Indígena que había sido condenado por violar a su hija fue dejado en libertad

Indígena que había sido condenado por violar a su hija fue dejado en libertad

Octubre 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Indígena que había sido condenado por violar a su hija fue dejado en libertad

Aunque el hombre fue condenado a 30 años en el 2008 por abusar sexualmente de su hija, este año fue dejado en libertad.

Aunque la justicia indígena lo condenó a 30 años de cárcel por abusar sexualmente de su hija, una decisión, al parecer del gobernador de un cabildo de Morales, Cauca, le permitió quedar en libertad.

En libertad quedó un indígena que abusó sexualmente de su hija, a pesar de que había sido condenado a 30 años de cárcel por la justicia de su cabildo, en Morales, Cauca. El hecho se registró en el 2008 en el cabildo La Bonanza. Miriam Fernández Sánchez, madre de la menor, contó que su hija quedó embarazada producto de la violación y que su exesposo asesinó a la bebé."Cuando estaba en la casa, aprovechó que la mamá fue a la cocina para agarrar a la bebé y estrangularla. Cuando regresó la madre, ya estaba muerta. Eso fue ese mismo año", sostuvo Miriam. Las autoridades de su comunidad conocieron el caso y, luego de evaluarlo bajo la legislación especial indígena, decidieron condenar al autor de este aberrante acto a 30 años de prisión, solamente por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años. Sin embargo, aunque el hombre se encontraba cumpliendo condena en la cárcel San Isidro de Popayán, sorpresivamente fue dejado en libertad, supuestamente por decisión del actual Gobernador del Cabildo La Bonanza."De esos 30 años, solo pagó cuatro. Ese señor ahora está en libertad, después de abusar de mi hija y de matar a la bebé. Además, estoy amenazada por él porque lo denuncié ante las autoridades del cabildo; pero eso no es todo, ahora soy rechazada por denunciar este caso, no solo ante mis mayores, sino ante la justicia ordinaria", dijo la mujer. El caso de Miriam tiene conmocionados a los nativos de esta comunidad, quienes se preguntan por qué alguien que le ha hecho tanto mal a una persona, puede estar libre. "En ese proceso establecieron que mi excompañero sentimental sí era el padre de la bebé asesinada. Esto último gracias a una valoración hecha por Medicina Legal. ¿Entonces qué pasó? ¿qué hicieron para que saliera tan rápido?", se pregunta esta mujer indígena de 35 años de edad, quien confió en la legislación especial de su comunidad, pero que ahora decidió recurrir a la jurisdicción ordinaria.Sobre este caso, Diana Perafán, quien coordina un proyecto sobre prevención y sanción del abuso sexual en las comunidades indígenas, decidió acompañarla en las diligencias para realizar una concordancia jurisdiccional entre la legislación indígena y la Ley ordinaria y, de esta forma, impedir que este caso quede en la impunidad. "Esta persona no solo debe ser condenada por el abuso sexual que cometió, sino por el delito de homicidio agravado premeditado y demás punibles relacionados con este hecho. Esta es la lucha que vamos a librar ante las autoridades del cabildo La Bonanza, ya que anteriores gobernadores ratificaron la decisión de la Asamblea sobre el primer delito, más no reconocieron responsabilidades en la muerte de la recién nacida", afirmó Perafán.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad