Joven beisbolista, otra víctima de los violentos en Cali

Joven beisbolista, otra víctima de los violentos en Cali

Noviembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Joven beisbolista, otra víctima de los violentos en Cali

Luz Adriana Gasca enseña los trofeos que había ganado su hijo en el béisbol.

Janier Duván Palacio, de 15 años, murió al quedar en medio de un enfrentamiento entre pandillas en el barrio Siloé.

En Cali la violencia se sigue ensañando con víctimas inocentes. Janier Duván Palacio es una de ellas. El adolescente, de 15 años, recibió un impacto de bala en un supuesto enfrenamiento entre pandillas en el barrio Siloé. Janier, al parecer, fue atacado por atravesar una de las ‘fronteras invisibles’ que existen en este sector de la ciudad. El hecho ocurrió el pasado domingo, pero solo hasta el jueves se llevó a cabo su sepelio, pues su cuerpo permanecía en el Instituto de Medicina Legal como N.N.Luz Adriana Gasca, mamá del menor, repudió que en Cali aún sigan matando a personas inocentes, que nada tienen que ver con las peleas entre pandillas o bandas criminales. “Mi pequeño no merecía la muerte. Él era solo un niño”. La Policía Metropolitana de Cali informó que un adulto fue capturado como uno de los sospechosos del asesinato del menor y recordó que aún continúa la investigación de este caso. Adiós a un deportista El béisbol se había convertido en el refugio de Janier Duván Palacio. El adolescente estuvo durante mucho tiempo bajo la custodia de la Fundación San José, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), donde ingresó al club de béisbol. Sin embargo, desde hace unos tres meses Janier había dejado el equipo porque regresó a vivir a la casa de su mamá, en el barrio Siloé. Pero el director de la Liga Vallecaucana de Béisbol, Alex Gravenhorst, cuenta que este deporte era tan importante para Janier que hace unas semanas había vuelto al equipo. “Él habló con el director del club de la Fundación, Iván Tenorio, y le dijo que lo ayudara a salir de ese mundo de violencia de su barrio, que él quería seguir su trayectoria”.Así que Janier, desde hace unos días, regresó a los entrenamientos y encontró en el béisbol un refugio. Sus profesores dicen que era un gran deportista, que jugaba en la posición de catcher y que, incluso, el año pasado ganó el premio al Mejor Catcher en el campeonato departamental. El Director de la Liga lo recuerda como un chico con muy buena proyección. “Era muy bueno en lo que hacía, muy alegre, simpático. Se la llevaba bien con todos sus compañeros. Estamos muy tristes con esta noticia”. El directivo también aprovechó para hacer un llamado a la Secretaría del Deporte con respecto al apoyo que requieren las ligas deportivas, pues recordó que el deporte puede salvar a muchos menores de la delincuencia y la drogadicción.PreocupaciónEste año, entre enero y octubre, 208 menores de edad han sido asesinados en Cali, 32 mas que en el mismo periodo del 2012. La mayoría de las víctimas estaba entre los 15 y 17 años, según las cifras del Observatorio Social de la Secretaría de Gobierno. Casi todas estas muertes violentas han ocurrido en enfrentamientos entre las pandillas de los barrios del Oriente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad