Investigan muerte de joven hallado descuartizado en Buga

Investigan muerte de joven hallado descuartizado en Buga

Febrero 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Investigan muerte de joven hallado descuartizado en Buga

Con este caso, ya son dos las personas que han sido desmembradas en Buga en un lapso de 23 días.

Como Sebastián Torres Bedoya, de 19 años, fue identificado por sus familiares en la Morgue de Buga, el cadáver desmembrado.

Como Sebastián Torres Bedoya, de 19 años, fue identificado por sus familiares en la Morgue de Buga, el cadáver desmembrado que fue hallado en la mañana del pasado viernes entre el barrio Paloblanco y la cárcel del Distrito Judicial de esa ciudad.Según Antonio Torres, su hijo, quien se encontraba desempleado, estaba desaparecido desde las 7:00 p.m. del pasado martes cuando salió de su casa en el barrio Bello Horizonte y desde ese momento no se volvió a saber de su paradero.Gracias a un tatuaje que la víctima tenía en la parte izquierda del tórax, en donde se observaba el dibujo de una llave de color amarillo y una inscripción con las palabras en inglés, 'Faks and fly love', sus familiares pudieron reconocer los restos mortales.El macabro descubrimiento se produjo en predios de la hacienda San José, en medio de un cañaduzal, cuando un trabajador observó que el pie de una persona sobresalía de una bolsa plástica de color negro. Fue entonces cuando fueron alertadas las autoridades.A escasos metros de ese lugar, los técnicos de la Fiscalía hallaron en un lago artificial o reservorio, el tronco y la cabeza del infortunado.A 100 metros de distancia de ese sitio, al otro lado de la Doble Calzada, hallaron la otra pierna de la víctima envuelta en una toalla.Sin embargo, los brazos de Sebastián Torres, aún no sido hallados a pesar de que se hizo un barrido por toda la zona.Con este caso, ya son dos las personas que han sido desmembradas en Buga en un lapso de 23 días.Es de recordar que en la madrugada del pasado 23 de enero fue hallado en iguales circunstancias el cadáver de Octavio Valmory Montes Contreras, de 23 años, cuya cabeza cercenada fue abandonada en un polideportivo del barrio La Honda y el resto del cuerpo en varias bolsas plásticas en la vereda La Palomera, sobre la vía Buga-Buenaventura.En esa oportunidad se dijo que la víctima tenía antecedentes judiciales por el delito de tráfico de estupefacientes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad