Indignación nacional por crimen de Rosa Elvira Cely, ocurrido en Bogotá

Mayo 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

El funeral de Rosa Elvira Cely se llevó a cabo este jueves al mediodía. La mujer murió en una clínica de la capital del país, tras ser encontrada con graves heridas en el Parque Nacional.

Este jueves creció el rechazo e indignación por parte de usuarios de redes sociales, ciudadanos, políticos, defensores de mujeres, entre otros, frente al hecho violento que ocasionó la muerte a Rosa Elvira Cely, el pasado 23 de mayo, en el Parque Nacional de Bogotá.Sobre el mediodía se cumplió la velación de esta mujer, quien tenía 35 años de edad y trabajaba en una cafetería del Hospital Militar. Cely fue encontrada con signos de abuso sexual y ahorcamiento, golpes, heridas de arma blanca en la espalda y su cuerpo atravesado con un palo.Los hechos se encuentran en investigación para dar con al autor o autores de este caso, que conmovió a los ciudadanos por la brutalidad que lo caracterizó.De acuerdo con versiones de algunos amigos de la familia, el jueves de la semana pasada Rosa terminó su jornada laboral como vendedora, ya que tenía un puesto de dulces cerca al Hospital Militar. Ese día, la mujer le avisó a su jefe que se iría a tomar unos tragos, pero no le dijo con quién.La mujer fue a recoger a su hija al colegio Palermo, donde la menor, de trece años, cursa secundaria. Luego de dejarla en la casa se regresó a su sitio de trabajo y un hombre la recogió en una motocicleta. Sobre esta persona es que ahora recae la mayor sospecha del macabro crimen.El último lugar donde vieron con vida a Cely fue en inmediaciones del mencionado Parque Nacional de Bogotá. Allí, afirma la Policía de Bogotá, un indigente vio a la pareja discutir fuertemente, por lo que ahora el habitante de la calle es el único testigo con el que cuentan los investigadores para esclarecer el caso que tiene conmocionado al país.Otra de las pistas que tienen las autoridades es la grabación de la llamada que hizo Rosa Elvira a la línea de emergencia, donde avisaba que la estaban agrediendo. "¡Estoy en el Parque Nacional, me están violando, me están violando!", decía la mujer. Tras tomar el aviso se dio reporte a la Policía de Carabineros, cuya sede está en inmediaciones del Parque Nacional. Durante varias horas la estuvieron buscando con unidades del cuerpo de Bomberos, hasta que fue ubicada en un paraje boscoso, aún con vida.La escena no podía ser más desgarradora. La mujer tenía moretones en varias partes del cuerpo y había sido objeto de una práctica común en la época medieval. A Rosa le atravesaron un palo en su cuerpo que, sumado al resto de los vejámenes de los que fue víctima, le ocasionó el deceso.Luego de ser remitida al hospital Santa Clara, Rosa fue intervenida en dos oportunidades. No obstante, una infección en los órganos intestinales no pudo ser controlada por los galenos quienes hicieron su mejor esfuerzo por salvarle la vida.De acuerdo con el reporte del hospital en el que fue atendida, a la mujer "trataron de estrangularla, de asfixiarla, la golpearon, la hirieron, la violaron y finalmente, le ocasionaron daños en toda la parte intestinal y rectal, ocasionándole la muerte".El director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Diego Molano, condenó este tipo de acciones. "Nada justifica la agresión contra una mujer ni contra ningún ser humano. Pero la saña, la sevicia y la acción infame con la que se actuó contra doña Rosa Elvira Cely, es el acto más vil y reprochable de que tengamos noticia en mucho tiempo", consideró.Por otro lado, el defensor de derechos humanos y representante a la Cámara, Iván Cepeda Castro, repudió las graves agresiones sexuales de las que fue víctima Cely. Exigió a las autoridades investigar de manera inmediata y con total diligencia este terrible crimen.Para el congresista, "esta es una expresión evidente de que la violencia contra la mujer, tanto en el contexto del conflicto como en la vida cotidiana, sigue siendo lamentable y una práctica común. Es necesario que las autoridades actúen con rigor en estos casos de agresión sexual, como en los de las mujeres que han sido quemadas con ácido".Cepeda aseguró que en la siguiente legislatura buscará la aprobación, junto con la representante Ángela Robledo, del proyecto de ley que pretende armonizar la legislación interna con la normatividad internacional, y recoger las recomendaciones hechas en la materia por diferentes organismos de protección de derechos humanos, en especial, buscar tipificar la violencia sexual como crimen de lesa humanidad cuando se presenta de manera sistemática.Según José Luis Palacios López, coordinador de la Estrategia de Comunicaciones, de la Corporación de Investigación y Acción Social y Económica, Ciase, quienes también se enfocan en derechos humanos, afirmó que este hecho es repudiable y lo rechaza tajantemente.Es por eso que través de redes sociales, correos electrónicos y llamadas telefónicas están promoviendo la movilización que se llevará a cabo el 3 de junio a las 10:00 a.m. en el Parque Nacional de Bogotá, con el fin de protestar y hacer un llamado en contra de la violación y el maltrato de las mujeres en Colombia."Este domingo 3 de junio la movilización es para que tomemos conciencia de casos que deben enfrentar las mujeres a diario en espacios privados, en su trabajo, en las calles, etc., donde son atacadas con ácido a lo que se suma la inequidad salarial, desigualdad social", dice Palacios y agrega que en el caso de la señora Cely, López consideró que se dio "ineficiencia por parte de la Policía".Otra de las voces que se escuchó fue la del Defensor del Pueblo, Volmar Pérez, quien expresó su preocupación ante el incremento de los casos de violencia de género y pidió de la Fiscalía General de la Nación investigar y sancionar a los responsables de la muerte violenta de la señora Rosa Elvira Cely."Es urgente que las autoridades competentes implementen medidas inmediatas y eficaces para poner fin a los actos de violencia sexual contra las mujeres en el país, así como investigar y sancionar a los responsables de estos hechos", aseguró Pérez.Por su parte, el vicepresidente Angelino Garzón condenó enfáticamente el crimen cometido y lo calificó como un acto "horroroso y salvaje, al cual le debe caer todo el peso de la ley". Asimismo, valoró la unión que se ha creado entre la Policía Nacional y el CTI de la Fiscalía para ir al fondo de la investigación, capturar a los responsables y que los jueces los sancionen."Tenemos como sociedad que rechazar y condenar este acto de salvajismo, en este caso de una mujer que fue apuñalada, torturada y violentada. Es un acto de gente perversa", afirmó el funcionario y añadió que el gobierno valora y respalda la unión de la población de protestar contra la violencia de mujeres.Ángela Robledo, representante a la Cámara, rechazó también el crimen contra Cely y pidió que no quede en la impunidad. "No hay que olvidar que en Colombia cada hora son violadas dos mujeres"."Es inadmisible que un hecho de tal magnitud ocurra en pleno corazón de Bogotá", dijo Ángela Robledo, quien agregó que si esto ocurre en la capital cómo será la situación de miles de mujeres que viven en territorios como Córdoba, Antioquia, Putumayo y Chocó, regiones apartadas donde casi no llega la mano del Estado."Hemos llegado a unos límites de violencia contra las mujeres denigrantes, casi inimaginables, y ni qué decir de la violación como arma de guerra", afirmó Robledo.El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, dijo que las investigaciones avanzan con el fin de buscar al asesino de Rosa, para lo cual además ofrecieron $10 millones como recompensa a quien entregue información sobre el hecho. El oficial aseguró que ya tienen identificado a un hombre como el presunto responsable de la muerte de Cely.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad