La historia secreta de la guerra por la 'herencia' de Pacho Herrera

Diciembre 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La captura de cinco personas sindicadas de reclamar los bienes del capo es solo el capítulo más reciente. ¿Qué hay detrás?

[[nid:490316;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/12/pacho_herrera_propiedades.jpg;full;{Elmer ‘Pacho’ Herrera, capo del Cartel de Cali, tenía miles de propiedades, que fueron ocupadas por las autoridades. Esta es una de ellas, que tras la extinción de dominio quedó abandonada. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Élmer ‘Pacho’ Herrera no solo fue el cuarto hombre del Cartel de Cali;  en la década de los 90 era uno de los capos más ricos del país. Gran parte de su fortuna estaba invertida en negocios inmobiliarios: unidades residenciales, casas, lotes y fincas... Lea también: Ordenan devolver a 160 compradores bienes de 'Pacho Herrera' en Cali

Hoy, casi dos décadas después, aún se habla de la fortuna de ‘Pacho’ Herrera, que ha sido objeto de cruentas  disputas. Esta semana capturaron a cinco personas, entre ellas uno de sus hermanos, un sobrino y un locutor deportivo, a quienes sindicaron de los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos, pues intentaban, a través de amenazas, recuperar propiedades que habían sido de este clan.

La investigación de la Sijín de la Policía Valle y de un fiscal de la Unidad contra el Crimen Organizado arrojó que los detenidos  presuntamente reclaman propiedades que habían pertenecido a ‘Pacho’ Herrera.

Según la Policía y la Fiscalía, el locutor,  identificado por la Policía como Jhon Jairo Patiño, conocido como JJ en el mundo radial, cumplía órdenes de dos de los hermanos Herrera Buitrago: Ramiro (libre) y Manuel (capturado). 

Tras el  asesinato del capo, en 1998,   la Fiscalía  inició un proceso de extinción de dominio a cinco mil de sus bienes. Y 17 años después de su muerte, la Unidad de Lavado de Activos y Extinción de Dominio tiene procesos de propiedades del Clan Herrera.

La muerte de Herrera se presentó en una confrontación con el Cartel del Norte del Valle, liderado por Orlando Henao Montoya, quien, a su vez, fue asesinado por el medio hermano de ‘Pacho’.

Para vengar la muerte de Henao Montoya, su principal lugarteniente: Wílber Alirio Varela, ‘Jabón’, desató una guerra contra el Clan Herrera.

“Los del Cartel del Norte del Valle le ganaron a los ‘Pachos’. Varios de los hermanos murieron y los otros debieron irse de Colombia. A Varela lo apoyaron desde ‘Cuchilla’ (asesinado en el 2001) ‘Chupeta’ (Juan Carlos Ramírez Abadía, actualmente preso) y ‘Tocayo’ (Luis Ocampo Fómeque)  hasta el coronel Danilo González (policía que terminó trabajando para este cartel)”, relató uno de los antiguos socios del Cartel del Norte del Valle, que pagó una pena de prisión y ya está libre.

Uno de los hermanos que murió en esa guerra fue ‘Tony’, a quien encontraron en Venezuela. “A él lo torturaron para que revelara cuáles eran sus propiedades. Les contó que una abogada manejaba toda esa información. Los enviados de Varela acudieron al apartamento de la abogada, en la Pasoancho, y de allí se llevaron siete cajas con la lista de los bienes”, reveló la fuente.

Con ese listado de propiedades, empezaron a quitárselas a los testaferros, a los trabajadores y  familiares de guerra.

“Con esos bienes se quedaron los del Cartel del Norte del Valle. Muchos de ellos han pasado de mano en mano porque como casi todos los jefes están muertos o detenidos,  los bienes quedaron a nombre de testaferros, ex novias o viudas”, recordó el ex socio de los narcos.

En 1999, en medio de la disputa por las propiedades, fueron asesinados dos abogados del capo:  el exprocurador Guillermo Villa Alzate, y Vladimir Ilich Mosquera. También mataron a un contador y a otros dos juristas.

Cinco años después, aunque el conflicto entre el Clan Herrera y Varela había terminado, las ‘oficinas de cobro’ de ‘Jabón’ seguían recopilando bienes de sus antiguos enemigos. 

En el 2004, asesinaron a   Martha Correa de Sánchez, directora de la Oficina de Instrumentos Públicos de Cali. En un registro a la oficina de la abogada  encontraron documentos en los que aparecían registros de bienes, que al parecer, pertenecieron a este clan y estaban a nombres de testaferros.

Dos de los hermanos de ‘Pacho’ Herrera, al perder la guerra con Varela, partieron a Estados Unidos, donde fueron detenidos.

Manuel Herrera salió libre, regresó en el 2006 a Colombia, donde fue arrestado ese año.  Tiempo después lo liberaron.

Ramiro, conocido actualmente por las autoridades como el ‘Señor de la R’ fue liberado en diciembre del 2011. Semanas después, regresó a Colombia.

“Desde ese momento empezó a recuperar propiedades. Como Varela, su enemigo, había sido asesinado por los hermanos ‘Comba’, que asumieron el poder de esa organización, se contactó con uno de ellos y le pidió autorización para reclamar los bienes que le habían quitado. ‘Comba’, que estaba negociando su entrega, no quería más guerras y le dijo que él no intervendría ni a favor ni en contra. Así empezó una campaña para recuperar propiedades”, relató un  oficial de la Policía.

Un abogado, que trabajó para varios capos del Cartel del Norte del Valle, reveló que en estos tres años han  recuperado más de cien propiedades.  

Pero la familia Herrera es grande. Los hermanos Herrera Buitrago eran nueve.  “También están los medio hermanos, los sobrinos... Y no solo el ‘Señor de la R’ quería recuperar los bienes. Hellman Edison Herrera, alias Yiyi, medio hermano de ‘Pacho’, también estaba contactando antiguos testaferros para quitarles las propiedades. Eso hizo que los hermanos se pelearan y ‘Yiyi’ fue asesinado”, relató una fuente de la Fiscalía.

Ya el ‘Señor de la R’ tenía el camino libre para continuar recuperando sus antiguos bienes. Pero en junio del 2012, un antiguo testaferro del Cartel de Cali acudió ante la Sijín, como informante, y les reveló que lo estaban amenazando para que les entregara una casa. 

El informante le dio a los investigadores de la Sijín el número celular del que lo estaban llamando. El número fue intervenido y expertos del CTI de la Fiscalía empezaron a analizar las llamadas de ese número.

Los investigadores  descubrieron que el dueño del celular era el locutor ‘JJ’ Patiño. También identificaron que este se comunicaba con dos de los hermanos Herrera Buitrago, uno de ellos, Manuel, fue detenido en la operación de esta semana.

Con Manuel, relató uno de los investigadores, se comunicaba también por mensajes, mientras el ‘Señor de la R’ era mucho más precavido. “Le detectamos llamadas de 57 celulares diferentes, todos eran prepagos, cabinas o minuteros. En las comunicaciones estas personas le pedían al locutor que recuperara los bienes. También resaltaban que él por su forma de hablar y sus contactos les era muy útil en ese trabajo”, reveló el investigador.

En este tiempo, las autoridades escucharon que intentaban recuperar cien bienes, desde lotes, bodegas, apartamentos, fincas o lujosas casas. En la investigación, lograron identificar plenamente 33 de estas propiedades.

“En ocasiones daban las direcciones exactas y al corroborar veíamos que se daban  ventas o traspasos de esas propiedades días después  de esas llamadas. Pero en muy pocos casos se presentaron denuncias”, agregó.

Uno de esos bienes, por ejemplo, fue un edificio del barrio San Bosco, en el centro de Cali. “La edificación había pertenecido a un hombre apodado ‘Chucho’, de quien  se dijo que era testaferro del Cartel de Cali, pero nunca se le comprobó. Ese hombre murió y sus herederos se quedaron con el edificio. Pero después descubrimos el traspaso”, relató la fuente.

Como ese caso, las autoridades identificaron otros traspasos de propiedades, la mayoría de ellas en Cali, donde descubrieron tres casas en Ciudad Jardín y una finca.

Una de las pocas denuncias por estos hechos se dio por una finca en La Cumbre, en la que hombres armados irrumpieron. Retuvieron por tres días al administrador junto con su familia, mientras el propietario firmaba el traspaso. 

Una llamada alertó al Gaula, que llegó al lugar y capturó a seis hombres. El administrador les relató que él había visto a un hombre, que se le identificó como ‘J1’, jefe del Clan Úsuga en la región. Tras esa detención, las autoridades escucharon como ‘JJ’ Patiño hablaba con uno de los abogados de estas personas buscando fórmulas para sacarlos de la cárcel.

La historia de ‘Pacho’ Herrera Elmer Herrera Buitrago,  quien fue el cuarto hombre del Cartel de Cali, se entregó a la justicia en 1996 en Yumbo.  Su disputa personal  contra Pablo Escobar desató una guerra entre el Cartel de Cali y el de Medellín. Herrera fue víctima de un atentado, en 1990, en una cancha de fútbol de Candelaria en la que 18 personas fueron asesinadas. En 1998  en la Cárcel de Máxima Seguridad de Palmira, Herrera fue asesinado por un sicario, identificado como Rafael Angel Uribe Serna, quien ingresó al penal haciéndose pasar como abogado. Tiempo después se supo que este hombre era sicario al servicio de Wílber Varela.  Uribe Serna, tío de los hermanos Calle Serna, ‘Los Comba’ (herederos de Varela) fue asesinado en el 2013.  Manuel Herrera Moncada,  medio hermano de ‘Pacho’, asesinó en la cárcel a Orlando Henao Montoya, jefe del Cartel del Norte del Valle, en venganza por el asesinato de su hermano. Esto desató una guerra entre los dos clanes.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad