Informe del avance del proceso de paz que adelantan Gobierno y Farc

Junio 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Informe del avance del proceso de paz que adelantan Gobierno y Farc

Jefe de la delegación de paz de las Farc, Iván Márquez (d), lee un comunicado junto a Rodrigo Granda (i), alias 'Ricardo Téllez', en el Palacio de Convenciones de La Habana (Cuba), donde continúan los diálogos de paz con el Gobierno colombiano.

El presidente Juan Manuel Santos pidió acuerdos “rápidos” y recordó que no se bajará la guardia contra la subversión.

Con la premisa de que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, ayer el Gobierno y las Farc cerraron el décimo ciclo de los diálogos que se adelantan en La Habana (Cuba), en donde entregaron el primer balance de las conversaciones, en el que resaltaron el acuerdo del primer punto de la agenda de Desarrollo Rural y el emprendimiento del tema sobre participación política.En rueda de prensa, Luciano Marín Arango, alias ‘Iván Márquez’ dijo que “hemos planteado una iniciativa en la que nadie sea perdedor, y en la que todos podamos aportar a la elaboración de un tratado de paz para la historia” y agregó: “Debe haber una sola presea y un solo triunfador: la paz con justicia social”.En su discurso, las Farc insistieron en la necesidad de una Asamblea Nacional Constituyente para materializar los acuerdos a que se lleguen, sin embargo, el mismo presidente Juan Manuel Santos ha insistido en que esta no es la salida para consolidar los pactos.No obstante, las mismas Farc aseguraron que el uribismo también cabría en la Constituyente al igual que exmilitares.“En la Constituyente incluso los uribistas deben estar, porque es un asunto de resolver los problemas de todo el país. Deben estar liberales y conservadores, comunistas, socialistas, cristianos y ateos: el pueblo en su totalidad para resolver los problemas que han generado la confrontación”, dijo Jesús Santrich.Entre tanto, el presidente Santos les dijo a las Farc que quiere que se logren acuerdos “muy rápido” y con ello acabar con el conflicto, al tiempo que subrayó que “para buscar la paz, para lograr esa paz, necesitamos contundencia, determinación, cada uno cumpliendo con su deber”, al referirse que las Fuerzas Armadas no van a bajar la guardia en la lucha contra los grupos armados ilegales.Durante la ceremonia de ascensos de la Fuerza Aérea en Cali, el Mandatario hizo alusión a la pregunta que le han hecho en diversos escenarios: “¿Cómo así, se preguntan, que estén conversando allá en Cuba y aquí estén combatiendo?”, a lo que contestó: “Pues bien, esa es la condición que pusimos nosotros porque entendemos y tenemos muy claro que así es como llegaremos más rápido a la paz”.Por esta razón, enfatizó que “bajar la guardia, debilitar la ofensiva, lo único que produce es un prolongamiento de este conflicto” y añadió que la orden para la Fuerza Pública es que hasta que no se alcance un acuerdo de paz con las Farc, no baje la guardia.Detalles del acuerdoLas partes dieron a conocer un informe sobre los avances del proceso en estos siete meses, con más detalles del acuerdo que denominaron ‘Hacia un nuevo campo colombiano: Reforma Rural Integral’.Frente al tema y su viabilidad para aplicarse, analistas dividen opiniones. El exministro Camilo González dijo que “las propuestas, en su mayoría, ya estaban en el proyecto del Gobierno” y aseguró que no ve problema en su aplicación, ya que los costos pueden ser menores.“En el tema de tierras el Gobierno tiene que recuperar terrenos suyos que han sido usurpados y están los de extinción de dominio a los ilegales, ahí no hay gasto”, explicó al señalar que “ese no es el problema, el problema va a ser cuando hagan el censo catastral y sectores productivos del agro, que hoy no pagan impuestos, tengan que comenzar a tributar”.La presidenta del Polo, Clara López, anotó que “desde antaño los gobiernos le han dado la espalda al agro y ahora sí llegó la hora de invertir en el campo”. Agregó que “lo que se ha demostrado es que hay muchas tierras que no están siendo utilizadas para el agro porque las políticas generales de los gobiernos es que no es rentable”, por lo que dijo que hay que hacer un redireccionamiento de las políticas y “dotar al campesino de tierra, sin afectar los intereses de los industriales del campo”.Pero el analista Vicente Torrijos tuvo una visión más crítica del acuerdo. Dijo que “hay un vicio de fondo y es que es una propuesta que proviene de los terroristas y esto no tiene sentido porque esa es una labor que le corresponde al Congreso y si se sale de este marco es antidemocrático”.Para Torrijos es evidente que este acuerdo lo que está haciendo es “enviar malas señales”, porque “agentes del terrorismo ahora quieren ser los refundadores del Estado”.Por esto, consideró que “A futuro habrá quienes se unan en grupos ilegales para presionar el Estado y lograr cambios sustanciales; ya hay un antecedente que se está dando en este momento”.Vea el programa de distribución y formalización de tierras entre Gobierno y Farc.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad