Investigan si ELN o disidentes de Farc estarían tras ataque en Caloto, Cauca

Julio 31, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Bus Caloto Farc ELN Caña

Según las autoridades, dos buses y 100 hectáreas de caña fueron incineradas en Caloto. Se anunció la presencia de un Esmad en la zona.

Especial para El País

Tras un consejo de seguridad realizado en Cali por la quema de 100 hectáreas de caña y dos buses en Caloto, Cauca, las autoridades revelaron que investigan si en estos hechos tuvieron alguna injerencia del ELN o grupos de disidencia de las Farc.

El general William Salamanca, comandante de la Regional de Policía Número 4, indicó que la información que tienen es que los autores fueron miembros de la comunidad indígena de Huasanó.

Y aunque indicó que aún se investiga si grupos ilegales están relacionados con lo ocurrido, sí llama la atención de que los indígenas hayan usados armas de fuego y artefactos explosivos.
En la zona, según las autoridades, hacen presencia disidentes del Frente 6 de las Farc y un grupo del ELN, agregó el oficial.

El general Salamanca explicó que desde finales de 2014 algunas comunidades indígenas han ocupado “por vías de hecho” propiedades en el Cauca, lo que ha derivado en choques con la fuerza pública.
Este proceso, denominado por los indígenas como la ‘recuperación de la madre tierra” obedece, según ellos, a los incumplimientos del Gobierno en la entrega de tierra luego de la masacre del Nilo, en el norte del Cauca.

Por su parte, el general Luis Hernando Rojas, comandante de la Tercera División del Ejército, indicó que continuarán realizando consejos de seguridad para estudiar este tema. “Se busca una estrategia militar y policial para evitar que la propiedad privada sea violada”, señaló y explicó que se abrieron investigaciones por terrorismo y daño en bien ajeno.

Según el general Salamanca, 175 policías han resultado heridos desde 2014 en las confrontaciones con los indígenas. Tres indígenas han muerto.

Asimismo, Juan Carlos Mira, presidente de Asocaña, le pidió a la Policía que destine un escuadrón móvil antidisturbios para contrarrestar las incursiones.

Entre tanto, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, dijo que además de la incineración de las hectáreas de caña y de los dos autobuses, en Caloto fueron detonados explosivos contra tropas del batallón Codazzi del Ejército.

La agremiación indicó que “resultan inexplicables este tipo de acciones violentas, más aún cuando son reiteradas, y afectan la infraestructura de empresas que están generando empleo y desarrollo para la región”, y alertó sobre “la intimidación y amenazas de las que son víctimas los trabajadores”.

“Este tipo de hechos van en contravía del propósito nacional de avanzar en un ambiente de paz que permita generar crecimiento de la economía y bienestar para todos”, afirmó el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, citado en un comunicado.

“Son 2732 hectáreas (en 16 predios ubicados en los municipios de Caloto y Corinto) que han sido afectadas por unos grupos indígenas que no han comprendido que el país ya está cansado del uso de la violencia como medio para solucionar los conflictos”, advirtió Asocaña en el comunicado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad