Indígenas invitan al presidente Santos al resguardo La María para continuar diálogo

Agosto 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Los líderes del norte del Cauca y el Ministro del Interior llegaron a un preacuerdo para seguir el diálogo.

Luego de una reunión en Popayán que duró seis horas, el ministro del Interior, Federico Renjifo, y los líderes indígenas del norte del Cauca llegaron a un preacuerdo para aliviar la crisis que se vive desde hace un mes entre la comunidad Nasa y el Gobierno en esta región.Jesus Chávez, representante del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), insistió en invitar al presidente Juan Manuel Santos para la reunión del próximo martes 14 de agosto, en el resguardo de La María, ubicado en la vía Panamericana, para “explicarle, entre otros puntos, el plan que tenemos para ejercer autoridad en los territorios”.Esa reunión entre indígenas y Gobierno, participará el Ministro del Interior. Entre tanto, ayer las partes “definieron reglas de juego para el desarrollo del diálogo en materia de voceros, apoyos técnicos y testigos del proceso”.Renjifo afirmó que el encuentro “sirvió para ver que hay una necesidad de diálogo y por eso la voluntad de ambas partes para avanzar en las propuestas”.Feliciano Valencia, de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin), explicó que “la idea es seguir insistiendo en el tema de la desmilitarización y por eso se abrirá un debate en torno a este punto para agotar todas la posibilidades de la propuesta”.Otro de los puntos a tratar, acordado por las partes, es el de los señalamientos de la Organizacion de Pueblos Indígenas del Cauca (Opic), las cuales, según Valencia “han provocado que las amenazas contra voceros indígenas se hayan agravad”.El propio Valencia, junto con el cordinador de la Guardia Indígena del Cric, Luis Acosta, han denunciado que la banda criminal Las ‘Águilas Negras’ entregaron un comunicado en el que los amenazaban de muerte. Al respecto de las amenazas, Renjifo dijo que el Gobierno le puede brindar seguridad a las personas en riesgo, pero “no las han aceptado porque los indígenas no quieren ni escoltas ni mucho menos armas cerca a ellos”.Entre tanto, mañana habrá una marcha pacífica en Popayán, donde se esperan se reunan más de mil indígenas para seguir pidiendo por el fin del conflicto en la región.Edith Milena Cabezas, secretaria de Gobierno del Cauca, afirmó que ya se ha conversado con los indígenas y “el compromiso es que no van a taponar las vías pricipales de la región”.Cabezas dio garantías de que la marcha será en paz y que la Gobernación del Cauca “demuestra con esto que quiere apoyar a solucionar la problemática del departamento”.En la negociación de ayer también participaron el representante en el país del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland; el coordinador de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (Mapp, de la OEA), Marcelo Álvarez; el superior de la Compañía de Jesús en Colombia, Francisco de Roux, y el defensor del Pueblo, Volmar Pérez.Escenario para negociar con las FarcEl gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, dijo desde Bogotá, que el departamento también se puede da u un diálogo de paz con las Farc.“El Gobierno puede hablar con las Farc el Cauca si así lo desea”. Ortega también aseguró que la posición de los indígenas para lograr un acuerdo no es radical “los indígenas manifestaron que no están en una posición radical frente al tema de la Fuerza Pública, sino que quieren que sea un complemento tanto de la Fuerza Pública como la autoridad indígena y que se les respete la autonomía”.Cabe recordar que la mesa de diálogo con los indígenas del Cauca se había suspendido desde el 27 de julio pasado, cuando los cabildos se declararon en asamblea permanente porque ese día no llegaron los representantes del Gobierno, por eso ayer fue la reanudación en Popayán de los reuiones.Terminó debate en el Congreso sobre situación en el CaucaEn la Comisión Primera del Senado de la República se adelantó un debate de control político dónde se analizó la difícil situación del Cauca y se plantearon acciones para mejorar la presencia del Estado en esa zona del país. Entre las estrategias está la inversión de $500 mil millones para la recuperación del departamento.El senador Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal, dijo que esos $500 mil millones son sólo el comienzo para jalonar otros recursos “pero el Cauca necesita un tratamiento diferencial. No pongan a competir a los alcaldes del Cauca por los recursos de la Nación porque esa zona está en guerra”.Además, agregó que “planeación vino a exponer algunas ideas pero yo le mandé un mensaje muy claro al director nacional de esa entidad, falta y falta mucho, él está citado a un debate en la plenaria y allí no voy a ser tan amable como fui en la comisión. Insisto, si se tomó la decisión de hacer la guerra en el Cauca se debe tomar la decisión de hacer presencia estatal y entender que cuando uno decide parte de su territorio para la guerra debe decidirlo también para la inversión y la presencia estatal”.Para el senador Juan Carlos Vélez, del partido de la U, “tiene que haber más inversión social en el Cauca, ese departamento ha sido descuidado, pero también debe garantizarse la presencia y la protección de la Fuerza Pública que es fundamental para garantizar la soberanía nacional y evitar que las Farc sigan usando esa zona del país como un corredor para sacar sus estupefacientes”.El congresista agregó que la Fuerza Pública debe estar presente en todos los centímetros del territorio nacional y que no pueden existir territorios vedados para las fuerzas estatales “yo estoy de acuerdo en que no se retiren de allí”Para el gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, “hoy se han abierto diálogos entre el Gobierno Nacional, el Ministro del Interior y las autoridades indígenas, diálogos que van a versar sobre los temas de economía territorialidad autonomía e inversión social yo espero que allí hayan acuerdos para poder normalizar la situación del departamento”.Así mismo, Ortega afirmó que en el Cauca se requiere que haya un examen tranquilo y sereno de los derechos de las comunidades indígenas de su autonomía y su territorio pero “también que ellos reconozcan que en un Estado en conflicto como el nuestro la fuerza pública debe operar coordinando su actuar con esas comunidades”.Por otra parte, el senador Luis Carlos Avellaneda del Polo Democrático,dijo que “planteamos que haya más presencia del Estado a través del desarrollo económico y social para quitarle el combustible que hoy tiene la guerra en ese departamento” . En ese sentido también afirmó que “hay una contradicción, por un lado alega el Gobierno la necesidad de tener presencia militar en todo el departamento, porque esa es una función constitucional de la fuerza pública y por otro lado lo que dicen las comunidades indígenas quienes también constitucionalmente tienen autonomía en el manejo de sus territorios, de manera que tenemos en tensión dos derechos establecidos constitucionalmente que hay que armonizarlos a través del diálogo y la concertación”.De la misma manera, agregó que la Fuerza Pública debería salir de los territorios caucanos “hemos visto una sentencia de la Corte constitucional dónde obliga a que el Gobierno Nacional retire de un territorio indígena una base militar, porque los resguardos indígenas son propiedad privada y allí no se puede meter el Ejército a menos que sea capaz concertar con las comunidades el ingreso a esos territorios”.Carlos Julio Bonilla, Crisanto Pizo y Carlos Julio Bonilla, elegidos a la Cámara por el departamento del Cauca harán parte de una comitiva de esa corporación legislativa que se desplazará este jueves a algunas regiones de ese departamento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad