Indignación en Tuluá por beca que el Inpec le concedió a un recluso

Indignación en Tuluá por beca que el Inpec le concedió a un recluso

Noviembre 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Indignación en Tuluá por beca que el Inpec le concedió a un recluso

El joven fue judicializado después del crimen que cometió en febrero del 2015.

El recluso que ganó una beca para iniciar estudios universitarios por su buen puntaje en Icfes, está preso por asesinar con arma blanca a un niño de 8 años.

Una beca otorgada por el Inpec a uno de los reclusos de la cárcel del Circuito Judicial de Tuluá, para que estudie la carrera que quiera, desató la indignación de una familia tulueña que fue víctima de este interno.

Se trata del joven Steven Aguirre Camargo, condenado a 30 años de prisión por los delitos de homicidio agravado y tentativa de homicidio, por los hechos ocurridos el pasado 2 de febrero, en donde este individuo, degolló al niño Juan David García, de 8 años y le propinó varias puñaladas al padre de la víctima, Hernán García.

Según el director de la cárcel de Tuluá, capitán (r) Gonzalo Rivera, este recluso de 19 años, hizo parte de un grupo de 23 internos más, que presentaron las pruebas del Icfes, entre los cuales ocupó el primer puesto con 353 puntos.

"Estamos muy complacidos por que los internos entienden que una de las maneras de lograr su resocialización es a través del estudio y aprovechamiento de los diferentes programas que les ofrece la institución”, manifestó el capitán Rivera.

De acuerdo con el funcionario, esta calificación lo ubica entre los 28 mejores bachilleres de toda Colombia dentro de la población carcelaria por lo que se hizo merecedor a una beca para que realice sus estudios superiores mientras cumple su condena.

Sin embargo, este reconocimiento causó indignación entre los familiares del niño asesinado hace nueve meses en el barrio La Bastilla de Tuluá.

[[nid:481699;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/11/padres-del-nino-juan-david-garcia-2.jpg;left;{Padres de menor asesinado en Tuluá.Foto: El País Tuluá}]]

"No podemos desconocer que todo preso en Colombia tiene derecho a un trato digno, a trabajar y a estudiar para redimir su pena, pero no se justifica que un asesino como este vaya a ser exaltado de esa manera cuando hay miles de bachilleres con mejores resultados en el Icfes y ellos no tienen prebendas ni beneficios”, manifestó indignado Hernán García Ramírez quien sobrevivió al ataque de Aguirre Camargo, lesiones de las cuales apenas se curó, sin embargo del daño moral y psicológico que les causó, a él, a su esposa y al resto de la familia, aún no se recuperan.

En el mismo sentido se pronunció Alfonso Parra, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio La Bastilla, quien dijo que en solidaridad con esta familia tulueña, en los próximos días se va a hacer una marcha o un plantón, para protestar por la decisión del Inpec de premiar al recluso.

"Lo que entendemos es que una persona que haya cometido un delito contra un menor de edad pierde todos los beneficios, por eso no me explico por qué razón le van a otorgar una beca a esta persona que tanto daño le hizo a una familia de nuestro barrio”, indicó el líder comunal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad