"La de los soldados es una reclamación tardía”: Ejército

Diciembre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Soldados muestran las prendas que pudieron sacar con el bono de licenciamiento, en una entrega que ellos perciben con muchas irregularidades.

El Ejército negó las acusaciones de los soldados y dijo que es la primera queja tras 17.000 kits entregados.

El coronel Gustavo Vizcaya, jefe de la Jefatura Logística del Ejército Nacional de Colombia, respondió a Colprensa las denuncias de soldados licenciados sobre la dotación de ropa que la institución les entrega al terminar su servicio militar.El alto oficial dijo que esta reclamación es extemporánea, ya que tienen diez días hábiles para presentar cualquier queja, porque “ya nos ha pasado”, admitió. “Si los soldados no estaban conformes debieron decirnos. Si nos lo comunican inmediatamente, llamamos al proveedor y pedimos traslado a otro almacén, y mandamos a los encargados de supervisión y control, porque la filosofía nuestra es que el soldado se vaya satisfecho”, explicó.Según los soldados, si se quejan a sus comandantes, estos no tienen copia del contrato y dicen que “ese es el bono que mandaron, aquí no podemos hacer nada”.El oficial explica que el proceso de contratación a través de la Bolsa Mercantil Colombiana, BMC, lo inició el Ejército en 2011. “Antes era descentralizado, cada unidad compraba localmente sus productos, pero también hubo muchas quejas, quizás más de las que puedan surgir ahora. Con el ánimo de corregir esa situación, se emitió una directiva ministerial para que cada fuerza compre focalizadamente sus productos. Buscamos lo mejor para nuestros soldados, con las dificultades que hay, porque es una logística a nivel nacional”. Respecto a las supuestas irregularidades en la entrega de estas dotaciones a un contingente en Cali, dijo que a todos los ordenadores del gasto de los batallones se les instruyó sobre el control y que debían delegar a una persona con mando para ello. “Se les explicó el reglamento mercantil, donde hay un comisionista vendedor, un comisionista comprador y nosotros fungimos como supervisores”, dijo.“Las instrucciones están dadas y si surgen inconvenientes, pueden informar en esta dependencia, nosotros atendemos, reaccionamos y corregimos. Hemos entregado 17.000 kits con esta firma y es la primera queja. También mandamos gente a todas las unidades para que hagan el control. Aquí tengo un informe con fotografías del almacén de Cali”, dijo el coronel Vizcaya a Colprensa.Sobre el plazo tan corto, el oficial Vizcaya dijo que esas son condiciones de la BMC, encargada de la licitación entre corredores de bolsa. “Tiene que ser en ese plazo porque tenemos que demostrar el incumplimiento, no quedarse en decir, es que no me gusta”, dijo Martha Lucía Alvarado, asesora jurídica para la contratación de la dirección de contratación del Ejército Nacional de Colombia.La funcionaria explicó que los recursos le llegan al jefe logístico que es el ordenador del gasto del Ejército. “Nosotros sabemos cuántos contingentes vamos a licenciar y según ese número, salimos a comprar a la Bolsa (BMC), después de llenar una ficha técnica de negociación y del producto que necesitamos. La Bolsa adelanta su proceso por puja, a la que se puede presentar todo el mundo, eso sí, a través de un comisionista porque funciona así. Hay un ganador, que presenta las muestras, aquí se revisan, se aprueban y se ejecuta por los almacenes que debe tener esa firma, ”, dijo Alvarado. Sobre la vigencia de un mes del bono y la urgencia de que reclamaran la dotación entre el 5 y 7 de octubre, Alvarado insistió en que “si el comandante les dijo que fueran en esos tres días era para que la lucieran en la ceremonia de licenciamiento y salgan decentemente vestidos. El propósito es sacarlos con la ropa nueva. Si alguien no puede ir ese día, tiene varios días para reclamarlo después”.Los soldados insistieron en que nadie pudo lucir la ropa nueva porque la ceremonia no se realizó el día sábado como estaba previsto, sino que fue adelantada el mismo viernes del ensayo, sin la presencia de sus familiares como es tradicional.A esto el coronel Vizcaya dijo que “licenciar un soldado no es como coger un rebaño de ovejas, espantarlas y sacarlas corriendo; no es cierto. A los muchachos se les trae de sus áreas de operaciones a los batallones, se les hace un examen médico de evacuación, un proceso de revisión de materiales, hay toda una planificación. El soldado debe entregar su uniforme y la ley ordena darle una dotación civil para que no salga en pantaloneta a la calle”.El encargado de la logística concluyó que “aquí nada es producto del azar. Tenemos toda la trazabilidad del proceso de producción de las prendas, hasta los soportes de compra de las materias primas”.La Bolsa La Bolsa Mercantil Colombiana, BMC, hizo llegar a El País los listados de prendas de los kits de clima frío (21) y de clima cálido (26).Cualquier inconformidad se debe presentar al Oficial Ejecución Presupuestal de la Dirección de Personal, de MinDefensa, como Supervisor General de la Operación, según dictan las fichas técnicas de negociación, para que dicha entidad presente la reclamación al vendedor y haga exigibles las garantías de cumplimiento y de calidad.En los últimos dos años, se han celebrado ocho operaciones en la BMC para el suministro de dotación de vestuario y calzado civil al Ejército, que han sido adjudicados a diferentes vendedores.“De las tres operaciones en ejecución en 2013, la BMC no ha recibido reclamación, queja o solicitud de declaratorio incumplimiento alguna”: BMC.ExclusividadLa asesora jurídica del Ejército, Martha L. Alvarado, dijo que las entregas a puerta cerrada “eran para atenderlos en forma exclusiva. Ese día los clientes son nuestros soldados”.Sobre la contratación con la BMC, afirmó que “estamos muy tranquilos porque hemos mejorado el proceso y hemos blindado bien el tema en lo económico y en lo técnico”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad