La historia criminal de alias Orejas, jefe de 'la Empresa' de Buenaventura

La historia criminal de alias Orejas, jefe de 'la Empresa' de Buenaventura

Julio 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La historia criminal de alias Orejas, jefe de 'la Empresa' de Buenaventura

Alias Orejas estaba en el cartel de los más buscados de la Policía.

El temido jefe de la banda criminal fue capturado en Melgar, Tolima. Era considerado el 'Pablo Escobar' de Buenaventura.

“Haga de cuenta que para nosotros, aquí en Buenaventura ‘El Mono’ era algo así como Pablo Escobar. Él fue el que montó la ‘Empresa’ y comenzó con las casas de pique”.El hombre que habla asegura que la captura realizada el miércoles por la Policía y la Fiscalía en Melgar, Tolima, es uno de los golpes más fuertes a las bandas criminales en la ciudad. Cuenta, parado en una esquina del centro de Buenaventura, que la ciudad está revolucionada.Alias El Mono u Orejas era uno de los catorce presuntos jefes de bandas criminales más buscados en el país. Su nombre -Orlando Antonio Cuero Ramírez-, aparece junto al de los Úsuga, jefes de los ‘Urabeños’. La Policía ofrecía $1200 millones por información de su paradero. Este hombre es señalado por la Policía y la Fiscalía como uno de los jefes y fundadores de la banda criminal la ‘Empresa’ en Buenaventura y está investigado por varios homicidios en la Fiscalía contra el Crimen Organizado. El miércoles, en una audiencia ante un juez de Control de Garantías le imputaron los delitos de concierto para delinquir, homicidio y desplazamiento forzado. Fuentes de la Fiscalía indicaron que aceptó estos cargos y fue enviado a la cárcel por un juez de Control de Garantías.“Él abandonó el Puerto tras el anuncio presidencial de intervenir esa zona del país, y se trasladó a Melgar (Tolima) para evadir el asedio de las autoridades. Gracias a un trabajo de inteligencia de la Policía fue ubicado y capturado en ese municipio, cuando aparentemente planeaba reunirse con su hermano para diseñar una nueva estrategia contra el Clan Criminal de los Úsuga (Urabeños), con el que mantiene una lucha armada”, indicó el director de la Policía, general Rodolfo Palomino.Según los datos de la Policía, ‘Orejas’, de 33 años, “nació en Buenaventura y en 2002 se vinculó como sicario a una estructura que delinquía en las comuna 12 (en la entrada de la ciudad). A través de contactos y alianzas con integrantes de los ‘Rastrojos’ fue ganando camino hasta convertirse en jefe de la denominada oficina de cobro ‘La Empresa’, que está al servicio de la banda criminal”.Asimismo, antes de fundar la ‘Empresa’ hizo parte del Bloque Calima de las autodefensas, pero no se desmovilizó. “Aprovechando esos contactos reclutó a varios desmovilizados supuestamente para ayudarlo a prestar seguridad en varios sectores, por eso le pusieron la ‘Empresa’, porque él se hacía pasar como comerciante, y luego se descubrió que se trataba de una ‘oficina de cobro’, aliada de los ‘Rastrojos’”, explicó una fuente de inteligencia. La Policía agregó que este hombre “tendría a sus órdenes cerca de 200 hombres dedicados al homicidio, desapariciones forzadas, tráfico de armas, narcotráfico y secuestro. Por la hegemonía delincuencial en Buenaventura, sostiene una disputa con integrantes del “Clan Criminal de los Úsuga”, que ha dejado varias muertes selectivas en los barrios de baja mar y en la Comuna 12”..Las autoridades investigan la relación que han tenido los hombres de ‘Orejas’ en varios de los casos de personas descuartizadas en Buenaventura en los últimos dos años. “En la costa del Pacífico vallecaucano, alias Orejas impuso un cobro ilegal a otros traficantes de droga por la salida de los cargamentos de cocaína, rumbo a Centroamérica y Estados Unidos. Quien no cumplía con esa exigencia era buscado e intimidado por su grupo de sicarios”, se indicó en el boletín.‘La Empresa’Aunque la Empresa había quedado diezmada por la guerra con los Urabeños, en la que murieron varios de sus integrantes en enero del 2013 en Potedó, a 45 minutos de Buenaventura, este grupo se reorganizó y regresó al Puerto a mediados de noviembre del año pasado.Esto generó una serie de disputas y hechos de violencia, incluyendo las llamadas casas de pique, donde descuartizan personas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad