“La coca es la desgracia de Tumaco”: alcalde Víctor Gallo

Agosto 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié | reportera de El País
“La coca es la desgracia de  Tumaco”: alcalde Víctor Gallo

Víctor Gallo Ortíz, alcalde de Tumaco.

El alcalde Víctor Gallo Ortiz reconoció que la Fuerza Pública no ha sido efectiva en el combate a la violencia que hace años enfrenta el municipio.

Tumaco es el municipio del país que tiene el mayor número de hectáreas sembradas con cultivos ilícitos. También es uno de los más violentos: 128 asesinatos en lo que va corrido de este año. Y, a su vez, es un pueblo donde ser comerciante es una profesión de alto riesgo: el 80% de ellos son extorsionados por las Farc. El alcalde Víctor Gallo Ortiz culpa a los grupos criminales de la violencia que sufre el puerto del Pacífico. Pero no solo a ellos. El mandatario reconoce que el olvido del Gobierno Nacional también ha sido otro verdugo. Aunque en los últimos años los cultivos de coca han disminuido en el país, en Tumaco las noticias no son buenas: aún sigue siendo el municipio con más hectáreas sembradas (5.062 en el 2012)...Sí, nosotros esperábamos tener una disminución significativa, pero las cifras de la ONU demuestran que todavía tenemos un área grande de esos cultivos. Creemos que en los próximos años esa estadística va a cambiar. Y usted, como Alcalde, ¿qué está haciendo para que eso cambie?Yo he destinado recursos de las regalías para apoyar los proyectos de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos. Hemos invertido más de $3.000 millones en esas iniciativas. Asimismo, se están haciendo brigadas de erradicación manual forzosa y el próximo 17 de agosto viene el Ministro de Agricultura, a quien le vamos a presentar una propuesta que beneficiará a 19.000 familias de Tumaco, que quieren dejar los cultivos ilícitos. ¿Cómo garantizar que esa estrategia va a funcionar, teniendo en cuenta que desde hace años se han anunciado medidas similares y, sin embargo, los cultivos ilícitos no disminuyen?Lo que ha pasado es que las administraciones anteriores no le apostaron a este tipo de estrategias. Pero yo soy ingeniero agrónomo y conozco bien el tema productivo, por eso estoy convencido de que este tipo de inversiones son importantes y más ahora que los campesinos se han dado cuenta de que la coca no les deja ganancias, sino desplazamiento, muertes y dolor. ¿La coca sigue siendo la desgracia de su pueblo?Sí, la coca es la desgracia de Tumaco porque es la gasolina que alimenta la violencia. Por el narcotráfico han aparecido esos grupos armados ilegales, en este caso las Farc, y bandas criminales como ‘los Rastrojos’.¿Y son esos grupos los que han cometido los 128 asesinatos que se han contado este año? Sí, la mayoría de estos homicidios se debe a enfrentamientos que se dan en la zona urbana entre los integrantes de estos dos grupos, que tienen una guerra interna.Pero esa disputa no es nueva. Desde años se sabe que ‘los Rastrojos’ y las Farc se creen los dueños de los barrios y parece que a las autoridades les ha quedado grande esa situación... Se han hecho esfuerzos, pero no han sido suficientes. El pie de fuerza es reducido y hay dificultades para el transporte de autoridades como la Policía. Por ahora, nos acaban de aprobar un convenio para que nos entreguen 51 cámaras de seguridad para vigilar los puntos más inseguros del municipio. Esperamos que nos lleguen a final de este año y así podamos tener pruebas contundentes contra la delincuencia. ¿No cree que resulta absurdo que solo hasta final de este año Tumaco, uno de los municipios más violentos del país, tenga sus primeras cámaras de vigilancia? Es cierto que esto se debió gestionar hace mucho tiempo, pero las administraciones anteriores no le pusieron empeño al tema. Usted denunció hace poco que el 80% de los comerciantes de Tumaco es víctima de extorsión, ¿qué ha faltado para combatir este delito?Las extorsión es otra de las realidades que enfrenta Tumaco. Hay un plan de choque para acabar con este delito, pero también hace falta un compromiso de parte del sector comercial para denunciar los casos.Pero, cómo pedirle a los comerciantes que denuncien cuando quienes se han atrevido han resultado asesinados o con un atentado en su negocio...Es cierto. Hay un alto porcentaje de desconfianza en las autoridades por algunos casos que han ocurrido. Por esa razón, le solicitamos al Ministro de Defensa que se hiciera un trabajo de contrainteligencia en la Fuerza Pública, dado que estamos seguros de que al interior hay aliados de los grupos ilegales.En julio pasado el Ministro de Defensa visitó el municipio y anunció una ofensiva contra los extorsionistas, ¿esa medida sí ha servido o es una de las tantas promesas que le ha hecho el Gobierno a Tumaco?No, los policías llegaron hace unos días y se quedarán dos meses. Hasta ahora han hecho capturas importantes, pues están llegando a los barrios con más dificultades. Lo que ocurre es que esas acciones no son constantes, entonces en el momento que se hacen los operativos, todo está bien, pero cuando se van los policías, la violencia regresa. Precisamente, en Tumaco se han tomado muchas medidas de choque como esa, que incluyen presencia policial, pero que no solucionan problemas sociales graves. Le doy un ejemplo: el desempleo en el puerto es del 60%...Sí, eso siempre se le ha reclamado al Gobierno. El desarrollo debe ser integral y no solo concentrado en el sector de Defensa. En Tumaco hace falta mucha inversión social. Entonces, ¿el Gobierno Nacional solo se acuerda de Tumaco cuando hay atentados y asesinatos que llaman la atención de todo el país? Sí, el Gobierno ha estado es apagando los incendios que se presentan, pero no hay una política coherente de seguridad. Sin embargo, nosotros aspiramos que los anuncios que se han hecho, como la llegada de 20 motocicletas para la Policía y la entrega de seis lanchas para vigilar la bahía, tengan un impacto importante. En Tumaco operan dos fuerzas de tarea de la Armada y el Ejército, una brigada de la Infantería de Marina y los Guardacostas del Pacífico, ¿usted cree que esos grupos sí están siendo efectivos?Obviamente que no, y eso se lo dijo la misma comunidad al Ministro de Defensa, al reclamarle que toda esa Fuerza Pública está en deuda con Tumaco. Es necesario que tengan más resultados. ¿Usted sí ha podido gobernar en un municipio que parece estar en manos de los grupos criminales?El Gobierno se hace un poco más complejo, pero lo estamos haciendo. Nosotros no hemos parado de desarrollar inversiones sociales. Por ejemplo, estamos en plena construcción del acueducto de Tumaco, que la ciudadanía ha esperado por más de 40 años, y estamos adelantando proyectos de interconexión eléctrica en la zona rural, además de las tareas productivas. A pesar de todas las dificultades que hay, sí estamos haciendo Gobierno.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad