2008. Inició el segundo periodo con el presidente Uribe. Puso en marcha la Ley de Justicia y Paz, que dio pie a la judicialización de paramilitares. Fortaleció la Fiscalía e incrementó la nómina del ente acusador. Inició la construcción de diez cárceles.Fabio Valencia Cossio actual ministro del Interior y de Justicia del gobierno de Uribe. Ha trabajado por el tema carcelario, inició el programa de brazaletes electrónicos que ha beneficiado a 1.200 personas. Promovió que por primera vez la totalidad de la población reclusa gozara del régimen subsidiado de salud.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad