Investigan asesinato de mujer de 60 años en iglesia de El Dovio, Valle

Agosto 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Cartago

La mujer fue identificada como Nelly Perea González propietaria de una finca de El Dovio donde se cultiva arracacha.

Consternada, así se encuentra la comunidad de El Dovio, en el Norte del Valle, tras el asesinato en la mañana de este domingo de la señora Nelly Perea González, reconocida dama de la comunidad doviense quien se encontraba en la capilla de oración de la parroquia Nuestra Señora del Carmen cuando fue atacada a bala por un sicario.El padre Jairo de Jesús Ospina, párroco de esta capilla, narró que luego de la eucaristía de las 6:30 de la mañana, doña Nelly se dirigió a la capilla de Adoración Perpetua, un oratorio dentro de la parroquia, cuando fue atacada. En el lugar se encontraba otro sacerdote, varios monaguillos y al menos 50 personas quienes salieron huyendo cuando escucharon las detonaciones.“Rechazamos y repudiamos este acto”, dice el cura párroco, mientras explica que con él se cometieron dos sacrilegios: uno contra la vida y otro contra lo sagrado, por lo que la parroquia estará sellada desde ese día hasta dentro de 40 días cuando en un acto de desagravio el Obispo de la Diócesis de Cartago Monseñor Alejandro Castaño vuelva a bendecirla y darle apertura.De acuerdo con el reporte del coronel Nelson Rámirez, comandante de la Policía del Valle del Cauca, doña Nelly recibió tres impactos a la altura de la cabeza. Asimismo, señalaron que el hecho está en investigación y que ya se trabaja en un retrato hablado del agresor.Gran líderDoña Nelly Perea González, contaba con 67 años de edad, vivía sola en el barrio El Carmen de esta localidad y era muy reconocida por ser parte de la familia fundadora del municipio y por su entrega y amor a la comunidad.Era así como pertenecía al Movimiento Cursillos de Cristiandad y al grupo de Nueva Evangelización, desde donde apoyaba actividades sociales impulsadas desde la iglesia.Amigos y conocidos aún no se explican lo sucedido, pues señalaron que no se conocía que fuera víctima de amenazas o de algún hecho que pudiera representar peligro, es más, recordaron que su rutina era entre su vivienda y la parroquia y que su sustento se derivaba de algunas propiedades que tenía en la zona rural de la localidad.No obstante, en el municipio la comunidad tiene temor de lo que pueda haber detrás de este asesinato, más ahora que empiezan las fiestas aniversarias y se espera la llegada de gran número de visitantes.Es más, ni siquiera el alcalde Miguel Guzmán se ha pronunciado sobre el hecho, solo su secretario de Gobierno señaló que “está en investigación”.Por el momento, amigos y familiares de doña Nelly esperan que llegue el cuerpo para ser velado en la casa de su tía Irlanda en el barrio El Carmen, y mañana lunes 20 de agosto darle cristiana sepultura en el cementerio local.“Los que hicieron esto no saben el daño que están haciendo, no solo porque ella era un mujer muy buena y caritativa, sino porque lo hicieron en la capilla que con tanto esfuerzo se sacó adelante. Las oraciones deben ser por ellos”, comentó una amiga de la occisa.Monseñor Alejandro Castaño, obispo de la Diócesis de Cartago, calificó el hecho como una “profanación gravísima” y anunció que tras el cierre del templo las eucaristías se oficiarán en el parque o el salón parroquial.Asimismo, instó a las autoridades para que se castigue al asesino e hizo un llamado para que este tipo de hechos violentos no se repitan.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad