Joven caleña lideraba red de trata de personas con destino final Curazao

default: Joven caleña lideraba red de trata de personas con destino final Curazao

La mujer fue deportada de la isla, donde otras tres personas fueron arrestadas. Así delinquía esta red que prostituía mujeres y las llevaba engañadas a prostíbulos de Curazao.

Joven caleña lideraba red de trata de personas con destino final Curazao

Marzo 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La mujer fue deportada de la isla, donde otras tres personas fueron arrestadas. Así delinquía esta red que prostituía mujeres y las llevaba engañadas a prostíbulos de Curazao.

Lida Marcela Muñoz Cuadros, una caleña de 30 años, es señalada por las justicias colombiana y holandesa como una de las presuntas jefes de una red de tráfico de mujeres que reclutaba a sus víctimas en Colombia y las llevaba engañadas a prostíbulos de Curazao.La joven fue declarada culpable, como reo ausente, del delito de trata de personas en concurso homogéneo por el Juzgado Primero del Circuito de Cali el 19 de febrero pasado. Ese mismo día el juez emitió una solicitud de notificación roja de Interpol contra Lida Marcela. De acuerdo con el expediente de la investigación, la red presuntamente liderada por la mujer y su compañero sentimental, quien es el dueño del prostíbulo Race Café de Curazao, “captaba a sus víctimas en los departamentos del Valle del Cauca y Atlántico con falsas promesas económicas, posteriormente eran trasladadas hasta la isla de Curazao, donde eran explotadas sexualmente en ese establecimiento público, donde eran sometidas a maltratos físicos y psicológicos, así como a laborar en malas condiciones de salud”.La investigación contra esta organización empezó en el 2009. Dos años después, la Dijín de la Policía colombiana realizó las primeras capturas. En esa ocasión arrestaron en Bogotá a cuatro miembros de la red. Entre ellos se encontraban dos hermanas. A una de ellas, según la Policía, “le cancelaban una suma de dinero aproximada de un millón de pesos para coordinar los trámites requeridos para realizar el viaje”.La otra hermana se encarga de acoger en Bogotá a las víctimas y las llevaba hasta el aeropuerto. Otro de los capturados cumplía la función delictiva de tramitar pasaportes, visas, tiquetes aéreos y demás documentos migracionales requeridos.En los allanamientos se les encontraron 200 hojas de mujeres que querían viajar al exterior.Tras estas detenciones, la Policía colombiana informó a la embajada Holandesa para iniciar los contactos con la Policía Judicial de Curazao (la Special Police Taskforce) y atrapar a los miembros de la red en la isla.En enero pasado, la Policía de Curazao notificó a las autoridades colombianas de los avances de la investigación, ya que habían sido identificados los miembros de la red.En la operación conjunta, las autoridades descubrieron que “Lida Marcela trasladaba a las víctimas hasta el bar Speak Café, propiedad de su pareja Wilson Raynold Bernardoz Cuadros”.En ese lugar, el administrador, Enrique Pelucarte, “las despojaba de sus documentos y pertenencias personales (...) Luego eran obligarlas a ejercer la prostitución en este club nocturno”.De igual manera, contaban “con la colaboración del señor Gilbert Eugenia, quien trabajaba en el cuerpo policial de esta isla y se encargaba de brindar información puntual sobre operativos en contra de la organización criminal”, indicaron las autoridades.El 21 de enero pasado, la Policía de Curazao detuvo a cuatro de los integrantes de la red. En esa ocasión les decomisaron a Lida y a su pareja un yate, un carro deportivo Corvette, una pistola y un rifle. La mujer, quien tiene un proceso en Curazao por tráfico de personas, fue dejada en libertad condicional en febrero pasado. Pero días después, cuando el Juez emitió la circular roja, la Policía de la isla la detuvo y la mujer fue deportada a Colombia. Actualmente se encuentra en una cárcel del valle del Cauca, en espera de que el Juez le dicte la pena.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad