Juegos Mundiales 2013 también ganan puntos por la seguridad en Cali

Juegos Mundiales 2013 también ganan puntos por la seguridad en Cali

Agosto 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Juegos Mundiales 2013 también ganan puntos por la seguridad en Cali

Una patrullera de la Policía fue la encargada de devolverle el maletín al deportista alemán Andreas Schubert, quien lo olvidó en un bus.

Locales y extranjeros viven con tranquilidad las competencias deportivas, custodiadas por un amplio dispositivo de seguridad con las más alta tecnología.

Sin contratiempos. Ese es el balance de seguridad que entregaron las autoridades a dos días de terminar los Juegos Mundiales 2013, evento en el que la ciudad albergó a más de 4 mil deportistas de casi un centenar de países. Y no es para menos. Un total de 8.100 policías, así como tecnología de punta, permitió que las delegaciones extranjeras se lleven la mejor impresión de la capital del Valle.Muchos caleños reconocen que los Juegos Mundiales han creado en la ciudad una atmósfera de tranquilidad y dicen que ojalá se mantenga. Una muestra de ello, afirman, es que las delegaciones de otros países recorren las calles de Cali sin temor a ser robados o agredidos, a pesar de la imagen que pudieron haber tenido de Colombia por factores como el conflicto armado o el narcotráfico.El general Fabio Alejandro Castañeda, comandante de la Policía de Cali, afirmó que la situación de seguridad mejoró en los últimos días, si se compara con el mismo periodo del año pasado. Las cifras, dice, dan cuenta de una reducción del 16% en los homicidios y lesiones personales, entre el 25 de julio y el 1 de agosto de este año, respecto a las mismas fechas del 2012.Con las delegaciones, indica el oficial, no han habido inconvenientes. "Los deportistas han podido cumplir con sus compromisos sin alteraciones de la tranquilidad. Han hecho deporte inclusive en el Cerro de las Tres Cruces y no han pedido acompañamiento policial", cuenta el general Castañeda.En los barrios donde están situados los escenarios deportivos también se sintió el cambio. Rosse Mary Cabal Franco, presidenta de la Junta de Acción Comunal de San Fernando, asegura que para ser un evento con tanto público y durante tantos días se registro un buen manejo de la seguridad.Además, señala que "la forma de evacuar el estadio no ha tenido ningún tropiezo y la movilidad ha estado muy buena", y que esto se extiende a las calles interiores del barrio. Agrega que espera que durante las temporadas de fútbol se pueda sentir algo parecido, por lo que han planteado la inquietud a las autoridades. Pero no sólo el refuerzo en el pie de fuerza de la Policía y la disposición tecnológica fueron claves para la tranquilidad alrededor de los escenarios deportivos y las zonas turísticas. Los vallecaucanos también pusieron de su parte. De hecho, cuentan las autoridades, dos de los tres imprevistos que involucraron a un deportista se solucionaron por la colaboración de la ciudadanía. El primero ocurrió el domingo pasado, cuando Fumio Morooka, presidente de la asociación de disco volador de la delegación japonesa en los Juegos Mundiales, dejó olvidada su cámara en un taxi.El japonés, quien creía que no volvería a ver su aparato, con todos los recuerdos que había grabado de las competencias, se sorprendió cuando la empresa de taxis le informó que podía recogerlo, pues el conductor lo había guardado. Un caso similar se registró este miércoles, cuando el deportista alemán Andreas Schubert, de Parapente de Precisión, olvidó su maletín en uno de los buses oficiales de los World Games. "Un ciudadano encontró el maletín y lo entregó a un agente, quien se encargó de contactar al deportista alemán y así entregárselo", cuenta un vocero de la Policía.El tercer "imprevisto" durante la semana de los Juegos Mundiales fue una llamada que hizo un ciudadano japonés a la línea de emergencia 123, la cual cuenta actualmente con dos agentes bilingües para atender a los deportistas que no saben español. El hombre, cuentan las autoridades, se asustó porque el bus que debía recogerlo en el aeropuerto no aparecía. "Le informaron que podía llamar al 123 y desde ahí se coordinó que fuera un bus a recogerlo", agregó el vocero. Los 'juguetes' de las autoridadesDicen quienes manejan los 'cuadrocópteros' (aeronaves de vigilancia no tripuladas), que cuando ponen a funcionar sus aparatos en los escenarios deportivos deben tener cuidado de que haya espacio para el despegue, pues el público se amontona a verlos. Tiene sentido, pues estos 'avioncitos', de menos de un metro de alto, se elevan rápidamente hasta a 500 pies de altura, desde donde por medio de una cámara de alta definición muestran lo que está pasando en las competencias. En tierra, los agentes que monitorean los 'cuadracópteros' utilizan una pantalla de computador o unas gafas desde las cuales ven lo que capta la cámara.El aparato, que sirve para ubicar dónde se presentan alteraciones del orden público, no ha tenido que utilizarse en esta ocasión. El buen comportamiento de los asistentes a las justas hizo que el 'cuadricóptero' solo tuviera como función controlar la afluencia del público. Algo similar ocurre con las patrullas inteligentes. Estos vehículos, de los cuales hay 16 en la ciudad, fueron repartidos en puntos estratégicos de tráfico vehicular para detectar y estudiar las placas de los carros, y solicitar antecedentes de los transeúntes.Además, a diario se realizan patrullajes aéreos que, según explican los encargados, no solo permiten identificar situaciones fuera de lo normal, sino que aumentan la percepción de seguridad en la ciudadanía. Lo cierto es que Cali se "blindó" durante once días para así concentrarse en mostrar a los visitantes su mejor cara.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad