Indignación en Huasanó, Cauca, por muerte de un campesino durante protesta

Julio 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Indignación en Huasanó, Cauca, por muerte de un campesino durante protesta

Mauricio Largo, de 27 años, murió en extrañas circunstancias durante una protesta campesina en la vereda Huasanó del municipio de Caloto, Cauca.

Aunque el Ejército dice que Mauricio Largo murió en un cruce de disparos con las Farc, los campesinos aseguran que un soldado le disparó durante la protesta campesina adelantada en la vereda Huasanó, de Caloto, Cauca.

Aún no se esclarecen las circunstancias del asesinato de Mauricio Largo, un campesino de 27 años que murió en la vereda Huasanó, mientras se adelantaba una protesta de los habitantes del sector en la que se exigía la salida del Ejército de una finca. En el hecho, ocurrido en la tarde del pasado jueves, también resultaron tres personas heridas, las cuales fueron trasladadas al Hospital de Caloto. Carlos Barahona, médico de urgencias del centro asistencial, informó que al sitio llegaron "dos adultos jóvenes con traumas superficiales y uno con una fractura, posiblemente por proyectil de arma de fuego, en el hombro superior derecho, que fue remitido al hospital Susana López de Valencia en Popayán". La muerte de Mauricio Largo se dio luego de tres días de protestas en la parte alta de Huasanó, en el muncipio de Caloto, donde los campesinos han bloqueado la vía y se han enfrentado con el Esmad de la Policía, para exigir el retiro de las tropas del Ejército.Sobre las circunstancias del crimen hay versiones encontradas, pues la comunidad afirma que un soldado disparó durante la protesta y el Ejército asegura que el hecho fue resultado de un hostigamiento de las Farc desde la parte alta. Un campesino que acompañaba a Largo en el momento de su muerte contó que "hacia las 5:00 p.m. nos fuimos a sacar unos heridos que habían en la parte de arriba, porque decían que el Ejército estaba disparando. Yo iba subiendo con un compañero y con el muchacho al que mataron y entonces los soldados nos dijeron 'devuélvanse' a los madrazos, 'que se devuelvan estos perros' y luego nos quemaron los tiros en los pies". En ese momento, dijo el testigo, los tres corrieron a esconderse en un barranco, pero Largo alcanzó a gritar "a mí me dieron" y cayó de espaldas al piso. "Él no pudo seguir corriendo, dijo 'ya no paso porque a mí me dieron'. Le pegaron un tiro en las costillas, que le salió por la espalda".De acuerdo con el relato del hombre, que prefirió omitir su nombre, los soldados que presuntamente dispararon eran cuatro. "Ellos estaban en la parte de arriba, en el potrero, y nosotros íbamos subiendo a buscar a los otros heridos. Cuando el joven murió, la comunidad que venía sacando a los otros heridos nos ayudó a bajarlo". Aunque los habitantes de Huasanó aseguraron que en el transcurso del jueves no hubo hostigamientos de las Farc en los alrededores de la vereda, el general Jorge Humberto Jeréz, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, afirmó que "ayer sí hubo combates y la guerrilla disparó contra la población civil desde la parte alta, asesinó a un campesino y dejó otros dos heridos".Hacia las 11:00 a.m. de este viernes, el inspector de Policía de Caloto realizó el levantamiento del cuerpo de Mauricio Largo, el cual fue trasladado a Medicina Legal en Cali, junto con una comisión de la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía y tres familiares.Se espera que con la necropsia se pueda establecer si el proyectil que impactó al campesino corresponde con un fusil utilizado por la Fuerza Pública o por uno de la guerrilla de las Farc."Él no era guerrillero": Familia de campesino muerto en protestaDesde la parte externa de una tienda de la vereda de Huasanó, los familiares de Mauricio Largo velan su cadáver. Poco a poco llegan hasta esa pequeña vereda de Caloto cada uno de los nueve hermanos que tenía y que lo acompañarán durante su entierro. Mientras se realizaba el levantamiento del cuerpo, a Mauricio lo velaron durante casi 18 horas su esposa y su hija de 9 años, así como sus primas y sus padres. El entierro del campesino se llevará a cabo este fin de semana en el corregimiento de El Palo, como él mismo lo había pedido, con la colaboración de los campesinos de su vereda. Carlos, uno de sus vecinos, consoló al padre del joven y le afirmó que él no tendrá que encargarse de nada, que entre todos reunieron el dinero para el entierro y que, en este momento, debe estar con su familia.Sin embargo, no toda la familia alcanzará a estar reunida. Una de las hermanas explicó que otra, que vive en Costa Naya, "tiene que caminar doce horas y luego coger el transporte, pero no tiene nada de plata". La mujer no puede entender por qué sus padres tienen que velar a un hijo. Otra de las hermanas de Mauricio, Melba, se mostró indignada por los rumores que corren sobre el campesino. "Para mí es el colmo que digan que supuestamente fue guerrillero". Aclaró, enfáticamente, que su hermano no era un miembro de las Farc y que, aunque sabían que hacía parte de la protesta campesina que toda la semana ha mantenido bloqueada la vía entre Huasanó y el casco urbano de Caloto, "nunca creímos que le iba a pasar una cosa de esas".Mauricio Largo, de 27 años, trabajaba en una pequeña parcela de la vereda Venadillo, cercana a Huasanó. "Él vivía con su esposa y su hija, de 9 años. Hacía lo que le toca, bolear machete, azadón, era un muchacho muy trabajador", dijo Melba.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad