La historia de los secuestrados de Colombia que las Farc niegan tener

La historia de los secuestrados de Colombia que las Farc niegan tener

Septiembre 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Heinar Ortiz Cortés | Reportero de Elpais.com.co
La historia de los secuestrados de Colombia que las Farc niegan tener

La familia del sargento Héctor Velásquez Carrillo, el secuestrado más antiguo.

A pesar de que las Farc reiteraron que desde febrero abandonaron el secuestro, se habla de más de 400 plagiados en su poder. Víctimas piden explicación sobre sus familiares.

Un dolor frío, que muerde las entrañas, las congela y va dejando nuevamente esa sensación de vacío en la boca del estómago. “Imagínese usted, levantarse a las tres o cuatro de la mañana, pensando con cada desvelo cómo estará el hijo de uno... Si ya comió, si tiene frío, si tiene hambre... Esa ausencia de él es la que nos está matando... Es un dolor que no le deseo a nadie”.Rafael Alberto Mora habla del dolor que le causa estar lejos de su hijo Juan Camilo Mora, quien según afirma, fue secuestrado por las Farc el jueves 19 de enero del 2006, en el barrio Santa Cecilia, occidente de Bogotá. Hace ya 2.419 días.Juan Camilo, bogotano y administrador de empresas, trabajaba como tramitador de documentos de tránsito. Cuenta don Rafael que la última vez que se le vio en libertad, fue ese día cuando unos desconocidos lo citaron para entregarle los papeles de una diligencia que debía hacer.“El carro de Juan Camilo apareció por Chía, en perfecto estado. No se le llevaron nada. Las investigaciones de la Fiscalía dijeron que lo tenía el frente 53 de las Farc, que operaba en esa zona. La Fiscalía dice que en ese tiempo, por esa ruta, se llevaban a la gente hacia el Sumapaz y la selva del Meta”, cuenta Rafael.Juan Camilo, quien ya debe tener 33 años, es uno de los 694 colombianos que aún tiene en su poder las Farc, según cifras de la Fundación Nueva Esperanza, ONG que acopia los registros de la Fiscalía y demás organismos de seguridad sobre el secuestro en Colombia.Las cifras sobre el número de plagiados por las Farc son confusas. Según otra cifra, la de Fondelibertad, hay 400 colombianos retenidos por esta guerrilla, 294 menos que los registrados en Nueva Esperanza.Pero más allá de los números, el flagelo es una realidad, a pesar de que las Farc aseguraron desde el mes de febrero que ya no tienen ningún secuestrado en su poder.Este jueves, ‘Rodrigo Granda’, el ‘canciller’ de las Farc, reiteró en Cuba que el secuestro ya no hace parte de sus políticas. “Eso lo podemos comprometer ante toda la opinión pública mundial”, señaló.Rafael, el padre de Juan Camilo, no lo cree. Relata que en estos seis años han recibido dos llamadas telefónicas de personas que creen haber visto a su hijo. Las llamadas, al final, resultan siendo falsas. Rafael dice que nunca han recibido pruebas de supervivencia de las Farc, pero tampoco lo han llamado a cobrarle por devolverlo.“Somos personas normales. No somos ricos ni somos políticos. No sé cuál sea el motivo para su secuestro”, asegura Rafael, quien a pesar de la incertidumbre, mantiene la esperanza de que su hijo vuelva algún día a su casa.“Lo que más recuerdo de mi hijo es su amabilidad, su alegría... Me gustaría verlo regresar, así como se fue. Abrazarlo. Decirle cuánto lo amamos”, dice.***La confusión sobre cuántas personas se encuentran aún plagiadas en las selvas por la guerrilla no es excusa para no hacer nada por ellos. Así lo sostiene Enrique Celis, cuñado del sargento del Ejército Héctor Velásquez Carrillo, catalogado por la Fundación País Libre como el secuestrado más antiguo del país, con un cautiverio que raya en el absurdo: 5.516 días.Si el sargento Velásquez hubiera tenido una hija en el momento de su secuestro, el 27 de julio de 1997, ya le habría celebrado la fiesta de quince años y estaría a punto de graduarse del colegio.“No son una ni dos personas. El Comandante del Ejército dijo en abril que hay más de 50 militares desaparecidos. El censo de la organización 'Los que Faltan: Secuestrados y Desaparecidos de Colombia' dice que son por lo menos 400. La base de datos del programa radial 'Las Voces del Secuestro' habla de cerca de mil. El Gobierno debe exigirle a la guerrilla que responda qué pasó con esas personas, antes de sentarse a dialogar”, dijo Enrique Celis.El periodista Herbin Hoyos, director de ‘Las Voces del Secuestro’, programa radial que todos los sábados abre el espacio para que los familiares envíen mensajes a los secuestrados, dijo que es necesario que el tema de las víctimas sea tenido en cuenta antes del diálogo.“Los familiares de los secuestrados exigen invertir el orden de los puntos de negociación. No dejar los derechos de las víctimas para lo último. La guerrilla ha mentido mucho y debe demostrar con hechos que realmente esto (el proceso de paz) va en serio”, dijo.***Blanca Flórez, vocera de la organización ‘Los que Faltan: Secuestrados y Desaparecidos de Colombia’, dice que a pesar de todo, tiene fe que con el proceso de paz puedan volver a ver a sus familiares.“Sabemos que es mentira que las Farc no tienen secuestrados. Mi hijo, Jesús Antonio Rodríguez Flórez, fue raptado con fines extorsivos por el frente 15 de las Farc el 18 de noviembre de 1997, en Bogotá. Luego fue llevado al Caquetá”, dijo.Doña Blanca cuenta que estuvo en San Vicente del Caguán, en la época de los anteriores diálogos de paz, hablando con alias Iván Ríos sobre su hijo. Intercediendo por él, por su libertad.“’Ivan Ríos’ me confirmó que tenían a mi hijo. Luego, se acabó el Frente 15 y la zona de despeje y le perdí la pista. Desde entonces he recorrido toda Colombia y el Ecuador buscándolo”, expresó.Y como ella, las familias del sargento Eduardo Morán López, secuestrado el 14 de noviembre de 1998 en Nariño; del soldado Reinaldo Piamba Ruiz, raptado hace 14 años en Orito, Putumayo, y del capitán Carlos Alberto Hernández, quien completa 5.327 días de cautiverio, esperan sus retornos.También aguardan por el regreso de los suyos los familiares del soldado William Giovanni Gómez Carrera, secuestrado en Teteyé, Putumayo, en 2004; los del soldado Diego Fernando González, de quien se supo hasta el 26 de noviembre de 2010, y los allegados del oficial segundo de la Marina Cristhian William López Pedraza, secuestrado el 14 de febrero del 2011.El dolor está latente. Ese dolor frío, que muerde las entrañas, causado por la ausencia de los plagiados, que según sus familias están en poder de las Farc. Aunque hoy la guerrilla afirme lo contrario.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad