Indígenas del Cauca dicen que defenderán sus territorios de las Farc

Marzo 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Popayán

Pobladores del norte del Cauca condenaron los ataques de la guerrilla.

Unos 9000 guardias indígenas del oriente y nororiente del Cauca estarían en capacidad de defender las cabeceras municipales, los cabildos y los territorios de los ataques de las Farc. Los voceros de estas comunidades señalaron que esta decisión es una respuesta a los grupos armados ilegales que hace cuatro días los contactaron en las montañas y les manifestaron que los hostigamientos y ataques no cesarán. Según Julio Díaz, uno de los comisionados, los jefes guerrilleros no fueron receptivos a sus demandas y manifestaron que seguirán con los ataques. Las recientes incursiones violentas en Caldono, Caloto y Corinto llevó a que los líderes indígenas fueran hasta donde los comandantes de las Farc. Para el líder de los municipios de Inzá y Belalcázar, Pedro José Quitumbo, allí han sido declaradas en alerta las comunidades ante versiones sobre presencia de grupos armados cerca de sus sitios de habitación y de trabajo.A juicio de Quitumbo, las guardias indígenas del Cauca, están dispuestas a prepararse para defender municipios como Caldono, Silvia, Jambaló, Toribío y a los corregimientos como Tacueyó, Pitayó, Pioyá, Pueblo Nuevo, Guambía y La Mina, entre otros.Desde el Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, su consejero mayor Elides Pechenè, expresó que "los indígenas siempre hemos demostrado ser amigos de la paz, pero si nos atacan y provocan no nos dejaremos, y ahí tenemos unos muchachos, hombres adultos y mujeres que conforman esa guardia que ya ha escrito muchas historias".A su turno, el consejero principal de la asociación de cabildos del norte del Cauca, con sede en Santander de Quilichao, Feliciano Valencia, manifestó que los ataques a niños y mujeres es algo demencial y cobarde que amerita defensas propias como la de que son capaces las guardias indígenas.Valencia condenó la destrucción de la escuela de Monterilla en el norte del Cauca, por parte del Ejército y la guerrilla hace un mes, durante un enfrentamiento que duró 50 minutos, y donde quedaron en medio de las balas varios niños, docentes y personal administrativo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad