Intolerancia en los colegios cobra una nueva víctima

Intolerancia en los colegios cobra una nueva víctima

Mayo 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Intolerancia en los colegios cobra una nueva víctima

El primer caso de homicidio resgistrado en los colegios de Cali ocurrió el 7 de febrero. Un joven de 16 años fue asesinado por uno de 15 en la institución Técnico Comercial Villa del Sur.

Un menor hirió a otro en una pelea por unas papas. En lo que va de este año las riñas entre alumnos han dejado a dos menores muertos. Entre marzo y febrero se registraron dos casos en los que las víctimas fueron atacadas con armas blancas

Un nuevo caso de una pelea entre estudiantes de colegio se presentó en la mañana de ayer en Cali. Un menor agredió a otro con un arma blanca porque le vendió un paquete de papas vencido.En lo que va de este año las riñas entre alumnos han dejado a dos menores muertos. Entre febrero y marzo se registraron dos casos en los que las víctimas fueron atacadas con armas blancas.A estos crímenes también se suma el asesinato de un menor de 14 años a la salida del colegio Industrial de Desepaz, que fue baleado por un hombre que se movilizaba en una motocicleta. Las autoridades indicaron en su momento que los móviles podrían ser por un ajuste de cuentas.El último caso se presentó a las 8:45 a.m. de ayer en la institución educativa Cristóbal Colón. Durante el descanso, un estudiante de sexto grado le compró los pasabocas a otro compañero que cursa noveno.El comprador, de 16 años, se devolvió minutos después donde la víctima a reclamarle porque las papas estaban vencidas, y agredió al menor de 15 años con una navaja en el pecho.La víctima fue trasladada a la Clínica Valle del Lili. Según la Secretaría de Educación de Cali, el menor fue intervenido quirúrgicamente al mediodía y en la tarde se encontraba en recuperación.El supuesto agresor fue aprehendido a las 9:03 a.m. por miembros de la Policía de Infancia y Adolescencia cuando se encontraba en compañía de la rectora del plantel. En la tarde fue presentado a un juez de menores para responder por el delito de tentativa de homicidio. Intolerancia y poca educaciónPara las autoridades y los expertos las agresiones dentro de las instituciones educativas se deben en su mayoría al acoso escolar, la intolerancia y la falta de educación para resolver conflictos.La Personería de Cali calcula que en la ciudad, por cada institución educativa, se pueden presentar entre tres y cuatro casos diarios de acoso estudiantil, la mayoría de manera verbal.Edwar Hernández, personero delegado de la Oficina del Menor y la Familia, comentó que ayer estuvo conversando con los estudiantes de la institución educativa ubicada en el barrio Mariano Ramos y que alberga a 2.000 alumnos. “Algunos dijeron que sí se presentaban discusiones, pero no siempre terminaban en peleas como la de ayer”.Rodríguez expresó que en el caso del agresor se evaluará cuáles son las condiciones de su entorno familiar para verificar si la violencia es aprendida de sus padres.Para el funcionario, este hecho evidencia que en las instituciones educativas hace falta una política que incluya a autoridades, maestros, estudiantes y padres, para educarlos en la forma de resolución de conflictos.“Muchos estudiantes vienen de sectores en los que hay mucha intolerancia. Allí aprenden que los conflictos hay que resolverlos agrediendo a sus compañeros y padres. La pelea de estos dos jóvenes no ocurrió porque las papas estaban vencidas sino que no supieron encontrar una solución diferente a la agresión”, señaló Rodríguez.Raúl Antonio Salazar Castaño, secretario de Educación de Cali, calificó el hecho como “de intolerancia” y anunció, a través de un boletín de prensa, que en el colegio Cristóbal Colón se realizará hoy una jornada pedagógica.“En una circular que se entregará a los estudiantes del centro educativo se explicará a los padres de familia la situación, al igual que será adelantada una jornada de reflexión con los docentes sobre el valor de la vida y la tolerancia que debe replicarse con los estudiantes”, explica el comunicado.La rectora de la institución educativa, Fabiola Vásquez Escobar, aseguró que el hecho tiene “muy consternada a la comunidad académica”.“Nosotros tomamos las medidas cautelares, pero uno ni sabe cómo es que llegan las armas a los niños. También es un llamado de alarma a los padres para que dialoguen con sus hijos. Por esto, el viernes habrá reunión con ellos”, manifestó la rectora.El secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, indicó que “este es un tema más de tipo educativo y obviamente nosotros les colaboramos en lo que ellos consideren. Es un programa que debe acometer la institución”.Añadió que a raíz de un caso que ocurrió en Itagüí, Antioquia, la semana pasada, “la Ministra de Educación anunció que se iban a implementar programas contra la intimidación escolar. Este no es un asunto de seguridad ciudadana, es un problema del interior del establecimiento educativo y tienen que resolverlo con las políticas propias que da la Ley General de Educación”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad