Incremento de pandillas juveniles es tema de preocupación en Cali

Junio 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En un foro de seguridad se habló de la preocupación por la participación de jóvenes en bandas delincuenciales y pandillas.

Mejorar las políticas públicas en los trabajos con los jóvenes fue una de las recomendaciones que diferentes autoridades realizaron el viernes pasado en el Foro de Seguridad Ciudadana y Convivencia Pacífica, realizado en Cali.Para los participantes de este encuentro, el incremento de las pandillas y bandas delincuenciales en el país y en especial en Cali, en los que están involucrados menores de edad, sigue siendo motivo de preocupación que hay que atender de manera urgente.Y es que en los últimos 20 años, según se reveló en el foro, la capital del Valle registra un 1300 % en crecimiento de estos grupos de jóvenes, en su mayoría en el oriente de la ciudad.Wilson Ruiz, magistrado de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, explicó que esta situación es muy grave, pues anualmente el crecimiento de pandillas en Cali es del 20 %, lo que genera una sensación de inseguridad en la sociedad.“Pero este problema se da por la falta de políticas públicas, por la falta de oportunidades. Entonces una de las recomendaciones que se le hace al Gobierno Nacional y a las administraciones locales es pensar en mejorar en la parte social, para empezar a sacar a los jóvenes de este flagelo que se está presentando”, dijo Ruiz. El magistrado del Consejo Superior de la Judicatura planteó también que “estos trabajos sociales con los jóvenes ayudarán a que se acabe el juego en el que están en muchas ciudades con los menores infractores, que son detenidos y llevados a un centro de formación, de donde pocas veces salen con otra mentalidad de cambio, pues vuelven a sus barrios y no ven otra oportunidad que la de delinquir”.En Cali, según la Personería Municipal, hay 137 pandillas y por lo menos 2200 jóvenes son los que las integran. Muchos de estos grupos son contratados por grupos armados ilegales al servicio del narcotráfico. El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien también participó del Foro de Seguridad Ciudadana y Convivencia Pacífica, afirmó que una de las soluciones para terminar con las preocupaciones que existen con los menores de edad involucrados en este tipo de grupos, es garantizar la educación de cada unos de los niños para que se mantengan lejos de la tentación de las pandillas.“Conozco de cerca la situación de Cali, he recorrido las calles de varios de los barrios con más índices de violencia y criminalidad y por eso sé de lo que estoy hablando. La apuesta grande que se tiene que hacer en todo el país está direccionada a los jóvenes”, dijo el ministro Pinzón.Por su parte, el contralor de Cali, Gilberto Hernán Zapata Bonilla, expresó que el encuentro es importante porque participaron las diferentes autoridades que manejan los temas de seguridad ciudadana y además porque fueron escuchados por varios de los jóvenes, que les pidieron compromiso y un poco de cumplimiento en las soluciones que cada uno entregó sobre las diferentes problemáticas en la ciudad y el país.Más del encuentroEn el foro también participó el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, quien habló sobre la violencia en el país y las formas en las que se puede tener ciudades en paz.“El camino es largo, pero hay que trabajar para que en todo el territorio se acabe toda forma de violencia, empezando desde cada unas de las familias”, dijo Garzón.En el evento también estuvo Laura Emilse Marulanda, auditora general de la República, con una ponencia sobre el papel de los órganos de control fiscal en el posconflicto. Así como María Claudia Rojas, presidente del Consejo de Estado, entre otras personalidades del país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad