Investigan confusos hechos en los que murieron un profesor y un policía en Cali

Agosto 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Investigan confusos hechos en los que murieron un profesor y un policía en Cali

Violencia. En este sector de la Calle 50 con Carrera 49B se presentó la balacera en la que murieron el el patrullero Olmer Franco y el docente Francisco Javier Ocampo.

La Policía dice que el docente estaba armado y mató a un patrullero. Su familia dice que había salido a trotar.

Un fiscal de Cali investiga los confusos hechos en los que murieron un policía y un profesor de varios reconocidos colegios de Cali, durante la madrugada del domingo pasado en el barrio Brisas del Limonar, en el suroriente de la ciudad.En el primer reporte policial se indicó que el patrullero Olmer Franco murió tras recibir un impacto de bala durante una requisa que le realizó a una persona. El coronel William Eduardo Sánchez, comandante del Distrito 4 de la Policía Cali, señaló que Franco, junto con varios uniformados, intentó requisar a un grupo de jóvenes y estos no lo permitieron y sacaron varias armas de fuego y se enfrentaron a tiros con los agentes. “El patrullero murió luego de ser llevado a un hospital del sur de la ciudad y el delincuente que le disparó fue dado de baja en el enfrentamiento”, explicó el coronel Sánchez.En el informe de la Policía, se agregó que el agresor tenía en su poder una pistola 9 milímetros marca Taurus y un maletín en el que encontraron un panfleto extorsivo a nombre de los ‘Rastrojos’. Sin embargo, el presunto delincuente al que se refería la Policía fue identificado como Francisco Javier Ocampo Cepeda, de 51 años y docente de los colegios Lacordaire y Antonio José Camacho. En este último colegio, precisamente, lideraba el programa contra el ‘matoneo’ estudiantil, así como las charlas de convivencia entre los estudiantes del Camacho y el Santa Librada para evitar más peleas entre los colegios. Los familiares de Ocampo Cepeda entregaron otra versión de lo sucedido en la madrugada del domingo pasado.“Él salió en la madrugada a trotar hacia Pance, junto con su hijo y un compañero de estudio. Era una actividad que siempre hacía. Iban por la Simón Bolívar, por Cañaverales, cuando les salieron unos hombres armados. Entonces todos salieron a correr. El hijo y el amigo salieron para un lado y mi cuñado se metió como hacia el polideportivo María Isabel Urrutia”, relató Isabel Cristina Bonilla, cuñada de Ocampo Cepeda. La mujer agregó que en todo el día no supieron del docente. “Mi sobrino regresó a la casa muy asustado, pero de él no se sabía nada. Yo vi las noticias al mediodía y pensé que era un homónimo cuando llamaron de la Fiscalía es que supe que era él. No puedo creerlo. No sabemos qué pasó. Como van a decir que tenía una pistola, si salió solo con un celular de $40.000 e iba en pantaloneta”. Isabel Cristina Bonilla, quien asumió la vocería por su familia, aseguró que ya contrataron a un abogado porque quieren limpiar el nombre de su cuñado. “Era una buena persona, intachable. Sus alumnos lo adoraban. Era padre de dos hijos, de 18 y 13 años”, expresó. Frente a estos hechos, el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Fabio Alejandro Castañeda, insistió en la primera versión policial. “De acuerdo con los elementos de información que se han recolectado en la escena del delito, los policías establecen que la persona estaba a las 3:30 a.m. en el sitio, el CTI adelanta la investigación, que debe determinar qué estaba haciendo allí a esa hora”.“No quiero entrar en discusión. Él fue quien le disparó al policía, eso dice la investigación. En el sitio donde ocurrieron los hechos se encontró un maletín con una serie de elementos personales y un volante amenazante contra un comerciante de la zona. Una cosa es lo que piense la familia con suposiciones y otra la que diga la investigación. La investigación dice que él llevaba un arma en su poder”, agregó Castañeda.Quién era el docenteTras la muerte de Ocampo varios de sus alumnos se comunicaron con los medios de comunicación. “A nosotros nos sorprende todo lo que se dice de él. Sabemos que era una persona muy correcta, tenía mucho don de gente, nos aterra la información que dicen. Era un excelente maestro, con mucha capacidad y llevaba mucho tiempo trabajando en el Colegio Lacordaire. Se desempeñaba como maestro de sociales en la sección de secundaria”, dijo la coordinadora encargada del colegio.Juan Gabriel Vélez, uno de sus exalumnos en el colegio Hispano, donde trabajó hasta el 2008, relató que era un docente muy estricto, que les exigía a sus estudiantes, pero al mismo tiempo los apoyaba en sus proyectos e ideas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad