Investigan asesinato de otro guardia indígena en vía a Caloto, Cauca

Noviembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Investigan asesinato de otro guardia indígena en vía a Caloto, Cauca

El homicidio de José Libardo Pacho, en Caloto, se dio mientras cientos de personas realizaban las honras fúnebres de dos guardias indígenas asesinados en Toribío.

Se desconoce si José Libardo Pachón Pete fue asesinado por robarle su moto o como parte de las amenazas que hay en contra de la comunidad indígena en el norte del Cauca. Mininterior rechazó el hecho.

Las autoridades investigan si un nuevo asesinato de un guardia indígena en el municipio de Caloto, norte del Cauca, está relacionado con la movilización de esta comunidad y las amenazas que han hecho las Farc en su contra, tras el homicidio de dos guardias indígenas en Toribío esta semana. La víctima de este hecho violento fue identificada como José Libardo Pachón Pete, de 26 años, quien hacia las 9:45 p.m. del viernes se movilizaba con su esposa por la vía que conduce de Caloto al resguardo de Toez, cuando fue alcanzado por una bala."Ni siquiera los pararon y al parecer se llevaron la moto, por lo que no se sabe con certeza si el móvil del homicidio fue un robo o si está relacionado con los hechos de violencia contra la comunidad indígena en los últimos días", explicó el secretario de Gobierno de Toribío, José Miller Correa. El cuerpo del guardia indígena, quien también fue coordinador del programa de jóvenes de la comunidades, fue trasladado a Medicina Legal, donde se le realiza la necropsia. Ante esto, Correa afirmó que "la realidad es que la situación es complicada, porque el viernes en la tarde se dio a conocer un comunicado en el que las Farc amenazan a los líderes indígenas, lo que nos preocupa como Municipio y comunidad. Pedimos respeto a los derechos humanos, poder vivir en paz en nuestros territorios".Al conocer del hecho, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que "el Gobierno Nacional rechaza y condena esa clase de acciones por parte de las Farc. No se puede involucrar a la población indígena en este conflicto".Agregó que se esperan los resultados de las investigaciones para establecer si el hecho está conectado con las amenazas contra los líderes indígenas, tras la muerte de dos guardias a manos de la guerrilla. "En todo caso, el Gobierno ha dado instrucciones al Ejército y la Policía para que activen los mecanismos de defensa para garantizar la seguridad del pueblo indígena y la comunidad en general del norte del Cauca", dijo el funcionario. Asimismo, dijo que se espera que las Farc fijen una posición frente a estos hechos y rechacen esta clase de conductas de sus integrantes, "porque sin duda se genera una indignación justificada de todos los colombianos".Sobre los panfletos que presuntamente son de autoría de este grupo armado, en donde se declara objetivo militar a 26 indígenas, el jefe de cartera política añadió que "deben ser aclarados por parte de las Farc, son acciones que el Gobierno condena y va a combatir".Por su parte, Gabriel Paví, consejero mayor de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, explicó que si bien no se conoce el móvil del homicidio, "se da en medio del conflicto y la violencia que tenemos que vivir las comunidades". Agregó que en la tarde de este sábado se reunirán los cabildos indígenas para decidir qué acciones tomar ante estos hechos de violencia y las amenazas de las que han sido víctimas algunos líderes de la comunidad. Por el momento se ha determinado expedir un comunicado en el que se exige claridad sobre el asunto, el cual será enviado a la delegación de paz de la guerrilla.Cabe recordar que este homicidio se presentó tres días después de que las Farc asesinaran a dos guardias indígenas en zona rural de Toribío, cuando los comuneros intentaban desmontar propaganda alusiva al grupo subversivo. El hecho generó el rechazo y la movilización de la comunidad, así como de las entidades nacionales y la ONU, que exigieron a las Farc respetar a los pueblos indígenas. Sin embargo, en la tarde del viernes se dio a conocer un comunicado supuestamente firmado por la guerrilla, en el que se declaraba objetivo militar a 26 líderes indígenas de la región, a los que se acusa de aliarse con las Fuerzas Militares.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad