Investigan pérdida de armas de fuego de almacén de Tercera Brigada en Cali

Investigan pérdida de armas de fuego de almacén de Tercera Brigada en Cali

Octubre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Las autoridades realizan una investigación disciplinaria, pues un número indeterminado de armas -que llegan decomisadas- no aparecen.

Un fiscal de la Unidad Anticorrupción de Cali investiga la pérdida de armas en el almacén de evidencias de la Tercera Brigada de Cali, donde llegan las armas decomisadas en la ciudad por las diferentes autoridades.Tras la noticia revelada este domingo por la revista Semana, se conoció que un grupo de investigadores del CTI y de contrainteligencia del Ejército realizan un conteo de las armas que se encuentra en el depósito y al parecer se han perdido un número indeterminado.Fuentes del Ejército aseguraron que en ese almacén de evidencias se encuentran aproximadamente 16.000 armas de fuego, decomisadas por diferentes autoridades y enviadas allí por una decisión de un fiscal.Este caso se trata de dos investigaciones que serán unidas y encargadas a un solo fiscal. La primera fue una denuncia que llegó a la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de Cali, y la segunda se dio tras la captura de una mujer que salía del Cantón Nápoles (sede de la Tercera Brigada) con siete revólveres escondidos.Fuentes de la Fiscalía confirmaron que la investigación es adelantada por ellos y que fue el mismo Ejército el que denunció los hechos. La fuente aseguró que aún no se tiene una cifra exacta del número de armas perdidas del depósito.La Tercera Brigada emitió un comunicado en el que reveló que “desde hace un año aproximadamente se venía realizando seguimiento por presuntos indicios e irregularidades en el manejo y control de las armas en custodia”.Se agregó que la investigación se inició luego de un derecho de petición de un ciudadano que solicitaba la entrega de su arma con la orden judicial. “Pero no se pudo cumplir esta diligencia por no encontrarse el arma, lo que generó una investigación disciplinaria”.La Brigada también aseguró que el Juzgado de Instrucción Penal Militar No. 50 ordenó un peritaje de las armas en custodia, pero éste no se realizó. Por esa razón se inició otra investigación.Asimismo, se confirmó la captura de la mujer, el 16 de agosto pasado por parte de hombres del Gaula del Ejército, quienes la sorprendieron con varios revólveres adheridos al cuerpo. “De inmediato se ordena cerrar el almacén de evidencias y se releva del cargo a los dos suboficiales custodios”, concluyó el comunicado del Ejército.El comandante de la Tercera Brigada, general Carlos Rojas, enfatizó en que las investigaciones empezaron por petición del propio Ejército, que descubrió una serie de hechos sospechosos.La captura de la mujer, agregó Rojas, se dio luego de un trabajo de inteligencia militar. El general reveló que la detenida había ingresado a la brigada porque es familiar de un suboficial retirado y tenía los beneficios de prestación de servicios de salud.Asimismo, aseguró que desconoce la denuncia publicada por Semana de que cuatro de los revólveres que llevaba la mujer detenida habían sido usados en distintos homicidios en 2007.La revista también aseguró que semanas antes de ese hecho fue detenida una persona, que presuntamente iba a cometer un homicidio, con un arma que figuraba como decomisada y en custodia de la Tercera Brigada. Sin embargo, el general Rojas aseguró que desconoce ese caso.El oficial aclaró que están en espera de las decisiones de la Fiscalía. “Quiero expresar que hay que particularizar que en este caso la responsabilidad cae sobre los suboficiales custodios, quienes son los únicos que reciben las armas. No podemos olvidar toda la labor positiva que hacen nuestras tropas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad