Impunidad agudiza violencia en Venezuela

Febrero 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso I Especial para El País

Aunque se ha señalado a la pobreza como la causa de la criminalidad, expertos piden acciones más fuertes para aplicar la justicia.

Dos personas murieron cada hora en Venezuela durante el 2011. Así lo revelan las cifras del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que indican que a lo largo del año pasado 18.850 ciudadanos fueron asesinados.Los números que maneja la policía judicial representan un nuevo récord para un país que se sitúa entre los seis más violentos del mundo, según la Declaración de Ginebra. La cifra del 2011 supera los 14.500 que ocurrieron en 2010. Las estadísticas son tan contundentes que el año pasado el ministro del Interior y Justicia, Tareck El Aissami, reconoció que “no hemos logrado disminuir los homicidios, pues se ha contenido ese delito (…) No hemos podido romper ese piso duro de 48 muertes por cada 100.000 habitantes, una tasa muy alta”.El presidente Hugo Chávez, al comparecer ante el Parlamento el pasado 15 de enero, reveló que su Gobierno lanzará una misión para acatar el problema. Sin embargo, dos semanas después de realizado el anuncio todavía se desconocen los detalles de la iniciativa y en qué se diferenciará de las 18 anteriores que ha puesto en marcha su administración desde 1999.Expertos en seguridad critican que las pocas investigaciones para detener a los culpables de los homicidios han sido el mayor motor de la impunidad en Venezuela.Más funcionariosEn Venezuela, de acuerdo con cifras oficiales, unos 1.500 fiscales y 900 jueces penales debieron conocer 700.000 denuncias de delitos en 2010. Asimismo, la policía judicial cuenta con 6.000 agentes en todo el país.“El Cicpc, que en un momento llegó a ser comparado con el FBI de Estados Unidos, debe ser repotenciado para poder hallar a los autores de todos los crímenes. Debería tener al menos 30.000 efectivos”, dijo el abogado penalista José Luis Tamayo, miembro de la organización Justicia y Proceso, que se encarga de evaluar al Poder Judicial.En 2011 la policía judicial apenas logró apresar 1.601 personas sospechosas por el delito de homicidio, tal y como reconoció su director, comisario José Humberto Ramírez.Tamayo explicó que “cada fiscal conoce unos 500 expedientes y cada juez unos 2.000 casos. En Caracas, que es la zona donde más delitos se cometen, apenas hay 30 tribunales de juicio, cuando debería haber al menos 90. Esta situación contribuye a la impunidad”.¿La pobreza?Se ha dicho que la causa de la criminalidad en Venezuela es la pobreza. No obstante, organizaciones internacionales como las Naciones Unidas reconocen que los programas sociales del gobierno de Chávez han permitido que el número de indigentes o de personas en situación de necesidad disminuyan significativamente en la última década.Tamayo sostuvo esa tesis y agregó que “la violencia en Venezuela es un problema multifactorial”.El experto señaló que “el discurso guerrerista del presidente y de sus subalternos” ha agudizado más esta situación y hace que “problemas tan simples como un accidente de tráfico se resuelvan a tiros”.Sin embargo, Tamayo también atribuye el grueso de la responsabilidad a la incapacidad de las autoridades para sancionar los crímenes.“La impunidad promueve la violencia. Si los delincuentes saben que no los van a castigar, pues eso es una invitación a seguir delinquiendo”, afirmó el penalista, quien recordó que el Ministerio Público ha reconocido que apenas seis de cada 100 casos de los que recibe son investigados y llevados ante un juez.Violencia en la fronteraEl 8 de enero se registró la quinta masacre que involucraba colombianos en la frontera entre Colombia y Venezuela.El último hecho se reportó en el estado venezolano de Táchira, donde cuatro personas fueron asesinadas, entre ellas dos colombianos. Las masacres, que se presentan desde mayo del 2011, han sido atribuidas a una guerra entre las bacrim ‘Los Rastrojos’ y ‘Los Urabeños’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad