Inseguridad en el barrio El Ingenio de Cali tiene en alerta a la comunidad

Septiembre 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Inseguridad en el barrio El Ingenio de Cali tiene en alerta a la comunidad

Debido a la muerte de tres vigilantes, al menos cinco guardas han renunciado por temor a ser víctimas de los asaltantes, según lo afirmó la Junta de Acción Comunal del barrio El Ingenio.

El domingo pasado asesinaron a dos vigilantes y el lunes se registró una balacera. Preocupa el hurto de vehículos y residencias.

El pasado fin de semana fue el más violento de este año para los habitantes del barrio El Ingenio, en el sur de Cali: cuatro personas fueron asesinadas, entre ellas tres vigilantes de cuadra.El balance es preocupante si se tiene en cuenta que en todo el 2013 solo se había presentado un homicidio en este sector. Además, el pasado lunes en la noche se registró una balacera, que no dejó víctimas, durante un intento de robo a una vivienda. Ese sorpresivo incremento de la violencia tiene alarmada a la comunidad, que ya ha realizado dos reuniones, una el domingo y otra ayer, para tomar medidas contra la inseguridad. En los encuentros han participado miembros de la Junta de Acción Comunal del barrio y diferentes dependencias de la Policía Metropolitana de Cali, que prometieron incrementar los patrullajes en la zona. Para los residentes de El Ingenio es necesario aumentar la presencia de la Policía, pues solo cuatro uniformados vigilan las calles. “Uno los ve una vez al día y de ahí ya no vuelven a pasar, entonces así es muy difícil controlar a los delincuentes”, expresó un hombre que hace cinco años vive en este barrio de la Comuna 17. Frente a esas peticiones, el mayor Jhon Jairo Vargas, comandante de la estación de Policía de El Limonar (que cubre El Ingenio) informó que desde esta semana otros dos uniformados van a reforzar la seguridad. Otra de las medidas que anunció el oficial tiene que ver con el traslado de la estación a los puntos más críticos del sector. “La idea es tener un comando institucional móvil, pues se va a llevar al lugar donde ocurra un hecho violento, para investigar mejor. Esto lo vamos a hacer mientras se reducen los índices de violencia”, explicó el mayor Vargas. Vigilantes, ¿en la mira? En la madrugada del pasado domingo los guardas de cuadra José Luis Tamayo Vasquez, de 71 años, y Yesid Alfonso Quintero Arango, de 50 años, fueron sorprendidos por hombres armados cuando -cuentan sus compañeros- estaban tomando café en uno de los puestos de control de la Calle 17 con Carrera 84. Uno de ellos murió en el lugar y el otro perdió la vida en un hospital. Ellos no fueron los únicos: el día anterior otro vigilante falleció por un impacto de bala. Aunque la Policía dice que, al parecer, se trató de una bala perdida. Estos asesinatos tienen inquietos a los cerca de cien guardas de cuadra que hay en El Ingenio, quienes no creen en coincidencias. “No puede ser que maten a tres porque sí, eso tiene que ser un mensaje”, dijo un hombre que hace diez años recorre las calles del barrio en su bicicleta, armado solo con un bolillo. Aunque las autoridades no se atreven a relacionar estos crímenes, en las calles se escuchan varias versiones que explicarían esta violencia. Una de ellas apunta a que detrás de estos homicidios estarían grupos de asaltantes que desde hace años escogieron al barrio como un punto estratégico para el hurto de residencias y vehículos. Entonces a los guardas, según esta hipótesis, los habrían asesinado como venganza por evitar algún robo. “Así tengamos solo un bolillo, si vemos que se va a cometer un robo, de inmediato llamamos a la Policía y muchas veces logramos evitarlo. Eso nos pone en riesgo”, sostuvo un vigilante. Y es que El Ingenio es uno de los barrios de la ciudad más afectados por los hurtos. En lo que va de este año, según las cifras de la Policía, han asaltado 21 viviendas y se han robado 24 vehículos (diez fueron recuperados).Pero la comunidad teme que detrás de estos homicidios también estén grupos criminales que quieran apoderarse del barrio. Incluso, algunos habitantes emitieron un volante en el que afirmaban que algunos delincuentes, al parecer, quieren acabar con los guardas, para ellos mismos ofrecer la vigilancia y así cobrar ‘vacunas’ a los residentes.Uno de los hombres que cuida las calles de El Ingenio cree que eso explicaría por qué desde hace un tiempo alguien interceptó la frecuencia radial que utiliza todo el gremio y empezó a mandar siempre el mismo mensaje: Vamos a acabar con todos los vigilantes. “Tuvimos que cambiar de radios, pero pensamos que eso era de recocha, pero vea, ya van tres”.Sea cierto o no, lo claro es que estos últimos homicidios sí han logrado atemorizar a los guardas: de acuerdo con el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio, Héctor Castillo, al menos cinco hombres que cuidaban las cuadras de la Carrera 85, desde la Calle 16 a la 25, renunciaron por miedo a recibir un disparo en plena madrugada.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad